¿Es la violencia sexual contra las niñas una pandemia?

Mayo 10, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Agencia EFE
Corina Villalta

Corina Villalta de Plan Internacional para Latinoamérica participó en el V Foro Mundial de la Red Global de Religiones a Favor de la Niñez en Panamá.

Agencia EFE

“Cada año 150 millones de niñas sufren violencia sexual en el mundo, esta es una cifra alarmante, estamos hablando casi de una pandemia que requiere que tengamos una urgencia para actuar”, explica la directora para Latinoamérica de la ONG Plan International, Corina Villalta, al dirigirse a los participantes del foro mundial ecuménico por la niñez.

El V Foro Mundial de la Red Global de Religiones a Favor de la Niñez (GNRC, por sus siglas en inglés), que se inició este martes y concluye mañana, reúne en Panamá a unos 400 participantes de iglesias, organismos internacionales, jóvenes y gobiernos que propondrán medidas para acabar con todo tipo de violencia contra los niños.

Gracias a los expertos “entendemos mejor ahora que el silencio después de una acción de violencia sexual contra una niña, o contra un niño, es lo peor que puede pasarle (...), quizás hasta peor que el acto mismo de ser violentado porque, el no poder hablar, acarrea un trauma que va a tener una consecuencia por el resto de su vida” apuntó.

Acotó que en América Latina “el embarazo prematuro en niñas de 12 a 13 años ha ido aumentando y también los matrimonios forzados” y denunció que esa práctica “todavía sigue existiendo en nuestro continente en zonas rurales”.

Lea aquí: 'Una menor fue herida en Tuluá tras oponerse a presunto abuso sexual'.

“Entre 11 % y 20 % de las niñas que tienen menos de 15 años están sufriendo este tipo de situación de violencia sexual y de matrimonios forzados”, apuntó.

Villalta declaró que la situación de violencia, especialmente sexual, contra niños y niñas en el mundo es “muy grave”, sobretodo contra las segundas, “que desproporcionadamente son afectadas”.

“Particularmente cuando están sometidas al abuso o a la explotación sexual, algo que nos llama profundamente la atención es que muchas de las situaciones en las que sufren violencia sexual se da en el entorno familiar, donde el tío, el primo, el padrastro están siendo generalmente los perpetradores de esta situación", expuso.

Plan “está profundamente comprometido en este proceso”, aseguró Villalta, quien acotó que “hay dos cosas fundamentales: uno, que tenemos que saber que este no es un problema pequeño, es de una magnitud tan grande que tiene visos de una pandemia. Y, el segundo, que hay que romper el silencio”.

Lea también: 'A la cárcel, sindicados en el caso de Sarita'.

“Muchas de estas situaciones pasan y las niñas por temor, por amenazas, por sentirse vulnerables, no hablan, no están diciendo lo que les está pasando”, recalcó.

Alertó que está aumentando el número de embarazos forzados y “son cada vez más jóvenes, de 13, 12 y hasta de 11 años” y esta situación “es un escándalo, esto no puede continuar", por lo que dijo que "esta injusticia” requiere de acciones desde la familia, las iglesias, el Estado y las organizaciones no gubernamentales.

“Tenemos que tomar acción para proteger, para educar, para informar y para dar el apoyo para cuando ya la situación ha sucedido y las víctimas se ven tan afectadas que requieren un apoyo de la sociedad”, agregó la directora de Plan.

Rechazó “la estigmatización, el aislamiento, el dejarles vivir solos una situación que les está atormentado profundamente”.

Villalta dijo que la raíz de esta violencia es “un problema bien complejo”.
En Plan “hemos llegado a la conclusión de que hay algunas normas culturales que han privilegiado que los hombres sientan que tienen el poder, el control sobre la sexualidad de una niña, de una mujer, hay que llamar a esto por su nombre, hay una relación de desbalance, patriarcal, que se ha reproducido por cientos de años”.

“Es momento de rescatar las voces de las niñas y decir basta, esto no es tolerable, que los varones recuperen una masculinidad positiva”, por sus cualidades y virtudes, no “porque puede ejercer poder, o puede manipular o puede controlar” a una mujer, sentenció.

Colombia

El año pasado en Colombia, el Instituto de Medicina Legal practicó 17.908 exámenes médico legales por presunto delito sexual a menores de edad. El 84,2% de las víctimas eran niñas.

Lea aquí: 'Este año se han recibido 2500 denuncias por abuso sexual contra menores: Icbf'.

La mayor parte de los casos se concentraron en las edades comprendidas de los 10 a los 14 años de edad, con 8278 casos. Luego están los menores de 5 a 9 años.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad