“En Valle del Lili hay una deuda en seguridad”: Jhon Arley Murillo, director regional del Icbf

Agosto 23, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“En Valle del Lili hay una deuda en seguridad”: Jhon Arley Murillo, director regional del Icbf

Jhon Arley Murillo, director regional del Icbf.

Tras la nueva fuga del centro de reclusión, el Director del Icbf en el Valle del Cauca dice que su entidad está prácticamente sola en el manejo.

¿Qué fue realmente lo que ocurrió en esta nueva fuga?27 jóvenes salen de sus habitaciones logrando quitarle la llave al educador encargado de ellos cuando estaban siendo conducidos a sus dormitorios; arman desorden por todo el centro y se da el llamado a la Policía. La autoridad inicialmente controla los hechos, pero cuando van a verificar, seis de los muchachos habían subido una garita de vigilancia y saltado el muro perimetral . En esa garita estaban ubicados un par de policías que bajaron para ayudar a controlar la refriega.Hace exactamente un año se habían escapado 158 menores en la mayor fuga masiva en la historia del centro, ¿no es este un gran descuido teniendo en cuenta los antecedentes?El Icbf ya había alertado a la Policía, como encargada de la seguridad, porque creíamos que el aniversario de esa fuga podía generar desordenes. La semana pasada enviamos un oficio. Creemos que se habían podido tomar más medidas.¿El Icbf está solo en el control de Valle del Lili?Creo que la Policía ha mejorado mucho, pero falta más. Tenemos 350 menores y sería pertinente contar con más apoyo: ahora tenemos ocho agentes.Cuando nos referimos a soledad, nos hablamos del apoyo de Alcaldía y Gobernación...Al respecto, estamos prácticamente sólos. Hace tres años yo diseñé un proyecto que iba a financiarse entre Icbf, Alcaldía y Gobernación. La Alcaldía dio $1.000 millones con los cuales hicimos parte del módulo de las niñas, Icbf financió el resto y la Gobernación, que debía comprar concertinas (alambres de púas), cámaras de seguridad y lámparas, incumplió. En Valle del Lili hay una deuda en temas de seguridad. ¿Para el Icbf habría sido imposible asumir esos incumplimientos?Sí, porque los recursos que teníamos los usamos ampliando cupos. Cada cupo le vale al Icbf, mensualmente, $1.300.000. En una escala de 1 a 10, ¿en cuánto está seguridad de Valle del Lili?No me atrevería a calificar. No quiero entrar en una competencia que no es del Icbf, porque eso compete a la Policía. Lo que diría es que falta por ajustar temas, más apoyo.Entre eso que falta, ¿qué es lo más elemental, lo más urgente?Cámaras de seguridad, una mejor iluminación nocturna, reforzar con alambres de púas algunos espacios. Ante la evidencia de los problemas, se está dedicando más tiempo en el tema de seguridad que en el tema de la reeducación de los menores...Hemos dado resultados en reeducación, pero sí, el esfuerzo que necesita la seguridad nos demanda el tiempo de la reeducación.El manejo del Centro continúa en manos de los Terciarios Capuchinos, ¿por qué insistir con ellos?En este momento hay un contrato que termina en diciembre de 2013. Ya les impusimos una multa de cien millones por la fuga de hace un año; hay otra investigación por otra evasión y el hecho del martes se incluirá. Dependiendo de la investigación, si hay necesidad, debemos buscar alternativas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad