En firme condena contra el coronel (r) González del Río por 'falsos positivos'

Julio 13, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
En firme condena contra el coronel (r) González del Río por 'falsos positivos'

El coronel (r) fue condenado a más de 37 años de prisión por las muertes de dos hombres que fueron presentados como 'bajas en combate'.

El Tribunal Superior de Manizales dejó en firme la condena a 37 años y 6 meses de prisión contra el coronel (r) Róbinson González del Río, por las ejecuciones extrajudiciales de Javier Moreno y Jairo Sepúlveda, en hechos ocurridos en 2007 en Neira (Caldas). Las ejecuciones extrajudiciales ocurrieron el 30 de septiembre de 2007 cuando tropas regulares –se ha dicho- cometieron el homicidio de dos civiles quienes después fueron presentados como bajas en combate. Por este proceso, la Fiscalía señaló al exoficial de incurrir en los delitos de homicidio en persona protegida, concierto para delinquir con fines de homicidio, tráfico, fabricación y porte de armas de fuego y falsedad ideológica en documento público. Cargos que el exoficial aceptó el año pasado a pesar de que en 2012 los había negado. La Sala Penal del Tribunal también dejó en firme la multa impuesta en la sentencia de primera instancia, en la que se le ordena al exoficial el pago de 4580 salarios mínimos legales vigentes, además no poder ejercer cargos públicos por 18 años. El pasado 19 de enero un juzgado especializado de Antioquia condenó a 30 años de prisión al coronel (r) González del Río, por su participación en 32 'falsos positivos' registrados en diferentes municipios de Antioquia y Caldas entre 2006 y 2009. Según la Fiscalía, contra González existen pruebas testimoniales y documentales suficientes para inferir que el oficial en retiro tenía conocimiento directo del reclutamiento de personas a zonas específicas, donde los militares le daban muerte y posteriormente les ubicaban armamento para ser presentados como guerrilleros abatidos. Según la teoría expuesta por el ente acusador, González tuvo activa participación en las órdenes que terminaron con la muerte de los inocentes, quienes posteriormente eran presentados ante sus superiores como subversivos muertos en enfrentamientos con el Ejército. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad