En el 2010 se registraron 1.813 homicidios en Cali. La violencia aumentó 1%

Enero 04, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
En el 2010 se registraron 1.813 homicidios en Cali. La violencia aumentó 1%

El año pasado se registraron 1.813 homicidios. Durante el año pasado cada día asesinaron en promedio cinco personas. La tasa de homicidios por cada cien mil habitantes fue de 80. La ciudad, desde 1995, no ha logrado tener un tasa menor de 60 muertes

Los homicidios en Cali en los últimos 16 años parecen la imagen de un electrocardiograma de un corazón enfermo. Las cifras suben y bajan en una espiral de violencia que parece nunca acabar. En el 2010, una vez más, la ciudad tuvo un año violento: 1.813 asesinatos.Un 1% más, comparado con el 2009, cuando, según un informe del Observatorio Social de la Violencia de la Alcaldía de Cali, ocurrieron 1.794 homicidios (19 más). Durante el año pasado cada día asesinaron en promedio cinco personas. El informe revela que la tasa de homicidios por cada cien mil habitantes fue de 80. La ciudad, desde 1995, no ha logrado tener un tasa menor de 60 muertes. La capital del Valle del Cauca ha sido una de las ciudades más violentas del país.Aunque en el 2008 tuvo 1.467 muertes violentas -la cifra más baja de casi dos décadas-, un año después aumentaron de nuevo los casos; en el 2009 se presentaron 327 asesinatos más.¿De qué está enferma Cali?Un análisis de los homicidios realizado por la Policía Metropolitana de Cali indica que el 60% de los casos (hasta el 30 de noviembre) se debió a intolerancia social o problemas de convivencia. “En el contexto a que hacen referencia y que permiten visualizar el comportamiento de la comunidad en cuanto a la convivencia, se registraron 978 homicidios, de los cuales la intolerancia social tiene 479 casos y las riñas recíprocas 459”, revela el análisis.Este informe explica que en la intolerancia social se dan conductas como el cobro de deudas; la reacción ante desacuerdos como el préstamo de una bicicleta, la no devolución de un cambio y la reacción por ser retirado de una fiesta. “Estas son circunstancias que en la ciudad se han tornado repetitivas”.El año pasado en la ciudad se han presentado casos como el de un hombre, que tras ser retirado de una fiesta en el barrio Terrón Colorado por estar borracho, acudió a su casa por un arma de fuego y asesinó a cuatro personas. Luego, lo mataron a él.Asimismo, las otras causas de los asesinatos están divididas en un 30% relacionado con el narcotráfico; un 7% en robos y el 3% restante por diferentes móviles.Para el comandante de la Policía de Cali, general Miguel Ángel Bojacá, es ese 30% de los asesinatos relacionados con el narcotráfico el que ha variado en estos 16 años. “La ciudad ha tenido graves problemas de intolerancia, una violencia cotidiana y dispersa, especialmente en el Distrito de Aguablanca, que está muy relacionada con el consumo de licor y con la forma de solucionar los problemas -conductas, según expertos, heredadas de la cultura del narcotráfico-, que se ha mantenido por muchos años”, dice Bojacá. El oficial agrega que mientras los asesinatos por intolerancia han sido casi siempre constantes, los relacionados con el narcotráfico han aumentado y disminuido, de acuerdo con las dinámicas de los conflictos de la propia mafia.“En Cali el fenómeno no ha sido igual que en Medellín, donde Pablo Escobar creó estructuras sicariales que controló sólo para él, convirtiéndose en el dueño de la violencia. Eso lo continuaron sus sucesores. En la capital del Valle, se originaron muchas estructuras sicariales, usadas por los narcos, pero también por personales comunes, desde un ama de casa que mata a su marido hasta los grandes narcos”, dice el comandante policial.Por su parte, Doris Tejada, directora del Observatorio Social de la Violencia de la Alcaldía, asegura que aunque el aumento de los asesinatos en el 2010 no fue tan alto, “no se dio la reducción que esperaban”. “Hubo varias razones de los crímenes. Primero algunas capturas de jefes de bandas que generaron retaliaciones en los diferentes sitios, donde se presentan grupos de narcotraficantes y del crimen organizado”, indica. Es que en los últimos años el narcotráfico ha tenido diferentes reacomodos. En el 2010, a aparte de la millonaria suma de dólares incautadas en Buenaventura, se presentaron varias capturas de capos del Cartel del Norte del Valle, como Ramón Quintero, ‘Beto’ Rentería, ‘Cacerolo’ y ‘El Flaco Jerson’, entre otros, que generaron disputas internas dentro de la organización de los hermanos ‘Comba’.Precisamente, en los últimos días se presentó el asesinato de un familiar de estos capos del Cartel del Norte del Valle. El hombre fue sicariado en el interior de su apartamento en el sur de la ciudad, indicaron las autoridades.A esto se le suma, dice el comandante de la Policía, una guerra interna que se vive en las ciudad por el control del llamado microtráfico, es decir, el manejo de los expendios de droga.En la ciudad hay detectados por la Policía de 350 a 400 expendios.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad