Encuentran cuerpos de dos menores en Buenaventura con señales de tortura

Marzo 19, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Buenaventura

Los jóvenes, de 13 y 16 años, habían salido de sus casas el martes. Un pescador encontró los cadáveres en la madrugada de este miércoles.

Dos jóvenes menores de edad fueron encontrados muertos en la madrugada de este miércoles en Buenaventura con señales de tortura en sus cuerpos. 

Los hechos se presentaron en la invasión Los Ángeles, ubicada en la comuna 6, donde fueron hallados los cuerpos de los menores de 13 y 16.

Las dos nuevas víctimas de la violencia que se vive en el puerto fueron José Marcelino Ledesma Zúñiga, de 13 años, y Eliecer Medina de 16, ambos salieron de sus viviendas el día martes y en la madrugada de este miércoles fueron hallados sin vida en un estero del barrio Los ángeles, en la comuna 6 del puerto.

Un pescador de la zona cuando llegaba de su faena, les avisó a las madres de los jóvenes, las autoridades llegaron minutos después para realizar el levantamiento.

“Mi hijo estaba tirado boca arriba con los ojos abiertos, tenía las manos amarradas y como ocho puñaladas”, aseguró la madre de José Marcelino, quien en medio de la tristeza cuenta que aún no sabe por qué le quitaron la vida a su hijo.

Por otra parte, la madre de Eliécer, dijo que “la situación está muy difícil aca, porque mire que ya están matando a los niños”.

Ambos jóvenes le habían dicho a sus familiares que saldrían un rato, pero al ver que no llegaban la preocupación se apoderó de ellos.

Cuenta la madre de uno de los jóvenes, que a pesar de que su hijo había decidido no entrar a estudiar este año “él quería hacer las vueltas para entrar a prestar servicio como sus hermanos”.

El comandante de la policía, coronel Marcelo Russi, explicó que “se están recopilando los elementos probatorios y todos los datos necesarios para dar con el paradero de las personas que cometieron este hecho”.

Eliécer y José Marcelino fueron hallados a unos 300 metros de un estero ubicado cerca del barrio Los Ángeles, lugar donde residían hace varios años.

La familia de uno de ellos anteriormente residía en el barrio San Luis, donde habían tenido que salir huyendo de la violencia, sin pensar que años más tarde, perdieran un ser querido donde se suponían que encontrarían más tranquilidad.

Los moradores del sector no salen del asombro por lo sucedido, pues no es común que se registren este tipo de hechos en este barrio considerado como una zona de invasión.

La familia realiza los trámites necesarios ante medicina legal para reclamar los cuerpos de los menores.

A través de un comunicado, el personero de Buenaventura, Álvaro Martán Abonce, repudió el hecho, además solicitó a la Secretaría de Gobierno que le presten apoyo a las familias de Eliecer y Marcelino, para los gastos funerarios, debido a que son personas de muy bajos recursos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad