“En el Cauca hay una deuda social para saldar”: general Alejandro Navas

Julio 22, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Laura Marcela Hincapié S. | Redacción de El País
“En el Cauca hay una deuda social para saldar”: general Alejandro Navas

General Alejandro Navas, comandante de las Fuerzas Militares de Colombia.

El comandante de las Fuerzas Militares, el general Alejandro Navas, afirmó que la estrategia militar en esta región no cambia, “sólo se fortalece”.

Es cierto -dice- eso de que el soldado no nació para ser humillado. El general Alejandro Navas, comandante de las Fuerzas Militares, afirma que sus hombres no están acostumbrados a golpes ni atropellos. Confiesa que lo ocurrido el pasado martes en el Cerro Alto Berlín, en Toribío, causó indignación en sus tropas, pero -aclara- eso las hizo más fuertes. Insiste en el valor de la resistencia, esa que tuvieron los militares para no disparar sus armas contra aquellos que los arrastraron de sus campamentos. Mientras coordinaba con el presidente Juan Manuel Santos y el resto de la cúpula militar las acciones para controlar la tensión que se mantiene en el Cauca, en las instalaciones de la Tercera División del Ejército (en Popayán), el general Navas habló unos minutos con El País de los reajustes en la estrategia para enfrentar la guerra en este departamento. Las Fuerzas Militares han ejecutado diferentes planes y tácticas en el Cauca, pero la población sigue en vilo debido a los ataques de las Farc, ¿por qué se han tardado tanto en controlar esta región?Esta zona es muy difícil porque aquí convergen muchos factores y es un departamento donde se ha dado la violencia históricamente, desde la misma Independencia. Por esta región han pasado todas las guerrillas: el grupo Quintín Lame, aquí se forjo la República Independiente de Río Chiquito, el M-19, luego vino el narcotráfico y las bandas criminales. Ahora también tenemos la minería ilegal, entonces esta región siempre ha sido un foco de violencia. En las últimas semanas la situación ha sido aún más crítica, ¿Estos hechos recientes obligaron a las FF.MM. a replantear su estrategia en esta zona del país?La estrategia militar está consignada en el plan de guerra Espada de Honor, que a medida que avanza el tiempo debe sufrir reajustes, de acuerdo con las situaciones que se enfrenten. Ahora estamos haciendo cambios normales que no varían la naturaleza del plan inicial, que es neutralizar a los grupos armados ilegales que delinquen en esta parte del país. Queremos quebrarles su voluntad de lucha, combatiendo el narcotráfico y todos los agentes que contribuyen a que estos grupos subversivos delincan en el departamento. En septiembre pasado se desactivó el Comando Conjunto del Pacífico para crear la Fuerza de Tarea Apolo, pues esta sería más efectiva en la lucha contra las Farc. Ahora se anuncia otra vez la llegada de un comando conjunto, uno pensaría que están retrocediendo en la estrategia...No, este es un Comando Conjunto del Suroccidente que va a tener un componente de consolidación más fuerte, ya que la Presidencia de la República nombró un delegado para que trabaje paralelamente con el comandante militar, eso quiere decir que se fortalece la estrategia, pero nunca hay un retroceso, al contrario se le da más fuerza y foco. También estamos mirando la situación con los indígenas porque eso se debe solucionar, así como sus problemas sociales y de territorio. Por eso el nuevo comando conjunto va a reforzar lo que se venía haciendo. De todas maneras, las fuerzas de tarea tampoco van a desaparecer, sino que seguirán haciendo parte del comando, lo único que cambia es que tendrán más cobertura de territorio. Parece que la Fuerza de Tarea Apolo falló en sus propósitos, pues a pesar de que lleva varios meses operando, la guerra no cesa en el Cauca...No es eso, la Fuerza de Tarea Apolo ha cumplido su misión y así seguirá. Lo que estamos haciendo ahora es ponerle más ingredientes y factores que la van a ayudar en sus labores. Pero la fuerza continúa con su mismo enfoque y con el propósito de controlar este territorio. En los últimos días el país vio imágenes conmovedoras de soldados que lloraron al ser arrastrados por los indígenas de sus campamentos, ¿esta situación, calificada como una burla a la dignidad del Ejército, no tiene muy baja la moral de sus hombres?La moral está fortalecida y es una muestra del entrenamiento que tienen las tropas, de la cultura y el respeto de los Derechos Humanos, y esta semana todo eso se puso a prueba. Vimos como unos hombres armados como están nuestros soldados y con toda la confianza que les da República de Colombia, a pesar de haber sido provocados, no emplearon sus armas contra la población civil, sino que prefirieron recibir humillaciones y golpes, como se vio en esas imágenes. Todo esto causó una gran indignación, indudablemente, porque el soldado no está acostumbrado a ser atropellado. Pero ese entrenamiento también les sirvió a ellos de fortaleza y apoyo para poder soportar lo que pasó.Ese día los militares no respondieron, pero la tensión se mantiene y se han presentado nuevos choques entre la tropa y los líderes, incluso un indígena murió. Hay quienes temen que esta situación desate una guerra entre la Fuerza Pública y las comunidades... No, eso se va a evitar y por eso avanzamos en el diálogo entre el Gobierno y las organizaciones indígenas para que esta situación no se vuelva a presentar. De todas maneras, la Fuerza Pública va a mantener el control del territorio, ese es nuestro deber constitucional y las comunidades de la región tendrán que entender esos conceptos. Aquí cabe destacar que la población se excede en sus acciones por la mala información que tiene, ya que está presionada por los grupos subversivos que la lleva a cometer algunos errores, muchas veces por la fuerza o por algún convencimiento fruto del adoctrinamiento de estos guerrillas.Los indígenas siempre hablan de mantener la paz en su territorio, sin embargo esta semana la expulsión de los militares del cerro de Toribío fue violenta, ¿usted ya no cree esa filosofía pacífica que ellos promueven? Desafortunadamente ellos están influidos por las Farc porque el indígena es un hombre pacífico y es un hombre amante de la tierra y de sus costumbres. Lo que pasa es que han sido víctimas de la violencia que han generado las Farc en esta parte del país, sobre todo en sus comarcas y comunidades. Usted ha declarado que algunos líderes están vinculados con las Farc, ¿las Fuerzas Militares tienen pruebas para confirmar esa supuesta infiltración de la guerrilla dentro del movimiento indígena?Por supuesto, mediante actividades de inteligencia hemos tenido pruebas. Pero quiero aclarar que no son todos los indígenas ni todas las comunidades las que están comprometidas con esos movimientos, también hay quienes no comparten esto y lo han denunciado a las autoridades, esas son las pruebas fehacientes que nosotros tenemos, además de las labores de inteligencia humana y técnica. Entonces, ¿usted cree el conflicto que vive el Cauca se debe en parte a que la población civil no ha tenido una posición fuerte contra la guerrilla? Lo que pasa es que estamos asistiendo a una de las manifestaciones de lucha de las Farc, que es la guerra de estratagema, pues lo que ellos pretenden con esa motivación a los indígenas es provocar a la Fuerza Pública para que haga empleo de las armas, cometan una masacre y así desprestigien al Gobierno colombiano ante el concierto de las naciones, al denunciar que aquí hay violación sistemática de los Derechos Humanos. El general Miguel Pérez acaba de ser revelado de su cargo como comandante de la Tercera División del Ejército, ¿no dio los resultados esperados en el Cauca?No es eso, en las Fuerzas Militares hay coyunturas como esta en las que la estrategia sufre un reajuste y hace un viraje, por eso generalmente hay unos cambios. El general Pérez tendrá otro cargo en el comando de las Fuerzas Militares, en el cual se requiere de su experiencia.Más allá de nuevos comandantes, comandos conjuntos o fuerzas de tarea, ¿no cree que ya se ha demostrado que el problema del Cauca no se soluciona sólo con Fuerza Pública?Es indudable que en el Cauca hay una deuda social histórica para saldar y este Gobierno comenzó a hacerlo, aunque todos los gobiernos han puesto su concurso. El Presidente está haciendo un esfuerzo grande y ya tiene un plan para este sector del país, en el Pacífico y el Suroccidente, que esperamos que sea suficiente para solventar las necesidades básicas de los habitantes.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad