"En las Farc hay un bajón ideológico": alias Caracho, exguerrillero

"En las Farc hay un bajón ideológico": alias Caracho, exguerrillero

Febrero 20, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa

Alias Caracho, desmovilizado del Séptimo Frente de las Farc, afirmó que dentro de la guerrilla hay escepticismo frente al proceso de paz que se adelanta en La Habana.

El hombre, quien fue integrante de los anillos de seguridad del 'Mono Jojoy', aseguró que decidió desmovilizarse porque había mucha presión de las Fuerzas Militares.

Alexánder García, alias Caracho, tercer cabecilla del Séptimo Frente de las Farc, aseguró este miércoles en Bogotá que su desmovilización se dio por presión de las Fuerzas Militares y que la guerrilla ha sufrido un "bajón ideológico".Durante una rueda de prensa el general Alejandro Navas, comandante de las Fuerzas Militares, le dio la bienvenida a la vida civil a este guerrillero que llevaba doce años como parte de la guerrilla, y quien entre 2005 y 2009 integró uno de los anillos de seguridad del 'Mono Jojoy'.Además, el general Navas anunció que la decisión de esta persona -que se entregó a las tropas el pasado martes en San José del Guaviare- también influyó en la desmovilización de otro guerrillero este miércoles.Según contó García, la determinación que tomó se debió a que los ideales por los que apoyaba la lucha las Farc "se fueron perdiendo y se fue creando un bajón ideológico", en parte, por la presencia de las Fuerzas Militares. "En ninguna parte estaba tranquilo. Siempre había presión de que vinieran los bombardeos, los desembarcos", señaló. Además, agregó que, tras la muerte de 'Jojoy', muchos altos mandos empezaron a hacer su propio capital, aprovechando los hombres, las armas y los recursos de la guerrilla. 'Caracho' dijo que esta situación comenzó a generar "desigualdad al interior" de esta organización armada, que se está permeando de un "sentido mafioso". También reveló que estuvo pensando durante muchos años la decisión de desmovilizarse, aunque hasta ahora lo hizo por los riesgos que implicaba. "No hay futuro dentro de la misma organización", manifestó. El exguerrillero le pidió perdón a sus víctimas y mostró arrepentimiento, aunque dijo que lo que hacía era por seguir órdenes: "si uno no cumple, le tocaba pagar con la vida". Respecto al proceso de paz, reveló que dentro de la guerrilla "hay mucha duda y desconcierto" por lo que podría pasar en el futuro y la poca información que les llega desde la comandancia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad