En delicado estado de salud padre camerunés que cayó de guala en Cali

Enero 12, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
En delicado estado de salud padre camerunés que cayó de guala en Cali

El sacerdote africano Romeo Kengne.

Romeo Kengne salió expulsado del vehículo cuando varios hombres intentaron robar a los pasajeros y el conductor aceleró intempestivamente. Es misionero en la iglesia San Francisco Javier en el barrio Las Orquídeas.

En delicado estado de salud pero estable sigue el padre camerunés Romeo Kengne, de la comunidad Javerianos de Parma radicados en Cali, tras caer de una guala en el oriente de Cali. 

Los hechos ocurrieron el pasado viernes 6 de enero en el barrio Manuela Beltrán cuando Kengne, asignado desde hace tres años a la iglesia San Francisco Javier en el barrio Las Orquídeas, se movilizaba en uno de estos vehículos y salió expulsado hacia la calle.  

De acuerdo con el padre español Ignacio Larrea, uno de los compañeros de evangelización de Kengne, "el padre cayó del jeep cuando el conductor aceleró porque unos hombres se montaron a robar, entonces él no estaba bien agarrado y cayó del vehículo. Tiene un golpe fuerte en la cabeza", acotó Larrea, quien lleva 16 años como misionero en Cali. 

Añadió que el religioso sigue en la unidad de cuidados intensivos de la clínica Colombia a la espera de salir de la condición crítica de salud en la que está. 

Junto a Romeo e Ignacio está el padre Claudio, quien llegó a la iglesia de Las Orquídeas hace un mes para cumplir con la misión de evangelizar en este sector. 

Monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali, indicó esta semana que el padre Romeo "se fracturó el cráneo, tuvo desplazamiento de masa encefálica y sangrado. Su situación es muy difícil , está muy delicado y en coma. Hemos estado muy atentos a su evolución”.

Hasta la clínica se han acercado miembros de la comunidad religiosa y algunos feligreses.

El padre Ignacio Larrea dijo que a través de misioneros de la comunidad en Camerún están tratando de localizar a los familiares del padre Romeo, oriundo de la ciudad de Duala, para enterarlos de lo que le sucedió en la capital del Valle. "No es cierto que haya familia de él acá pendiente del caso", puntualizó. 

CONTINÚA LEYENDO
VER COMENTARIOS