"En el tema de la reclusión de menores se tocó fondo": Elmer Montaña

"En el tema de la reclusión de menores se tocó fondo": Elmer Montaña

Mayo 01, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Elmer Montaña

Elmer Montaña, abogado y exfiscal.

El abogado y exfiscal Elmer Montaña asegura que es necesario que se modifique la Ley de infancia y adolescencia, tras las últimas fugas y motines en los centros de reclusión de menores en Cali.

Los terribles episodios ocurridos en los centros de reclusión de menores de Cali, demuestran que es necesario modificar la ley de infancia y adolescencia. En primer término el legislador debe quitarle la responsabilidad a Bienestar Familiar de cuidar delincuentes juveniles, muchos de los cuales han cometido los peores delitos y prohibir que operadores privados asuman la delicada e indelegable función de garantizar el cumplimiento de las decisiones de los jueces de infancia y adolescencia. Está visto que los sicólogos y educadores con que cuentan los hermanos Terciarios Capuchinos son incapaces de vigilar a sicarios, extorsionistas y violadores. Se requiere de una guardia especializada, que administre estos centros de reclusión, los cuales deben estar acondicionados para albergar, de manera diferencial a infractores y delincuentes juveniles, así como a menores y mayores de edad. La falta de previsión de las autoridades responsables del sistema trajo como consecuencia que internos entre 23 y 25 años, compartan con menores de edad, a los cuales someten a sus órdenes, provocando los motines y fugas masivas. La reforma debe poner fin a la cacareada ‘corresponsabilidad’, que en la práctica solo ha servido para que las instituciones encargadas de garantizar los derechos de los menores se tiren la pelota entre sí, y en su lugar trasladar la administración del sistema al Ministerio de Justicia, definiendo, en forma clara, los aportes que deben hacer los entes territoriales. Mientras se hacen los cambios y se ponen de acuerdo el ICBF, la Alcaldía, la Gobernación y la Policía, el Ministerio de Justicia debe tomar el control de la situación y poner orden en estos centros de formación. La muerte de los cuatro menores en el último mes, cerca de 1500 fugas, los motines, los daños materiales, el tráfico de estupefacientes, permiten afirmar que el sistema fracasó y que las solución no está en improvisar albergues transitorios, generando riesgos para la comunidad, sino en la adopción de medidas serias y radicales que devuelvan la confianza de la sociedad en la administración de justicia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad