En Dagua y La Vega se movilizaron para rechazar asesinatos de niños

Febrero 11, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
En Dagua y La Vega se movilizaron para rechazar asesinatos de niños

La comunidad de Dagua salió a marchar para pedir respeto por la vida de los menores.

La muerte del niño a manos de su progenitor movilizó a la comunidad de Dagua, en el corregimiento Borrero Ayerbe. Por otro lado, la población de La Vega, Cundinamarca, pidió justicia por asesinato de otro menor.

El país continúa manifestándose contra los actos de violencia que involucran a menores de edad. Este miércoles Dagua, en el Valle del Cauca, y La Vega, Cundinamarca, marcharon en repudio por los recientes asesinatos de dos niños.Este miércoles, con una multitudinaria marcha los habitantes de Dagua salieron a las calles para pedir respeto por la vida de los menores, luego de que en el corregimiento de El Carmen se registrara la muerte de un niño de 6 años, que habría sido asesinado por su padre, quien luego se quitó la vida.Lea también:Dos nuevos casos de asesinatos de niños conmocionan al país Cerca de mil estudiantes, profesores, líderes comunales y autoridades locales, se movilizaron por el corregimiento Borrero Ayerbe, a 20 minutos de la cabecera de Dagua.El alcalde de ese municipio, Diego Solarte, dijo que la marcha se dio como un acto de solidaridad con la madre del niño y los compañeros de estudio de Juan David."Rechazamos cualquier acto de violencia contra los niños, con esta marcha queremos manifestar nuestro apoyo a la familia, quien vive un momento difícil. Este caso es duro y triste, es algo que uno jamás pueda llegar a imaginarse que va a pasar y menos en una familia que aparentaba tener una relación normal", aseguró el Mandatario local.El hecho causó conmoción en la región, ya que según las investigaciones preliminares del caso, el niño fue degollado con un machete por su progenitor, quien al parecer en estado de embriaguez llegó agredir a sus dos hijos de 6 y 12 años.La otra hija del matrimonio logró huir de la casa y refugiarse junto a su madre para dar aviso a las autoridades en la madrugada del pasado 9 de febrero.Las autoridades revelaron que el padre del niño tenía en su bolsillo una carta de tres páginas donde explica las razones que lo llevaron a cometer el crimen y su suicidio. En las hojas le dice a su esposa que le deja el camino libre, ya que la pareja estaba en proceso de separación."Todos los que conocían a estas personas están consternados, porque dicen que el padre era un hombre amoroso, que pasaba a recoger a su hijo a la escuela. De la familia sabemos que llegaron hace pocos meses a Dagua y que son oriundos de Palmira y Pradera", concluyó el alcalde de Dagua, Diego Solarte.Este año arrancó con un preocupante panorama para la niñez colombiana, con cerca de ocho casos donde los niños fueron víctimas mortales de hechos atroces ocurridos en Caquetá, Cundinamarca y Valle del Cauca. Siendo este último departamento uno de los que más casos registró el año pasado. El Valle del Cauca ocupó el primer lugar con un registro de homicidios de 299 menores de edad en todo el país; seguido de Antioquia, con 106 casos; Bogotá, con 101 casos; Cundinamarca, 57 casos; Santander, 32 casos; Nariño, 31 casos; Bolívar, 28 casos; Atlántico, 27 casos; Quindío y Norte de Santander, 23 casos; Risaralda, 20 casos; Caquetá y Tolima, 19 casos; Cauca,18 casos; Meta, 16 casos; Arauca, 15 casos; Guajira, 14 casos.Luego están Chocó, con 13 casos; Córdoba, con 12 casos; Putumayo, con 11 casos; Casanare, con 8 casos; Magdalena, y Sucre, con 7 casos; Cesar, con 6 casos; Boyacá, con 5 casos; Casanare y Amazonas, con 2 casos, cerrando el listado San Andrés y Vichada con un caso cada uno.Marcha en La VegaEn La Vega, Cundinamarca, también sus habitantes salieron a marchar para pedir justicia por la muerte de un niño de 6 años, hallado desmembrado, al parecer con una motosierra. Según algunas hipótesis que manejan las autoridades, el crimen se debe a algunos pleitos de tipo personal que tenía la familia del menor.Las autoridades adelantan investigaciones para determinar si un adolescente de 15 años habría participado en el crimen.El menor vinculado al proceso se encuentra bajo custodia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) y de la Policía, mientras Medicina Legal analiza unas prendas y otros elementos del adolescente que fueron encontradas en su vivienda y que tenían rastros de sangre. El comandante de la Policía de Cundinamarca, coronel Flavio Mesa, señaló que "hay algunos testimonios que determinan que el joven de 15 años pudo haber estado con el menor antes de su desaparición". El coronel Mesa también indicó que espera el análisis de los diferentes elementos del adolescente para determinar quién fue el responsable del atroz crimen.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad