En marcha, plan piloto para sustitución de cultivos ilícitos en Colombia

Julio 11, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
En marcha, plan piloto para sustitución de cultivos ilícitos en Colombia

El Alto Consejero para el Posconflicto, Rafael Pardo, y ‘Pastor Alape’, negociador de paz de las Farc, llegaron a Briceño, Antioquia, para hacer la presentación del proyecto piloto.

El programa, cuya hoja de ruta deberá estar lista en 60 días para aplicar en 10 veredas, será supervisado por la FAO y la OIM.

En dos meses estará lista la hoja de ruta que definirá las nuevas actividades económicas en diez veredas de Antioquia, donde hasta ayer se vivía de los cultivos de uso ilícito. Lea también: Gobierno y Farc iniciaron esfuerzo conjunto para la sustitución de cultivos ilícitos

El proceso tendrá el acompañamiento de organizaciones internacionales con experiencia en la materia como  Naciones Unidas, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Así lo anunció el domingo el ministro para el Posconflicto, Rafael Pardo, en la vereda Pueblo Nuevo, en el municipio antioqueño de Briceño, durante la puesta en marcha del plan, que hace parte del acuerdo de drogas que fue pactado en la mesa de negociaciones de La Habana entre el Gobierno y las Farc.

El plan piloto que fue presentado y del que también es partícipe la comunidad, incluye la instalación de una mesa de trabajo que busca que en el menor tiempo posible se suscriban los respectivos compromisos para su desarrollo.

Las veredas donde se iniciará con el plan son El Orejón, Pueblo Nuevo, La Calera, La América, El Pescado, La Mina, Buena Vista, Altos De Chiri, Roblal y Palmichal, donde desde hace un año se adelanta el desminado humanitario, también pactado en la mesa de conversaciones de paz.

Así las cosas, el Gobierno se compromete con la ejecución de un plan de atención inmediata y la puesta en marcha del proceso de construcción conjunta, participativa y concertada del plan de sustitución y desarrollo alternativo, mientras que  las Farc asumen la responsabilidad de erradicar voluntariamente aquellos cultivos en los que este grupo ha tenido algún tipo de incidencia.

Y  las comunidades tienen la tarea de sustituir los  cultivos ilegales y se comprometen a la no resiembra de los mismos, así como a no estar involucradas en labores asociadas a los cultivos ilícitos ni a su comercialización.

 “Esta es una oportunidad para que el Gobierno y la comunidad generen de la mano desarrollo alternativo. Lo que hemos hecho es generar confianza”, explicó Pardo ante 500 pobladores.

Agregó que “se ha demostrado que la suscripción de cultivos es viable y les puede permitir a los campesinos tener opciones distintas a la coca para cultivar rentablemente”. 

Alias Pastor Alape, integrante  del Secretariado de las Farc y negociador de ese grupo guerrillero en el proceso de paz, dijo que la instalación de esta mesa significa un “paso muy grande” con el que se empieza a materializar lo que el Gobierno y las Farc acuerdan en La Habana.

“La edificación de la paz, con la participación del pueblo, ha empezado a andar. La esperanza de una nueva nación empieza a ser una realidad. Así emprendemos un camino contra la desigualdad y a favor de la inclusión social. El programa de sustitución voluntaria es la oportunidad para ayudar a la paz”, sostuvo.

Dijo también que las Farc pondrán el mayor voltaje “de nuestras energías” por hacer de este programa un éxito.

“No venimos con palines a erradicar, venimos a construir un programa con el conjunto de las comunidades y los aportes del gobierno para poder sacar adelante la vida de los campesinos en Colombia”, precisó ‘Alape’.

Los delegados de la Habana, Cuba, confían en que la sustitución de cultivos ilícitos sea exitosa, como los programas de desarrollo alternativo que en más de un 50 % generan producción de cacao, caucho y palma en el país.

En su visita a la zona, el alto Consejero Rafael Pardo aprovechó para acercarse a un  campamento en donde un grupo de desminadores del Ejército y de las Farc concretan el plan piloto en  esta zona de Antioquia. A la fecha, con maquinaria y caninos  han liberado de minas 15.000 metros cuadrados de terreno.

Recuerde El 17 de mayo de 2014 se firmó el acuerdo de drogas ilícitas entre el Gobierno Nacional  y las Farc.  El documento contiene programas productivos para la  sustitución de cultivos de uso ilícito, condiciones de seguridad para las comunidades y los territorios afectados por los cultivos ilícitos, métodos de financiación, entre otros. La Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito,  reportó esta semana un aumento de los cultivos de coca en un 39% en 2015.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad