En Cali también hay hacinamiento en las estaciones de Policía

En Cali también hay hacinamiento en las estaciones de Policía

Julio 12, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Q'Hubo
En Cali también hay hacinamiento en las estaciones de Policía

Varios reclusos relataron que deben turnarse para bañarse y para realizar las necesidades fisiológicas, además de las visitas de los familiares que sólo se pueden hacer cada 15 días.

277 reclusos permanecen detenidos en estos sitios, que no están adecuados para albergar personas por más de 36 horas.

El hacinamiento que vive la cárcel de Villahermosa de Cali ha generado otra crisis en las estaciones de Policía, donde los detenidos se agolpan en condiciones mínimas de supervivencia.Actualmente, 277 personas permanecen en las estaciones de la Policía Metropolitana de Cali. Una cifra que pone de manifiesto la situación de hacinamiento que allí se vive.Estos sitios, que según la Corte Constitucional deben albergar por un término no mayor de 36 horas a los capturados, mientras les resuelven su situación jurídica, tienen reclusos que llevan hasta meses.En la estación del barrio Junín, por ejemplo, está el detenido más antiguo que ya cumple cuatro meses y 21 días.De acuerdo con el comandante de la Policía Metropolitana de Cali, general Hoover Penilla, las estaciones con mayor hacinamiento son las de El Limonar, El Guabal, El Caney, La Flora y la Rivera. Los fines de semana pueden tener entre 45 y 50 personas. Y entre semana la cifra varía entre 20 y 35.A estas estadísticas se unen las estaciones de Los Mangos, en el Oriente, y La Rivera, en el Norte, adonde son llevadas las mujeres capturadas. Allí permanecen 17 mujeres.“Son lugares con una capacidad de no más de diez personas, además que no tienen colchones ni las condiciones de tener a nadie más allá de unas horas. Pero debido a la situación de Villahermosa, el Inpec solo recibe dos presos cada día y diariamente los jueces envían a la cárcel entre ocho a doce personas, así que mientras hay cupo se llevan a las estaciones”, explicó el general Penilla.El oficial aseguró que estos sitios no tienen las condiciones para que los detenidos permanezcan allí por más de 36 horas. “Si duermen en colchones, es porque sus familias los llevan, la alimentación en ocasiones se las regalan los mismos policías de su plata, si la familia no les lleva, y atención médica no se tiene. Eso incluso, va contra sus derechos humanos”.Varios reclusos relataron que deben turnarse para bañarse y para realizar las necesidades fisiológicas, además de las visitas de los familiares que solo se pueden realizar cada 15 días por cortos lapsos de tiempo.Las familias de los detenidos también viven su propio calvario. Relatan que muchos de ellos deben asistir tres veces al día a llevar la alimentación de los sindicados, por eso es normal que entre las 7:30 y 8:30 de la mañana los uniformados encargados de la guardia reciban los alimentos y los requisen para evitar el ingreso de armas o de alucinógenos. Esta imagen se repite al mediodía y en la tarde, horas del almuerzo y la cena.“Me gasto en transporte 20 mil pesos diarios, pues vengo desde Yumbo a ver a mi hijo que fue detenido, sindicado de extorsión”, dijo la madre de uno de los reclusos.El personero de Cali, Andrés Santamaría, había alertado del hacinamiento en las estaciones. “La crisis de Villahermosa desencadena este problema. Es que es una cárcel con una capacidad de 1100 internos y que alberga más de 5000 y con las tutelas que falló un juez, en la que no se puede seguir llevando detenidos, pues entonces estos quedan en las estaciones, las cuales no están en condiciones para recluir personas. Por Ley, allí no deben tener un interno por más de 36 horas”, aseguró el Personero.Y agregó que todo esto demuestra las fallas de la política carcelaria de este país, que “es un fracaso” del lento sistema judicial.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad