“En el país tendríamos que construir una cárcel cada dos meses”: General Ricaurte

Agosto 21, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Laura Marcela Hincapié | El País
“En el país tendríamos que construir una  cárcel cada dos meses”: General Ricaurte

Con imágenes como esta se dio a conocer el estado de hacinamiento en el que viven los reclusos de la cárcel Villahermosa de Cali.

El director del Instituto Penitenciario y Carcelario (Inpec), el general Gustavo A. Ricaurte, responde a las críticas por la crisis en las cárceles. Insiste en que sólo el Presidente le puede exigir su renuncia.

En el país hay una crisis carcelaria debido a la corrupción, la delincuencia y el hacinamiento, parece que al Inpec se le salió esta situación de las manos...Primero que todo, al Inpec no se le salió de las manos esto, hay que cambiar el criterio. El problema del sistema penitenciario colombiano viene de años atrás, en el país hoy en día administramos 142 cárceles, que albergan a una población de 112.000 internos. Lo que pasa es que hay un aumento en la población carcelaria, tenemos unos 76.000 condenados y el resto corresponde a personal sindicado, entonces hay un trabajo importante por hacer. Cuando usted llegó al Inpec uno de sus objetivos era reducir el hacinamiento, sin embargo hoy el sobrecupo en las cárceles del país alcanza el 200%. ¿Qué pasó con esa promesa?El Instituto tiene muchos inconvenientes y en la medida en que existan condenados las poblaciones carcelarias aumentan, además tenemos unas leyes que han creado nuevos tipos penales. Esta dirección no ha hecho promesas de deshacinar las cárceles, lo que ha hecho es administrar los penales y por eso mis directores han habilitado más de 2.500 lugares y hemos ocupado las cárceles que se han construido en los últimos cinco años, que dieron un total de 21.000 cupos. Hoy en día tenemos una disponibilidad de 4.500 cupos que se van a crear: 2.500 corresponden a la cárcel de Guaduas y los otros 2.000 se ocuparán en menos de 45 días.Pero usted mismo ha dicho que el problema no se soluciona con más cárceles, pues la población carcelaria sigue aumentando...Tenemos que escuchar lo que ha dicho la Ministra de Justicia y buscar una política penal y criminal para mirar cómo se puede manejar todo de una forma integral, porque se trata de un problema de Estado. Lo único que hace el Inpec es operar las cárceles y recibir un trabajo de jueces, fiscales y policía judicial.¿Cuántas cárceles requiere el país para aliviar el hacinamiento?Tenemos un incremento importante a partir de junio del 2011, pasamos de tener un ingreso de 600 internos mensuales a 1.700. No se necesita ser experto en matemáticas para decirle que con este promedio necesitaríamos una cárcel cada dos meses: seis cada año. La Ministra de Justicia quiere adelantar la construcción de las seis megacárceles, que se demorarán dos años y tendrán 4.500 cupos. La Ministra de Justicia anunció la liberación de los presos que hayan cumplido parte de sus penas como una solución al hacinamiento, ¿eso no significaría impunidad?No, los derechos no se mendigan, se exigen; y cuando un interno tiene derecho a una libertad condicional y ha redimido su pena, tenemos que darle los beneficios para que salga a la sociedad y se vaya adaptando.Usted está hoy en el ojo huracán, incluso muchos sectores han pedido su cabeza, ¿por qué insiste en seguir en el cargo?El único que me puede pedir la renuncia es el señor Presidente, también tengo un comandante natural que es el general León Riaño y un señor Ministro de la Defensa Nacional. Además, tengo otros tres jefes que me protegen: la Virgen de las Lajas, la Virgen de Chiquinquira y el Señor de Los Milagros, así que estoy muy bien acompañado.¿Eso quiere decir que usted niega su responsabilidad?Ojalá uno pudiera explicarle todo lo que se ha hecho en las cárceles, es que la gente piensa que el sistema es un tubo por donde entran y salen presos, pero hay mucho más de fondo. Nosotros sólo administramos lo que produce la sociedad. Usted dice que el Presidente es el único que puede pedirle la renuncia, pero precisamente hace poco el Mandatario le dio un ultimatum para que bloqueara la señal de los celulares en las cárceles o sino pedía su cabeza...Las órdenes del señor Presidente no se discuten ni se polemizan, sencillamente se cumplen.¿Y entonces usted por qué no había acatado antes la orden de bloquear las cárceles si el mismo presidente Santos dijo que era un asunto de simple voluntad?Esto es un proceso largo. Yo dije que este año se iban a bloquear 14 y en el 2013 otras 17. Lo que pasa es que el año pasado nosotros no teníamos la herramienta jurídica, por eso se trabajó un decreto y con eso ya hemos empezado a adelantar un proceso para bloquear las cárceles, ya está La Picota, parte de Picaleña y esperamos que terminado octubre tengamos bloqueados 14 centros.¿Cómo es posible que el Inpec permita que un recluso extorsione hasta mil personas?El año pasado se judicializaron 158 internos que extorsionaban desde las cárceles. Identificamos quiénes estaban cometiendo este delito y luego los trasladamos a cárceles sin comunicación de celular ni Avantel. Efectivamente, tenemos un recluso que tiene como mil noticias criminales abiertas y está condenado a 47 años por extorsión, pero este 2012 sólo tenemos diez procesos por este delito, lo que quiere decir que las medidas han funcionado. Algunos proponen que las cárceles sean sólo para las personas que cometan delitos graves, ¿apoya esa propuesta?Hay muchas opciones, recuerde que hubo una ley de pequeñas causas, también se podría tener un sistema de multas que se puedan pagar, pero eso no me corresponde a mí, sino al poder legislativo.La cárcel Villahermosa de Cali es una de las más críticas del país, ¿qué medidas se van a tomar allí?Esta cárcel ha sido la más beneficiada del país porque muchos de sus internos se han llevado para Jamundí, la idea era desocuparla pero no tenemos a dónde llevarlos. Para el 2015 el país tendrá seis cárceles más y se plantea la reestructuración de algunos pabellones.La prestación de salud es otro de los lunares del Inpec y hay fuertes de denuncias de violación a los derechos de los internos...Hablar de Derechos Humanos cuando tengo los penales llenos sería una irresponsabilidad, porque mientras tengamos hacinamiento, se podría pensar que hay una violación de los derechos. La salud de los presos está a cargo de la Unidad Administrativa, hay que preguntarle a su director qué piensa hacer.¿Se siente satisfecho con su labor en el Inpec? Estoy satisfecho porque trabajo con todo el amor para mi institución.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad