En hechos aislados asesinan a dos jóvenes en Tuluá

En hechos aislados asesinan a dos jóvenes en Tuluá

Marzo 24, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá

Las víctimas fueron un estudiante universitario y una mujer de 19 años.

En hechos que están siendo investigados por las autoridades, desconocidos asesinaron a un estudiante universitario, hijo de un reconocido empresario de Tuluá. Se trata de Cristian Olarte Duque, de 22 años, estudiante de cuarto semestre de Ingeniería Industrial de la Universidad Central del Valle del Cauca, Uceva. Los hechos se registraron el domingo hacia las 8:00 p.m. en un marketing ubicado en una estación de servicio en el sur de la ciudad. En ese sitio se encontraba la víctima departiendo con un grupo amigos cuando de repente apareció en la escena un pistolero quien sin mediar palabra le causó varias heridas en diferentes partes del cuerpo. Gravemente herido, Cristian fue trasladado hasta la clínica San Francisco, en donde falleció cuando era intervenido quirúrgicamente. Sobre los móviles y los autores materiales de este homicidio, aún las autoridades no se han pronunciado aunque se especula que su familia, quien es la propietaria de un supermercado y una distribuidora de víveres, está siendo extorsionada por la delincuencia común. Un allegado a la familia dijo que hace 15 días al papá de la víctima le habían robado un camión, que luego fue recuperado por la policía en el norte del Valle.En los mismos hechos, una persona resultó herida en una de sus piernas. Una mujer, otra víctima Con dos heridas en el tórax y una media introducida en la boca, fue hallado el cuerpo de una joven mujer en el callejón San Antonio, en el corregimiento de Aguaclara. La víctima, de tan sólo 19 años, fue identificada como Karina Betancur Colorado, quien deja huérfanas a dos niñas de cuatro y dos años respectivamente. Hacia las 5:30 a.m. de este domingo fue reportado ante las autoridades el hallazgo de una mujer semidesnuda que presentaba señales de asfixia mecánica y dos heridas profundas a la altura del seno izquierdo, las que al parecer le causaron la muerte en el lugar de los hechos. Como el cadáver no portaba ninguna clase de documento, el cuerpo permaneció durante más de 24 horas en las instalaciones del Instituto de Medicina Legal como NN. Sin embargo, ante la ausencia durante tanto tiempo, la familia de la infortunada se dio a la tarea de buscarla en clínicas y hospitales de Tuluá hasta que le informaron que una mujer con esas características físicas se encontraba en la Morgue en donde finalmente fue identificada. Según William Betancur, su hermana se había ido de rumba el sábado en la noche para una discoteca que está ubicada en el barrio Chiminangos. “Lo que nos dijeron los amigos con que ella estaba bailando es que la última vez que la vieron con vida fue cuando salió de ese sitio en un taxi al parecer en compañía de un desconocido”, dijo William, quien se mostró extrañado por la forma en qué fue asesinada su hermana, pues según él, ella no tenía enemigos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad