En Buenaventura, una isla es el temor y la esperanza de los familiares de desaparecidos

Noviembre 20, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Buenaventura
En Buenaventura, una isla es el temor y la esperanza de los familiares de desaparecidos

Según las autoridades, hay situaciones donde familiares reportan casos de desaparecidos, pero estos aparecen a las pocas horas.

La llamada Isla de la Calavera, según los habitantes del puerto, alberga los cadáveres de decenas de personas que siguen reportadas como desaparecidas.

"Si el estero San Antonio hablara, la cantidad de muertos que hay allá saldrían...", asegura una familiar de una persona desaparecida en Buenaventura. En su testimonio dice que "es tan así que hay una isla que se llama la isla de la Calavera, allá hay muchos muertos, pero la Policía o el CTI no han sido capaces de ir. Allá están todos los desaparecidos".La isla Calavera, del diablo o de la muerte, como muchos le llaman, está ubicada al frente de los barrios de las comunas 3 y 4, en la entrada al estero San Antonio, en la bahía de Buenventura, donde antes quedaba una zona industrial pesquera, ahora convertida en bodegas para el descargue de carbón.El mismo exparamilitar Ever Veloza, alias HH, ha dicho que mató a más de mil personas y que muchas están sepultadas en las raíces de los manglares de la isla de la Calavera.Desde el parque Néstor Urbano o desde los balcones de los nuevos hoteles que lo bordean se puede divisar el verde que guarda en sus manglares la historia del drama cruel de la desaparición en Buenaventura.Así, el mar se convierte en reservorio de cuerpos sin vida y, de alguna manera, en un cementerio, como la da a entender esta mujer. "Cuando yo voy al mar miro y miro para buscarlo entre las olas. Una vez fuimos al mar a tirar unas flores", señala en medio del llanto. El 'Informe de resultados, evaluación de las necesidades de familiares de personas desaparecidas' recoge la preocupación humanitaria del Comité Internacional de la Cruz Roja, Cicr, por la problemática de la desaparición de personas que se centra en atender las consecuencias que genera en los familiares de personas desaparecidas."Llama la atención en los testimonios recogidos, que el 80 % de las víctimas reclaman el saber la verdad y que les entreguen los restos humanos, mientras en la otras parte del país el sentir es que aparezcan vivos", señaló Adder Samayoa, un consultor guatemalteco que participó en el proyecto y que recuerda una frase de Rosa, familiar de personas desaparecidas, que parece resumir esta situación: "lo primero que queremos es la recuperación de nuestros seres queridos, queremos saber el paradero de ellos. Segundo, si están muertos, que nos digan la verdad y nos entreguen los restos"."La necesidad que tengo es que me digan algo bueno, o lo que sea, pero que me digan algo", dijo otra mujer.Frente a los señalamientos de los familiares sobre la llamada "Isla de la muerte", funcionarios del CTI de la Fiscalía dijeron que han tenido conocimiento de estas denuncias, pero a la hora de acompañar a las autoridades a ese sector no hay colaboración."Nuestra mayor impotencia es no poderle colaborar a la gente para encontrar a sus seres queridos", dijo otro funcionario, alegando que se requieren más recursos para ello.989 personas aparecen en el Registro Nacional de Desaparecidos de Buenaventura. De estas personas, 896 continúan desaparecidas y solo 93 aparecieron: 64 vivas y 29 muertas. Según la Fiscalía, en los dos últimos años se tiene conocimiento de 65 desaparecidos en el puerto.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad