En el 2014, asesinatos en Cali tuvieron la más alta disminución en 20 años

Diciembre 27, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
En el 2014, asesinatos en Cali tuvieron la más alta disminución en 20 años

En Zarzal, ya fueron capturados alias Bandado y alias El Indio, quienes eran los principales cabecillas del Clan Úsuga en esa población.

Hasta el 25 de diciembre en la ciudad ocurrieron 1484 crímenes, 454 menos que en el 2013.

A cuatro días de terminar el año, Cali ya cuenta con una reducción significativa en el número de homicidios; la más alta de los últimos 20 años, según lo han resaltado las autoridades locales. Y es que desde el 1 de enero al 25 de diciembre del 2014, en la ciudad se registraron 1484 muertes violentas, 454 menos que en el mismo periodo del 2013 (1938). Estas cifras corresponden a una disminución del 23,4 %, de acuerdo con el balance de la Policía Metropolitana de Cali, que espera que este porcentaje se mantenga hasta el próximo miércoles 31 de diciembre.Durante la celebración de la Navidad, en la capital del Valle también se registró una reducción en los homicidios. Entre el 24 y el 25 de diciembre de este año se contaron 12 asesinatos, mientras que estos mismos días del 2013 los crímenes ascendieron a 19. La secretaria de Gobierno, Laura Lugo, recordó que la tendencia a la baja en el índice de muertes violentas en la ciudad inició desde noviembre del 2013 y se mantuvo durante varios meses consecutivos. De hecho, en septiembre pasado las autoridades locales entregaron un balance que indicaba que en los primeros nueve meses del 2014 se contaron 1053 asesinatos, 420 menos que el mismo periodo anterior; es decir, una reducción del 28 %. “Hemos logrado terminar este año con una importante reducción en las muertes, gracias al trabajo conjunto de la Policía y la Fiscalía, que han actuado de forma coordinada”, indicó la Secretaria de Gobierno. La funcionaria, asimismo, destacó los resultados de la estrategia Colectivos, que consiste en una intervención social en las comunas 6, 13, 14, 15, 16, 18 y 20. “Esta iniciativa sin duda ha contribuido a disminuir la violencia. Tenemos la reducción más importante de los últimos 20 años y esperamos seguir con esta tendencia”, indicó.Los líderes de sectores como el oriente de la ciudad esperan que estos programas de inclusión social se mantengan, pues la mayoría de los homicidios que se cometen en la ciudad siguen ocurriendo en sectores como el Distrito de Aguablanca.Para Mauricio Vásquez, coordinador del Programa Cali Cómo Vamos, la reducción del 23,4 % en los homicidios durante este año es un avance muy importante para la ciudad, pues se demostró que sí era posible bajar el alto índice de homicidios. “Este resultado es fruto de la articulación de diferentes esfuerzos y de estrategias como el toque de queda para menores de edad, el aumento en el número de efectivos y cuadrantes de la Policía, la vigilancia focalizada en algunas comunas, la intervención del Ejército”. DesafíosDiferentes sectores de la ciudad coinciden en resaltar la disminución de los homicidios durante el 2014 en Cali, pero advierten que el número de muertes violentas que se registra en la capital del Valle sigue siendo muy alto. Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis del Conflicto (Cerac), no duda en afirmar que Cali sigue siendo la ciudad más violenta del país. “Es necesario luchar más contra el crimen organizado, que es la principal causa de homicidios en la ciudad, y mejorar la judicialización”, indicó. Aunque el experto en seguridad ciudadana calificó como un avance la reducción de este año, afirmó que esa tendencia tiene que mantenerse durante tres o cuatro años más, para que el índice de homicidios deje de ser tan alto. “Hay que apostarle a una reducción sostenida, porque una ciudad del tamaño de Cali no debería tener más de cien homicidios al año”, sostuvo Restrepo. Para bajar ese índice de muertes violentas, es necesario mitigar la crisis de la justicia en la ciudad y crear una política integral de seguridad, según Jesús Darío González, coordinador del Observatorio de Realidades Sociales de la Arquidiócesis de Cali. El analista reconoció la labor de la Policía, que diseñó una nueva estrategia para actuar en los diferentes territorios de la ciudad. “Gran parte de la disminución se debe a un esfuerzo de la institución”. Sin embargo, afirmó que se deben mejorar las medidas para atacar la violencia juvenil y para hacerle frente a otras expresiones de delincuencia, como las lesiones personales y los atracos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad