Envían a prisión a los hermanos Peñaranda por el secuestro de Daniela Mora

Junio 20, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co|Colprensa

En la audiencia se dio a conocer que el aparecer Diego Mora, padre de la menor y director de la Unidad Nacional de Protección, UNP, pagó para que la menor fuera dejada en libertad.

Un juez de Cúcuta envió a prisión a lo hermanos señalados por el secuestro de Daniela Mora, hija del director de la Unidad Nacional de protección (UNP), Diego Mora. 

La Fiscalía les imputó cargos por los delitos de secuestro extorsivo agravado y porte ilegal de armas. Ninguno de los capturados aceptó los cargos. Sus familiares alegan que la acusación es un montaje "un falso positivo".

En la audiencia la Fiscalía afirmó que existe una tercera persona involucrada dentro de la investigación y sería el intermediario que llevó el pagó a los secuestradores para que la niña fuera liberada.

Lea también: Así fue la liberación de Daniela Mora, hija del Director de la UNP

Información a la que el general Rodolfo Palomino, director de la Policía Nacional, aseguró que la institución no tiene conocimiento. 

"Yo estoy aquí en Bogotá, no estoy en la audiencia. Allá supongo se expondrán todos los elementos probatorios pero sobre eso no tengo ninguna información", dijo el oficial, en declaración a Blu Radio. 

Los hermanos Peñaranda Peñaranda, quienes fueron capturados en operativo conjunto realizado por la Fiscalía y la Policía, fueron trasladados a la cárcel Modelo de la capital nortesantandereana. 

Así fue el secuestro Daniela Mora fue secuestrada la tarde del jueves 4 de junio, cuando salía de un instituto de enseñanza de matemáticas y español, a través de un método japonés, ubicado en el barrio Ceiba II de Cúcuta. 

Como de costumbre, el conductor de la familia Mora llegó a recoger a la menor en el centro de enseñanza.

Sin embargo, en las cámaras de seguridad del sector quedó grabado el momento en el que un hombre de contextura gruesa, que había rondado el lugar una hora antes, se acercó al carro y 13 minutos después, cuando la menor salió del instituto y se montó al vehículo, se marchó con ella y el conductor. 

Por ahora, es materia de investigación qué pasó en esos 13 minutos que trascurrieron antes de que la niña abordara el carro, marca Toyota Corolla, de color blanco. 

A través de la señal del GPS del celular de Daniela, las autoridades siguieron su rastro hasta el municipio de San Cayetano. 

El sábado 6 de junio, la menor fue dejada en libertad, tras la presión de las autoridades. La niña se reencontró ese día con su papá en Cornejo, cerca de las 3:00 de la tarde. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad