"En Colombia solo quedan banditas locales": general Jorge Hernando Nieto

Octubre 21, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

General Jorge Hernando Nieto, director de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional.

El general Jorge Hernando Nieto, nuevo director de Seguridad Ciudadana de la Policía, sostuvo que los ‘Urabeños’ son la única bacrim con injerencia nacional.

Para el saliente director de la Dijín y nuevo director de Seguridad Ciudadana de la Policía es un hecho: las bandas criminales están debilitadas y condenadas a desaparecer. El general Jorge Hernando Nieto incluso se atreve a afirmar que los ‘Urabeños’ son el último grupo que queda en el país. El resto -según sus cálculos- son solo “banditas locales”.General, ¿cómo califica sus ocho meses en la Dijín?Creo que podemos dar un parte muy satisfactorio en cuanto a los resultados que logramos en la Dirección de Investigación Criminal. Dentro de ese balance, le puedo dar algunas cifras: 1663 capturas realizadas, 6311 bienes presentados para extinción de dominio, 366 operaciones contra estructuras delictivas, 17 toneladas de estupefacientes incautadas, 86 capturas con fines de extradición, 1711 bienes ocupados para extinción de dominio, 145 organizaciones delincuenciales desarticuladas, 20 objetivos de alto valor capturados.Cuando usted llegó a la Dijín anunció que iba a combatir con todas sus fuerzas esos delitos que afectan a los ciudadanos de a pie, ¿qué hizo para cumplir esa promesa?Aunque muchas veces no se nota, hay un trabajo que hemos hecho con respecto al análisis de los fenómenos criminales que afectan al país. Eso nos ha permitido generar acciones de impacto a mediano y largo plazo. Aunque los resultados no se logran de la noche a la mañana, estamos avanzando con paso firme. Un ejemplo son los golpes que han sufrido las bandas criminales.Es cierto que ustedes han logrado resultados importantes en el combate a las bandas criminales; sin embargo, estos grupos continúan haciendo daño en varias zonas del país.Sí, porque en este tema no solo se requiere un trabajo de la Policía, sino que se debe articular toda la capacidad del Estado y de las entidades gubernamentales, para sacar de esos focos de violencia a muchos jóvenes. Nosotros estamos haciendo el trabajo, pero hacen falta otros elementos. Usted puede ver que en el Valle logramos capturas muy importantes, como las de ‘Chicho’, ‘Guerrero’, el ‘Negro Orlando’, ‘Guacamayo’, ‘Palustre’, ‘Picante’. Precisamente, porque debilitar estas estructuras requiere tiempo, resulta apresurado que hace unos meses el Ministro de Defensa saliera a decir que las bandas criminales estaban desapareciendo en el país...Eso que dijo el Ministro es cierto. Cuando uno ve las capturas que hemos hecho, se da cuenta de que ya casi no tienen integrantes y ahora solo quedan unos cuantos delincuentes que hacían parte de esas llamadas bacrim. Por ejemplo, los ‘Machos’, que estaban en el norte del Valle, ya no existen; de los ‘Rastrojos’ solo quedan unos pocos y los ‘Urabeños’ intentan sobrevivir.¿Cuál es su diagnóstico de los ‘Rastrojos’, tras la captura y entrega de sus principales jefes?Lo que le puedo decir es que ahora todos los grupos quieren ser ‘Rastrojos’ y ‘Urabeños’, pero uno lo que ya ha visto es que son delincuentes que han pertenecido a esas bandas y se aprovechan de eso para seguir amenazando a la gente. En este momento, con todos los golpes que les hemos dado, solo quedan banditas de delincuencia común.En Cali, luego de la captura del ‘Negro Orlando’, ‘Palustre’, ‘Martín Bala’, se generó una confrontación entre grupos criminales que tiene a la ciudad como la más violenta del país; prueba de ello es el aumento de los homicidios. Lo más grave es que la Policía no ha tenido la capacidad para responder a esa ola violenta…No es que nosotros no tengamos la capacidad, sino que hay situaciones que se desbordan. Uno quisiera tener un policía en cada esquina, pero eso es muy complicado porque la problemática es estructural. Nosotros podemos responder porque estamos haciendo un trabajo focalizado contra estas organizaciones. De hecho, en estos días estuvo una comisión de la Dijín y la Dirección de Seguridad Ciudadana en Cali, analizando el trabajo que se está haciendo y buscando nuevos elementos para atacar la violencia. Cali ya lleva muchos años esperando una reducción real de la violencia y los ciudadanos ya están cansados de que se anuncien medidas sin ningún resultado. Le doy un ejemplo: hace unos meses el Ministro de Defensa estuvo en la ciudad presentando el grupo especial contra objetivos de alto valor, pero de eso no hemos vuelto a saber…No podemos ser tan escépticos porque si usted mira todas las capturas que se han hecho, puede darse cuenta de que todo eso es producto del trabajo de ese grupo. Lo que pasa es que los policías no van a salir a la calle a decir que persiguen objetivos de alto valor, pero eso no quiere decir que no estén trabajando. Ellos están haciendo una labor metódica y estructural que está dando buenos resultados. Mire la captura de ‘Palustre’, a quien tuvimos que detener en Ecuador porque hay muchos que ya se han ido de Cali. Todo eso demuestra que estamos dando golpes, pero hay que darle tiempo a todo. Lo cierto es que no solo los ciudadanos están cansados de esperar, el propio presidente Santos, que visitó la ciudad hace poco, le exigió “menos explicaciones y más resultados” al comandante de la Policía de Cali, quien unos días después fue relevado de su cargo. Eso demostró, entonces, la falta de efectividad de la Policía…Yo no creo que se estuvieran haciendo las cosas mal. El general Castañeda hizo un trabajo muy importante de acercamiento a la comunidad. Pero si lo cambiaron es porque no estaba haciendo las cosas bien…No siempre que lo cambien quiere decir que hay problemas. Hay asuntos de criminalidad en algunos sitios, pero eso no quiere decir que tengamos que hacer un cambio. Lo que pasa es que dentro de la dinámica de la Policía se hacen modificaciones estratégicas. Yo creo que nuestros cambios y relevos son muy saludables.¿Cuáles son esas tareas que espera cumplir como Director de Seguridad Ciudadana?Por ahora estamos haciendo una revisión para puntualizar los aspectos que requieren prioridad. Yo considero que debemos potenciar el binomio policía - comunidad, para poderle cerrar las brechas a la delincuencia. El trabajo que hemos hecho con el Plan Nacional de Vigilancia por Cuadrantes ha sido muy importante para aumentar la participación ciudadana, por eso seguimos buscando estrategias para recuperar la confianza y credibilidad que los habitantes deben tener en su Policía. Ese será uno de mis retos. Usted habla de la credibilidad, pero lo cierto es que hoy, a pesar de que se han logrado avances, la mayoría de los ciudadanos se sienten inseguros y no confían en la Policía…Tenemos que articular muchos esfuerzos porque lo que hace la Policía es mucho, pero el problema es que eso solo se replica una vez, mientras que lo negativo se replica nueve veces. Independientemente de eso, la meta es ser más visibles y brindar un servicio policial más cercano y efectivo. Luego de las capturas de ‘Chicho’ y ‘Guerrero’, que mantenían el control de los ‘Urabeños’ y los ‘Rastrojos’ en el norte del Valle, ¿cómo están esas bandas criminales en esta zona de la región, que usted conoce muy bien porque estuvo en la Regional 4?Allí hay unas banditas que han venido resurgiendo, tratando de generar extorsiones y cometiendo algunos de los delitos que protagonizaban esos bandidos. Pero nosotros estamos revisando todo lo que están haciendo estos grupos que quieren tomar fuerza otra vez y tenemos un plan para atacarlos. A pesar de que las autoridades dicen que los ‘Urabeños’ están debilitados, en municipios como Buenaventura siguen causando terror: este año ya van ocho descuartizados y parece que a la Policía le quedó grande devolverle la tranquilidad al puerto…A nosotros no nos ha quedado grande, lo que pasa es que en esta zona del país hay una problemática muy fuerte que aprovechan las organizaciones, criminales pero nosotros hemos logrado resultados muy importantes en Buenaventura. Por ejemplo, la banda ‘la Empresa’ ha sido desarticulada casi por completo, ahora solo hay delincuentes que van quedando y otros que tratan de llegar. Usted ha dicho que hoy en el país solo quedan “banditas” locales. ¿Eso quiere decir que, según la Policía, ya no tenemos bandas criminales?Con todos los golpes que les hemos dado, yo creería que ahora solo quedan los ‘Urabeños’, con una estructura nacional que tiene control en algunas áreas y que trata de llegar a ciertos lugares. De las otras bandas criminales, solo quedan algunos miembros que quieren resurgir, pero estas estructuras están debilitadas y condenadas a desaparecer.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad