En libertad, pastor acusado de abusar de varias de sus feligreses en Pasto

En libertad, pastor acusado de abusar de varias de sus feligreses en Pasto

Julio 09, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Por Édgar González Corresponsal de El País, Pasto
En libertad, pastor acusado de abusar de varias de sus feligreses en Pasto

El pastor Álvaro Gámez, de la secta Salem en Pasto, está acusado de abusar sexualmente de varias de sus feligreses.

Un juez lo dejó libre luego de una audiencia. Fiscalía le imputó cargos. “Es un manipulador, envuelve a sus víctimas”, dice una de ellas.

Sorpresa y rechazo causó en la ciudad de Pasto la libertad del pastor Álvaro Javier Gámez Torres, señalado de abusar sexualmente de feligreses de la iglesia Salem.En una audiencia de control de garantías, Gámez, quien se presentó el sábado anterior en los juzgados de Paloquemao en Bogotá, fue dejado libre. El juez se abstuvo de cobijar con medida de aseguramiento al pastor porque no significaba un peligro para la sociedad.Durante la diligencia judicial, la Fiscalía le imputó los delitos de acceso carnal abusivo y abuso sexual en menor indefensa.Entre tanto, la Procuraduría apeló la decisión del juez. El procurador general, Alejandro Ordóñez, asegura que “existen los elementos probatorios que permiten imponer la medida de aseguramiento por haber abusado de un sinnúmero de personas que estaban en estado de indefensión porque éste manipulaba su condición de pastor”. El pastor es señalado por presuntamente haber abusado sexualmente de al menos 27 mujeres, varias de ellas menores de edad. El representante de la Red de Apoyo a las Víctimas de Sectas, Andrés Caicedo, denunció que los supuestos abusos se dieron por parte del pastor “valiéndose en su condición de líder espiritual y coaccionando a sus víctimas, asegurando que él era ungido por Dios y que era un privilegio acceder a sus perversiones”.Los abusosVideos y fotografías tomadas con cámaras ocultas por personal con alguna jerarquía en la Iglesia Salem, mostraban al pastor, que se autodenomina “ungido por Dios”, teniendo relaciones sexuales con dos mujeres.Según Caicedo el CTI de la Fiscalía corroboró la autenticidad de los videos, desvirtuando así una de las hipótesis de los seguidores de la Iglesia Salem, que aseguraban que todo era un montaje, para desprestigiar su ministerio apostólico evangélico.El material audiovisual en el que presuntamente Gámez aparece teniendo relaciones simultáneas con dos adolescentes, en el denominado por él como “cuarto de los niños” fue entregado a las autoridades para su análisis y posibilitar la captura del líder de la congregación.Karen Sánchez, una de las afectadas por el presunto abuso sexual de Gámez, dijo que cuando ella trató de denunciar los hechos, seguidores de Gámez la amenazaron de muerte, la insultaron, por lo que tuvo que permanecer oculta durante tres meses.“Gámez es un manipulador, envuelve a sus víctimas engañándolas de que al entregarle su virginidad tendrían privilegios y bendiciones y la que llegase a contar algo a sus familiares le caería la maldición de Judas y las siete Plagas de Egipto. Por eso, a mi nadie me creía, fueron muy agresivos y pensé que me iban a matar”, asegura Karen Sánchez.Las víctimas en Pasto agregaron que Gámez paga su defensa con el abogado Abelardo de la Espriella utilizando recursos de la Iglesia y que ahora incluso abrió una cuenta de ahorros, donde sus seguidores consignan aportes, “Esto nos indigna”, dicen varios de los denunciantes.Hace dos meses, el Presidente de la Red de Apoyo a Víctimas de Sectas, el argentino Héctor Navarro, conmocionó a Pasto con la denuncia contra Gámez, soportada con videos y fotografías, del pastor teniendo relaciones sexuales de forma simultánea con dos mujeres.Desde entonces Navarro ha permanecido en Pasto, hasta hace unos días, cuando viajó a Buenos Aires, para documentar otros posibles abusos de Gámez en este país.La defensa de Gámez argumenta que en los videos el pastor no obliga a las mujeres a tener sexo con él y que ellas son mayores de edad, pero el argentino Héctor Navarro, asegura que tiene casos documentados de víctimas menores de 12 años.La defensaAbelardo de la Aspriella, defensor del pastor, dijo que la imputación se hizo de manera inadecuada y está mal planteada. El jurista aseguró que las relaciones fueron consentidas con las supuestas víctimas y que ninguna de ellas eran menores de edad para el momento de los hechos.“No hubo presiones, todo fue consensuado. Que hay un reproche moral es diferente, pero no reproche judicial. No podemos seguir jugando con la libertad de la gente” , indicó el abogado quien aseguró que es muy probable que se precluya el proceso por no existir pruebas contundentes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad