En cárceles de la China hay 138 colombianos detenidos

Julio 30, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
En cárceles de la China hay 138 colombianos detenidos

Esta es una de las fotografías que Juliana López y Juan Esteban Marín publicaron en sus redes sociales, durante su tiempo como novios.

Caso de la modelo paisa hizo recordar el drama que viven los compatriotas que están presos en ese país.

El caso de los dos jóvenes antioqueños detenidos  la semana pasada en Guangdong, China,  acusados de  tráfico de drogas, y la posibilidad de que enfrenten una condena a pena de muerte, puso  sobre el tapete el drama de los colombianos detenidos en el gigante asiático y que enfrentan una suerte parecida. Lea también: Esclavitud o muerte: así es el infierno de los capturados en China por narcotráfico. La captura de la modelo de 22 años, Juliana López, luego de que se le encontraran varios gramos, al parecer de cocaína, en su computador portátil, y la posterior captura de su exnovio, Juan Esteban Marín, por estar vinculado con el caso, llamó la atención sobre la situación de los 138 colombianos que, según datos de la Cancillería, se encuentran presos en ese país.  Las cifras del Ministerio de Relaciones Exteriores dan cuenta de que  el 90% de los connacionales que están presos  en China  fueron capturados por delitos relacionados con el tráfico de sustancias prohibidas. El  10% restante fueron detenidos por delitos como prostitución y hurtos menores.  Del total de los presos colombianos, 11 purgan penas de cadena perpetua y 12 están condenados a la pena capital. Sin embargo, de esos 12, 9 tienen la pena suspendida por dos años, lo cual, indicó una fuente de la Cancillería, es un tiempo que permite acudir a diferentes figuras legales con el objetivo de cambiar la pena o, en un caso eventual, iniciar un proceso de repatriación.  A pesar de que uno de los colombianos condenado en China murió en septiembre de 2013 debido a complicaciones de salud, y de que varios de ellos padecen graves enfermedades, el Gobierno de ese país, hasta el momento,  se ha negado a una posible repatriación.  Tal es el caso de Harold Carrillo, un taxista caleño condenado en 2010 a pena de muerte luego de ser capturado con 1.700 gramos de cocaína en Guangdong, la misma provincia  del sur chino en la que fueron detenidos los dos jóvenes paisas la semana pasada. Familiares de Carrillo, así como informes del consulado de Colombia en Guangdong, indicaron que el colombiano actualmente sufre cáncer de garganta, situación que sumada a los fuertes trabajos a los que está siendo sometido en la cárcel, pone en peligro su vida.    “Nosotros tenemos conocimiento de esta situación y hemos enviado en varias ocasiones notas al Gobierno Chino para que contemple la repatriación. De hecho, hemos pedido amnistías por razones humanitarias de varios de los condenados, sin embargo, China no ha respondido satisfactoriamente”, informó una fuente de la Cancillería. En septiembre de 2013, Luis Germán Arciniegas, quien pagaba una condena de 12 años por tráfico de drogas en una cárcel de la provincia de Macao, en Hong Kong, murió debido a una enfermedad terminal que padecía. En la actualidad Colombia no tiene un tratado de repatriación con China y las dificultades de establecer uno residen principalmente en el hecho de que en este país no hay penas homologables a las que existen en el país asiático. La Cancillería le ha solicitado en varias ocasiones al Ministerio de Justicia, que es la cartera encargada, que inicie una negociación con China para adelantar los trámites necesarios para un tratado de repatriación. No obstante, el  Minjusticia no se ha pronunciado al respecto. Cadena perpetua o pena de muerte   A pesar de que la Cancillería, por razones de privacidad de los familiares, no reveló específicamente la cantidad de droga que se le encontró a Juliana López, la modelo de 22 años detenida el pasado 20 de julio en China, en caso de ser hallada culpable, enfrentaría condenas que van desde cadena perpetua a pena capital.    Una situación semejante le esperaría a Juan Esteban Marín García, exnovio de Juliana que  habría viajado con ella y quien fue capturado el pasado 22 de julio presuntamente por estar vinculado al caso de la modelo.  Según se pudo establecer, Marín y López habían mantenido una relación sentimental a lo largo de varios años durante los cuales habían realizado viajes a Panamá y China con el fin de traer a Colombia mercancía como gafas, billeteras y ropa para la venta en Medellín. En China el tráfico de estupefacientes o sustancias prohibidas, como se le conoce en ese país, es uno de los 55 delitos  más graves que se castiga con pena de muerte o cadena perpetua, dependiendo del monto de la droga encontrada. De acuerdo con testimonios de familiares de presos colombianos en China, la definición de la condena para ambos jóvenes podría tardar más de un año. Pena de muerte en ChinaEn China hay 55 delitos  por los cuales se aplica la pena de muerte, entre los que se cuenta el tráfido de drogas,  tráfico de metales preciosos, el tráfico de animales silvestres, el robo, la corrupción  y la evasión de impuestos.En general el tiempo de aplicación de las condenas  se tarda pues, como lo denunció El País en abril de este año, todos los presos son explotados al interior de las cárceles en la producción de elementos que son vendidos a diversas multinacionales.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad