“En un mes se tienen que ver cambios en Toribío”, general Miguel Pérez

“En un mes se tienen que ver cambios en Toribío”, general Miguel Pérez

Julio 20, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Laura Marcela Hincapié, Reportera de El País.

El general Miguel Pérez, quien abandona el mando de la Tercera División, pidió no estigmatizar a los indígenas.

A pocos días de entregar su cargo como comandante de la Tercera División del Ejército, el general Miguel Ernesto Pérez habló con El País de su gestión frente a la guerra que vive el Cauca. Insistió en que su salida no se debe a los recientes hechos. El alto oficial aseguró que el nuevo Comando Conjunto del Suroccidente le dará un alivio a esta zona.Su salida de la Tercera División del Ejército se anuncia en medio del caos que vive el Cauca por los ataques de las Farc y los enfrentamientos entre la Fuerza Pública y los indígenas, ¿estos hechos le costaron su cargo?No, simplemente hay una reorganización de las unidades. Se creó un Comando Conjunto del Suroccidente, parecido al Comando Conjunto del Pacífico -ya desactivado-, que va a manejar el territorio junto con la Armada N acional, la Fuerza Aérea y el Ejército. Eso trae cambios en las unidades y en los comandantes, por eso yo salgo de la Tercera División para el Estado Mayor a reemplazar al general (Leonardo) Barrero, quien dirigirá el nuevo comando conjunto. Pero uno pensaría que si hay cambios dentro de la Tercera División es porque hubo fallas...No, tenemos una estrategia de largo aliento que, por el contrario, va rápido porque la Fuerza de Tarea Apolo está llegando a las áreas base de los guerrilleros y muestra de eso es lo que ha ocurrido en este cerro de Toribío, donde no había tropa hace años, pues escasamente estábamos en el casco urbano. Pero ahora entramos en el corazón de las Farc y eso genera una ficción fuerte, pues aparentemente nadie conocía la magnitud del problema. Lo que estamos viviendo ahora es una problemática indígena que termina aumentando el impacto en la zona y lo ocurrido en Toribío es parte del avance hacia los terroristas. Los estamos sacando de esas madrigueras donde estaban tranquilos con todo el acceso a la población y el manejo de masas, pues no había Fuerza Pública. Esa frase de que están llegando a las madrigueras de los terroristas se ha escuchado desde hace mucho tiempo, sin embargo la guerra en el Cauca no cesa... En parte tiene sentido lo que usted dice, pero hay que explicar que la estrategia Espada de Honor está centrada en las áreas bases, por lo cual se organizan los esfuerzos y se constituyen unas unidades especiales sólo direccionadas a estas zonas. Antes se habían hecho operaciones generales, pero no se tenía una unidad específica. Todo esto va acompañado de un impacto social y de una presencia de otros entes del Estado porque el problema del Cauca es una situación histórica que no se soluciona sólo con Fuerza Pública, hay elementos sociales y de infraestructura para dar acceso a salud y a otros temas que anunció el Presidente. Esos trabajos se verán inmediatamente, yo diría que en menos de un mes o mes y medio se tienen que ver los cambios en Toribío. La Fuerza de Tarea Apolo se anunció como la gran estrategia para enfrentar el conflicto en el Cauca, ahora se crea un nuevo comando conjunto con el mismo objetivo, pero parece que estas medidas se quedan en meras promesas... Lo que pasa es que queremos reforzar la estrategia porque ahora hay un nuevo componente que entra a jugar dentro del ajedrez de este campo de batalla que es el impacto social de las comunidades indígenas, que de alguna manera afecta lo que se está haciendo y por eso tiene que ser atendido desde varios ángulos. Estamos recibiendo una inyección importante de tropas, llegará una brigada móvil completa con cuatro unidades y dos batallones territoriales para asentarse en varios sitios. Todo esto tiene un impacto de equilibrio de fuerza porque tendremos la tropa suficiente para desarrollar operaciones donde antes no se podía, debido a la falta de recursos. El Ejército dice que mantendrá su presencia en el Cauca, sin embargo los indígenas insisten en sacarlos de su territorio. ¿Cómo llegar a un acuerdo definitivo para evitar futuros enfrentamientos?No todas las personas quieren que los militares se vayan, esta semana algunas organizaciones indígenas se pronunciaron en contra de lo ocurrido en Toribío. La Acin (Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca), que pertenece al Cric, es la que está generando esta dinámica de rechazo. En Toribío muchos habitantes quieren que las Fuerzas Militares sigan en la zona y eso es lo que haremos. Lo que vimos en la cara del sargento García y en el resto de la tropa es una demostración de todo lo que están dispuestos a sacrificar nuestros soldados para respetar los Derechos Humanos. ¿No se siente frustrado por dejar al Cauca en este momento tan crítico?Hay que desarrollar unas fases de la operación, esta fue una fase de un desgaste grande porque había que implementar las fuerzas de tarea, ponerlas a funcionar y darles la dinámica y el motor para arrancarlas. Le digo que la Fuerza de Tarea Apolo es una de las más aceleradas que tenemos y eso genera este tipo de impacto. Estamos actuando y cerrando los corredores del narcotráfico, pero vendrán otros combates, seguramente mucho más fuertes, sin embargo con una acción integral de la Fuerza Pública y un apoyo de la población civil yo sé que se va a lograr que las estructuras de las Farc salgan de la zona. ¿Usted qué le quedó debiendo al Cauca?Yo tengo claro que esto es un proceso que no se va a acabar en un año, se trata de algo de unos tres o cuatro años, tal vez más. Pero este departamento lleva más de 50 años esperando...Es que el Cauca tiene una situación de violencia histórica, pero esperamos que esta presencia de fuerza se quede y haga la diferencia. Las fuerzas de tarea están diseñadas para neutralizar a las Farc. ¿Usted que ha estado en esta zona cómo ve la supuesta relación entre el movimiento indígena y las Farc? De eso se encargarán las autoridades judiciales, pero quiero decir que no todas las organizaciones indígenas tienen niveles de penetración de la guerrilla, obviamente en un lugar donde la mayoría de la gente es indígena pues algunos estarán vinculados. De acuerdo a los procesos de judicialización que tenemos de personas relacionadas con la guerrilla, se puede decir que un 80% es indígena, pero esas son responsabilidades individuales y no por eso se debe estigmatizar a las organizaciones. Hay quienes sostienen que parte de lo ocurrido esta semana se debe a que las Fuerzas Militares no han sabido ganarse a los indígenas...Eso tiene otra connotación, pues se han mostrado evidencias, como lo visto en el computador de ‘Pacho Chino’, de que la guerrilla quiere poner a la comunidad en contra de la Fuerza Pública.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad