En firme condena de 60 años contra militar que asesinó a tres niños en Arauca

Agosto 12, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa

El militar había sido sentenciado por el abuso sexual de dos menores y el asesinato de tres en el municipio de Tame.

La Corte Suprema de Justicia ratificó la condena a 60 años de prisión en contra del subteniente del Ejército Raúl Muñoz Linares, hallado culpable de la violación y muerte de tres niños en Tame, Arauca, en octubre de 2010.Al estudiar un recurso de casación, la Sala Penal de la Corte ratificó la condena que la Juez 27 Penal del Circuito con funciones de Conocimiento de Bogotá había dictado el 25 de septiembre de 2012 por los delitos de acceso carnal violento y triple homicidio agravado, condena que fue confirmada por el Tribunal Superior de Bogotá el 18 de febrero de 2013.Muñoz Linares fue encontrado responsable del acceso carnal violento a dos niñas de 13 y 14 años, la última de las cuales fue asesinada junto a sus dos hermanos, de 6 y 9 años.En este caso fue vital el testimonio de una de las menores víctimas de violación, quien presenció los hechos. Después del crimen, los niños fueron sepultados en una fosa, en la cual fueron hallados luego de dos días de desaparecidos. Tras conocer la ratificación de la condena, el padre de los menores, Álvaro Torres, dijo que aunque esta decisión no le devolverá a sus hijos es un precedente para que estos hechos no vuelvan a ocurrir, ya que al subteniente se le aplicó la máxima pena. "Espero que esos hechos nunca se vuelvan a repetir (…) de todas maneras para mí lo que ese señor hizo con mis hijos fue un crimen muy atroz", afirmó Torres. De igual forma, se reveló que el padre de los pequeños ha recibido varias amenazas en su contra a lo largo del proceso. "He recibido muchas amenazas, me ha tocado estar corriendo de una lado para otro huyendo y pensando que es el mismo Estado que lo anda persiguiendo a uno", dijo Torres al indicar que no ha recibido ninguna protección. Además, cuestionó que el militar no haya acudido a la audiencia en la Corte Suprema de Justicia. "Le da pena poner la cara delante del pueblo (...) no hay ni perdón ni olvido, el único que perdona es mi Dios que está en el cielo. (...) Que se arrepienta de los pecados y que nunca vuelva a cometer un crimen tan atroz como el que hizo con mis hijos", concluyó el padre de los menores.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad