En el Valle también hay zonas vedadas por criminales

Enero 16, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
En el Valle también hay zonas vedadas por criminales

Fiscales de Bogotá, investigadores del CTI y la Sijín exploraron el lugar donde fueron asesinados los estudiantes de la Universidad de los Andes en la vereda Tinajones.

Un investigador dice que “al Nudo de Paramillo, al Bajo Cauca, a Córdoba, a zonas del Vichada, Meta, el Pacífico y el Magdalena es imposible entrar”.

El asesinato de dos estudiantes de la Universidad de los Andes en zona rural de San Bernardo del Viento, Córdoba, el pasado 10 de enero, es una evidencia más de la preocupante situación de orden público que se vive en ese departamento desde hace años.Por la presencia de bandas criminales como ‘Los Urabeños’, ‘Los Rastrojos’ y ‘Los Paisas’, así como los frentes 5 y 28 de las Farc, en el 2010 allí se presentaron 585 homicidios, según indicó la gobernadora del departamento, Marta Sáenz Correa.Para añadirle otro ingrediente a la compleja situación, la Fiscalía descubrió a finales del año pasado evidencia de que en Córdoba existe una alianza entre ‘Los Paisas’ y ‘los Rastrojos’ que tiene nombre propio: Comandos al Sur, CAS, que puede convertirse en el nuevo proyecto nacido de las raíces del paramilitarismo.La Fiscalía conoció del CAS el pasado 25 de noviembre, cuando en una diligencia de allanamiento fue encontrado un documento en el que quedó consignada la creación de este grupo criminal y que, incluso, especifica cosas como la designación de jefes, funciones, políticas y estrategias de operación, entre otras.“En el documento se establece la forma como van a operar las personas que están encargadas de hacer relaciones con diferentes instituciones, cómo debe ser el trato de la población civil y el manejo de las armas”, explicó la jefe de la unidad especializada contra bandas criminales de la Fiscalía, Myriam Medrano.El documento está siendo analizado por la Policía Judicial y se podría convertir en una evidencia excepcional de la forma como piensan las bandas criminales a la hora de crear estrategias para expandirse.A la par de esas pesquisas, esta semana fue necesario desplegar en Córdoba un cuerpo interinstitucional de Policía, Fiscalía y CTI para investigar el asesinato de los dos estudiantes. Según se dijo, ya tienen identificados a los autores materiales del hecho, en tanto que se ofreció una recompensa de $500 millones por información que permita la captura de Roberto Vargas, alias Gavilán, cabecilla de ‘Los Urabeños’ en ese departamento y quien sería el responsable del doble crimen. Este grupo habría confundido a los jóvenes con investigadores.Las zonas críticasCórdoba no es la única zona en la que los grupos ilegales tienen en jaque a la población civil o cualquier organización que pretenda adentrarse en distintos puntos de la geografía nacional.Incluso, el propio vicepresidente de la República, Angelino Garzón, le llamó la atención a la Fuerza Pública el viernes pasado por la criminalidad. “Las bandas criminales, que son verdaderas expresiones narcoterroristas, no pueden seguir movilizándose como ‘Pedro por su casa’ en algunas regiones de Córdoba sin que nada pase”, indicó Garzón. El investigador del conflicto armado de la Corporación Nuevo Arco Iris, Ariel Ávila, señala que “al Nudo de Paramillo, al Bajo Cauca antioqueño, a Córdoba, a sectores del Vichada, del Meta, de Nariño, de la Costa Pacífica y el Magdalena, es imposible entrar”.Las razones que aduce son claras: “Esas zonas están plagadas de bandas criminales en guerra entre ellas. Hay guerrillas, corrupción, de todo”.En las áreas mencionadas operan ‘Los Urabeños’, ‘Rastrojos’ y ‘Paisas’; los frentes más violentos de las Farc, los 18 y 36 en el norte del país, los frentes 16, 4 y 7, al oriente, y los frentes 29, 49 y 6 en Nariño y el resto de la Costa Pacífica, y la banda criminal conocida como el Ejército Revolucionario Popular, Erpac. Olga Lucía Gómez, directora de la Fundación País Libre, encargada de trabajar en la prevención y lucha contra el secuestro, la extorsión y la desaparición forzada, resalta que, para ellos, en zonas como Guaviare “es muy compleja la situación de orden público, así como en Putumayo y Arauca. Nosotros trabajamos en departamentos críticos”. En Putumayo hace presencia el Frente 48 de las Farc y en Arauca los frentes 10 y 45 de esa guerrilla y el ELN. Las áreas señaladas por los dos investigadores tienen en común ser sitios en donde se ha concentrado la producción de cocaína, de acuerdo con el más reciente informe de la Corporación Arco Iris, pues en el norte hay un corredor entre el Urabá antioqueño y chocoano, “que pasa por el sur de Córdoba, el bajo Cauca, el sur de Bolívar y llega hasta el Norte de Santander”, cerca de la frontera.En el sur, aparte de Putumayo, padece un grave panorama de orden público Caquetá, departamento con presencia de las Farc hace más de 40 años, así como los recovecos del Macizo Colombiano.En estas zonas consideradas como críticas hay estrategias establecidas por la Fuerza Pública. “Hay unas especiales para áreas específicas, que tienen que ver con el fortalecimiento de la inteligencia, de la investigación criminal y de la coordinación”, explicó el director de seguridad ciudadana de la Policía Nacional, general José Roberto León Riaño.En alerta máximaEl Huila cierra la lista de las zonas del país con mayores muestras de deterioro del orden público. En la segunda semana de enero, Neiva se estremeció con tres atentados con artefactos explosivos atribuidos a las Farc, como parte de una supuesta estrategia de recuperar recursos por pago de extorsiones, que los comerciantes de la región optaron por dejar de pagar.La zona, según el general León Riaño, ya está asegurada, pero la Policía sigue en “alerta máxima”. “Se activó el Centro Interinstitucional de la Lucha Contra el Terrorismo, que está integrado por Policía, la Dirección Nacional de Fiscalías, el CTI, el DAS y el Ejército, en el que se hace un análisis de intercambio de información y se establecen objetivos para recuperar el control”.Esos ataques fueron atribuidos a la compañía de finanzas ‘Manuelita Sáenz’ y al Frente 17 de las Farc y se ofreció una recompensa de $50 millones por información para esclarecer los hechos. Pero los resultados de esas acciones aún no están consolidados, lo que mina la confianza de la población civil. Esa situación se repite en casi todo el país, por lo que es urgente que haya resultados prontos, nuevas capturas y se identifique y capture a quienes cometen los delitos más graves, como el de los estudiantes de biología asesinados en Córdoba, que esta semana estremeció al país.El informe de las bandasEn noviembre pasado la Fundación Nuevo Arco Iris alertó sobre el riesgo de las bandas criminales que hacen presencia en gran parte del país.“Lo que hay es una reconfiguración de carteles, de estructuras criminales con grandes Ejércitos capaces de desplegarse por grandes territorios. Capaces de controlar grandes zonas del país”, indicó Claudia López, analista de la Fundación.La Comisión Nacional de Reparación, Cnrr, también aseguró que la reorganización de las estructuras armadas se dio a través de “segundos o terceros mandos de antiguos frentes de las AUC”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad