En libertad, soldados profesionales secuestrados por las Farc en Arauca

Noviembre 25, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Los militares fueron entregados a una comisión de la Cicr que, luego de examinar su estado de salud, los entregó oficialmente a personal del Ejército.

Después de 16 días de secuestro, los soldados Jhonatan Andrés Díaz y Paulo César Rivera fueron liberados y entregados a personal del Ejército en Tame, Arauca. Así lo confirmaron hacia las 9:40 a.m. de este martes el Ministerio de Defensa y el Comité Internacional de la Cruz Roja, Cicr. "Dos miembros de la Fuerza Pública que se encontraban en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc, fueron entregados hoy, en un lugar de la zona rural del departamento de Arauca, en el nordeste de Colombia, a una comisión integrada por representantes de los gobiernos de Cuba y Noruega, y por miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja", indicó ese organismo en un comunicado.Según informó el Cicr, el chequeo preliminar realizado a los soldados, ambos de 24 años de edad, muestran que se encuentran en buen estado de salud. Los militares fueron llevados en un helicóptero marcado con el emblema del Cicr a Tame, Arauca, donde fueron entregados a representantes del Ejército. "La participación del Cicr para facilitar esta liberación fue posible gracias a la aceptación de su actuación como intermediario neutral e imparcial por todas las partes en conflicto", dijo Christoph Harnisch, jefe de la delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja en Colombia. "Nos alegra que estas dos personas puedan volver pronto a sus hogares, donde los esperan sus familias”, añadió Harnisch. Los voceros de la Cruz Roja informaron que ahora le corresponde al Ejército realizar la otra parte del proceso que tiene que ver con la entrega de los soldados a sus familias. Este organismo, que desde 1994 ha participado en la liberación de más de 1.500 personas en poder de grupos armados en Colombia, ofreció su disposición a seguir integrando este tipo de misiones humanitarias a petición de las partes.En un comunicado oficial el Ministerio de Defensa agradeció a la Cicr su participación en la liberación de los secuestrados, así como a los países de Cuba y Noruega, garantes en el proceso de liberación. "Se reitera al pueblo colombiano que los únicos responsables de la vida de todos los secuestrados son aquellos quienes, en un acto de total violación a los DD. HH. y DIH, cometen ese delito. En este caso son las Farc las que deben responder ante el país y el mundo por sus actuaciones contra la libertad y la vida de los ciudadanos", señaló el jefe de la cartera de Defensa en el comunicado. Sobre la liberación del general Rubén Darío Alzate, el oficial y la funcionaria pública secuestrados el domingo 16 de noviembre en el Chocó, voceros del Cruz Roja manifestaron que están atentos, pero que hasta el momento no tienen las coordenadas para realizar la liberación. ¿Quiénes son los militares?Jhonatan Andrés Díaz Franco, oriundo de La Virginia (Risaralda), había pagado el servicio militar y llevaba 3 años como soldado profesional. Los hechos en los que Diaz fue retenido ocurrieron como desenlace de la operación militar 'Napoleón', que según el Ejército buscaba “proteger a la población civil de acciones terroristas del frente décimo de las Farc”. Los combates, que se registraron con subversivos de la columna 'Alfonso Castellanos' del frente décimo de las Farc, en el sector conocido como la Esperanza, veredas las Nubes del municipio de Tame, Arauca, dejaron un soldado muerto, tres heridos y dos desaparecidos. Fue por las operaciones de búsqueda y un informe de inteligencia técnica militar que se estableció que los soldados Paulo Cesar Rivera Capela (Carmen de Bolívar) y Jhonatan Andrés Díaz Franco (Pereira), miembros de la Brigada Móvil No.34, adscrita a la Fuerza de Tarea Quirón, fueron secuestrados por las Farc. Paulo Cesar Rivera Capela tiene 24 años, estudió hasta primero de bachillerato, perdió ese año y aunque lo repitió no logró pasarlo. Entonces prestó el servicio militar en el Batallón de Ocaña (Norte de Santander) y decidió ser un soldado profesional. Antes de eso, hacía peleas de gallos en las calles de El Carmen de Bolívar con sus amigos, un grupo de muchachos que apostaban gaseosa y pan para entretenerse. “Tuvo hasta 12 gallos grandes y crías de todas las especies en una finquita que tengo; se fueron regalando a sus amigos, para que los conservaran, hacía peleas aficionadas, nada grandes, esa era su única afición”, afirmó César Augusto Rivera Barrios, su padre, un agricultor dedicado a la siembra de tabaco, ñame, yuca y ajonjolí. Paulo César, según contaron sus padres, es un hombre de pocas palabras, que no toma alcohol y no fuma, y una persona muy juguetona. “Siempre que está de visita nos acostamos en la cama y me abraza, se me sube, es muy cariñoso, esas son las cosas que más extrañamos”, asegura su madre, quien emprendió una cadena de oraciones con otros familiares, amigos y vecinos de El Carmen de Bolívar para tenerlo de vuelta. El pasado mes de septiembre le propuso e matrimonio a su novia Yoselín Osorio Contreras, de 18 años. Entró a las filas del Ejército en 2012 y fue secuestrado por las Farc el 9 de noviembre en Tame, Arauca.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad