“En tres años el Cauca se verá diferente”, general Barrero

“En tres años el Cauca se verá diferente”, general Barrero

Septiembre 24, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Laura Marcela Hincapié S. | Reportera de El País
“En tres años el Cauca se verá diferente”,  general Barrero

General Leonardo Barrero

El saliente comandante de la Tercera División del Ejército, general Leonardo Barrero, habló con El País del balance y los desafíos que deja en la región.

El pasado viernes, durante su último día como comandante de la Tercera División del Ejército, el general Leonardo Barrero Gordillo -quien fue reemplazado por el general Miguel Ernesto Pérez- declaró a El País que se va optimista frente al trabajo que adelantan las Fuerzas Militares en el Cauca. Insistió en que en un plazo de tres años el departamento va a renacer. Hoy es su último día como comandante de la Tercera División, ¿cuál es el balance que deja en el Cauca?Yo estoy en el departamento desde el 2006, cuando fui comandante de la Brigada 29. Además, en al año 98 estuve en el Batallón Pichincha. En esa época había ataques contra la propiedad privada, destrucción de fincas, bloqueo en las vías; pero estos hechos no se presentan hace más de dos años. El panorama comercial del Cauca ha cambiado; estamos adelantando un programa de consolidación en el que se han invertido $12.000 millones. En municipios como Argelia los campesinos han erradicado unas 800 hectáreas de coca. Antes los indígenas nos obligaban a irnos y destruían nuestras trincheras, hoy la relación ha cambiado. Hay más confianza. Pero aún hay comunidades indígenas que exigen la salida de las Fuerzas Militares de su territorio, pues denuncian que las han involucrado en el conflicto armado...Lo que pasa es que hay zonas que tienen un problema generacional. Hay familias de guerrilleros que están presentes desde hace más de 20 años y apoyan la producción de cultivos de marihuana y la presencia de laboratorios. Es claro que las Fuerzas Militares pueden pisar cualquier territorio del país, pero hemos respetado las reglas de las comunidades indígenas. Incluso, creo que hemos tenido más problemas con campesinos que están relacionados con las Farc. ¿Usted cree que la población del Cauca es, en parte, responsable de que la guerrilla esté arraigada en la zona? Yo no digo que las comunidades, en este caso las indígenas, hayan permitido la presencia de la guerrilla. Lo que pienso es que las Farc, con el poder de las armas, han impuesto su presencia, pero el balance ha ido cambiando. Soy testigo de que hay indígenas que han rescatado secuestrados, erradicado minería ilegal y destruido cultivos ilícitos, pues hoy les estamos brindando muchas oportunidades de producción agrícola y desarrollo rural. A pesar de esos avances, pareciera que el Cauca es inmune a todas las acciones de la Fuerza Pública. Aunque hubo unos días de aparente calma, se han registrado nuevos ataques en varios municipios...Esos ataques terroristas se seguirán presentando, pero son desafíos que se superan. Fíjese que en el 2006 era casi imposible transitar por la vía Panamericana, había bloqueos, retenes ilegales, tomas en los pueblos, voladuras de torres de energía; pero eso ya no se ve... Pero sí se ven chivas -bomba y granadas artesanales que acaban con la vida de decenas de civiles y uniformados...Sí, pero por eso le digo que los ataques existen y seguirán existiendo. Lo que quiero explicarle es que tarde o temprano, en la medida en que se fortalezca esa confianza con la población, se van a ver los cambios y la gente va ir apoyando cada vez más a la Fuerza Pública. Yo soy optimista en que las cosas están cambiando, sólo se necesita tiempo, pues una guerra de 40 años no se puede solucionar en ocho días. Créame que a la vuelta de tres años el Cauca estará diferente, porque ya hay gente con plata en el bolsillo y menos campesinos cultivando coca.Entonces, ¿no se va con la sensación de que en el Cauca se está perdiendo la guerra? No, lo que se ha hecho aquí es producto de un trabajo de más de cuatro años y yo soy un buen referente para decirlo, pues llevo más de seis años en la zona. Lo curioso es que el ambiente que se vive en la región es distinto al que se percibe en el resto del país, porque cuando suena un tiro aquí, afuera se dice que se trata de un ataque contra el Cauca, pero nadie registra las manifestaciones de aprecio a la tropa ni los trabajos que se han hecho con las comunidades. El nuevo Comandante de las Fuerzas Militares dijo que el revolcón en la institución se debe a que se requerían unos cambios para enfrentar la nueva ‘guerra de guerrillas’ de las Farc, ¿qué errores se estaban cometiendo en el Cauca y por qué se tardó tanto esa adaptación?No son errores. Lo que pasa es que cada región tiene una dinámica propia, porque enfrenta amenazas distintas. Entonces, en la medida en que el problema se manifiesta de otra forma, asimismo será necesario otro enfoque a la hora de combatir, como las nuevas fuerzas de tarea. En cuanto a esas nuevas fuerzas de tarea, ¿cómo va a operar la de Miranda?Los cambios en las fuerzas de tarea se empezarán a dar a partir del 15 de noviembre, por ahora estamos en la etapa de evaluación por parte de las políticas del nuevo Ministro de Defensa y los nuevos comandantes del Ejército y las Fuerzas Militares. Se supone que esta fuerza de tarea reemplazará al Comando Operativo No.3, pero aún no está clara su diferencia, parece que sólo cambiara de nombre...Ese Comando indudablemente sufrirá algunos ajustes, pero eso yo no lo conozco. Lo que puedo decir que es la filosofía sí será casi la misma, lo que se busca es centralizar sectores con mayor responsabilidad y autonomía para darle más dinámica a las operaciones.El Batallón de Alta Montaña, que fue calificado por el presidente Santos como la gran solución a la violencia que se vive en el Cauca, se quedó sólo en un anuncio, ni siquiera se ha construido su sede...Usted sabe que para tener esa sede se requiere una compra de tierras y unas actividades administrativas que se deben cumplir a través del Ministerio de Defensa y la Gobernación del Cauca. Ellos deben definir los terrenos para luego poder construir las instalaciones. Ser militar en un departamento tan golpeado por la guerra como el Cauca es casi un acto fe, dicen que la tropa se siente derrotada... A uno a le impresiona y casi que le conmueve la moral de la tropa. Aquí hay soldados que están hasta cinco meses lejos de sus familias, viendo a compañeros perder partes del cuerpo por las minas, pero aún así tienen la vocación de combatir. Entonces, cuando la gente en la calle dice que la tropa está desanimada es una ofensa al compromiso que ellos tienen.Hace poco ustedes decían que ‘Alfonso Cano’ estaba escondido en el Cauca y que estaban muy cerca de él, ¿ya se les volvió a escabullir?No sé qué tan cerca estamos. Le puedo decir que las operaciones se mantienen, el país ha conocido golpes fuertes a las Farc, pero el secreto del éxito está en la reserva. ¿Es mejor que el Comandante de las Fuerzas Militares sea un militar y no un almirante?Bueno, eso tiene que ver con decisiones presidenciales que a mí no me corresponde juzgar. No importa quién sea, todos somos soldados y obedecemos al que se designe como comandante.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad