En intento de fuga en aeropuerto del Cesar murió excomandante paramilitar

Agosto 05, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
En intento de fuga en aeropuerto del Cesar murió excomandante paramilitar

Javier Urango Herrera, alias Chely, murió en intento de fuga en aeropuerto de Valledupar.

Javier Urango Herrera, alias Chely, murió tras recibir un impacto de arma de fuego en un intento de fuga cuando iba a ser trasladado a Bogotá.

Las autoridades de Valledupar reportaron la muerte del excomandante paramilitar Javier Urango Herrera, quien al parecer trató de fugarse en el aeropuerto cuando iba a ser trasladado por miembros del Inpec a Bogotá.La emergencia se presentó en el aeropuerto Alfonso López de la capital del Cesar, allí alias Chely, excomandante del frente 'Resistencia Motilona' de las AUC, saltó de las escaleras y corrió, momentos en que abordaba un avión de la aerolínea Avianca. Pese a que los servidores del Inpec le ordenaron que se detuviera, el sujeto siguió su recorrido hacia las mayas del terminal aéreo, cuando fue impactado por el proyectil; al caer, fue auxiliado y llevado en una ambulancia hacia el centro de salud, donde los médicos confirmaron su deceso. Al parecer, alias ‘Chely’ estaba en Valledupar por unas diligencias judiciales y retornaría a una cárcel de la capital del país. Fuga Frustrada De acuerdo con el reporte dado por las autoridades, esta era la segunda fuga que intentaba protagonizar Javier Urango, luego de que en enero de 2008 escapara de la Cárcel Judicial de Valledupar. Dos años después, en marzo de 2010, fue recapturado en Venezuela, junto a Jhon Horacio Rueda Polanía y Gerardo Suárez Naranjo, alias Pulpo. El primero, porque según las autoridades lavaba dinero del narcotráfico a través de negocios de joyería, y el segundo, como integrante de la estructura de finanzas del frente 10 de las Farc y encargado de controlar rutas del narcotráfico desde la frontera con Venezuela. Prontuario Alias Chely era reconocido por facilitar la fuga de uno de los capos más buscados por la justicia de Estados Unidos, Miguel Ángel Mejía Múnera, alias El Mellizo. Los hechos ocurrieron durante una operación de la Policía para capturarlo, denominada 'Macarena III'. Según las autoridades, Javier Urango contactó al coronel (r.) y para ese entonces comandante operativo del Cesar, Juan Carlos Martínez, quien ayudó al capo a evadir a los uniformados a través de un vehículo campero con fachada militar, que embistió un retén de la Dijín. El exparamilitar protegió durante dos días a 'El Mellizo’ en El Burro, corregimiento de Pailitas, Cesar. No obstante, documentos que hallaron las autoridades en el vehículo, facilitaron la detención de ‘Chely’, momentos en que transportaba en una camioneta de platón una planta eléctrica y una estufa para ‘El Mellizo’. Sentencias en su contra En contra del excomandante paramilitar, quien también era señalado como tercero al mando de la organización ‘Los Mellizos’, como jefe del grupo en el centro y sur del Cesar, pesaban varias condenas. Entre ellas figura una a 40 años de cárcel por la masacre cometida en zona rural de Pailitas, Cesar, entre el 30 de agosto y el 6 de septiembre, cuando ordenó la incursión de ‘paras’ a las poblaciones de Bobalí, Quebrada Chiquita, Guarumeras y Villa Nueva. En el hecho, asesinaron a Said Gálvez Argota, Obdulio Ballena Villegas y Reinel Santos Garavi; entre tanto, desaparecieron al labriego Luis Daniel Montejo Boneth. Otra sentencia a 40 años fue emitida por el Juzgado Único Penal Especializado de Valledupar, a raíz de la la masacre de nueve campesinos en Lomas Verdes y Nuevo Horizonte, veredas del municipio de Curumaní, Cesar. Se trata de Héctor Julio Manzano Guerrero, José del Carmen Carvajalino, Deiber Parada, Elides Ramírez Pineda, Carlos Julio Hernández Triana, Numael Ramírez Pineda, Rubén Pacheco Contreras, Nubia Esther León Quintero y Alfredo Acosta, quienes eran señalados de colaborar con la guerrilla. Las muertes sucedieron los días 4, 5 y 6 de diciembre de 2005, tras la incursión armada en la que participaron cerca de 250 paramilitares. ‘Chely’ también fue condenado a 22 años por ordenar la muerte del soldado campesino Edier Calderón Angarita en Pailitas, el 27 de agosto de 2004, porque al parecer era el responsable del allanamiento realizado por el Ejército a la finca del jefe máximo de los paramilitares, Enrique López, alias ‘Omega’.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad