En asamblea definen castigo para asesinos de indígenas del Cauca

Noviembre 09, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
En asamblea definen castigo para asesinos de indígenas del Cauca

El homicidio de José Libardo Pacho, en Caloto, se dio mientras cientos de personas realizaban las honras fúnebres de dos guardias indígenas asesinados en Toribío.

Los indígenas guerrilleros pueden ser castigados con fuete, destierro o prisión. Asamblea cuenta con más de seis mil indígenas.

Con la participación de más de seis mil indígenas inició este domingo la asamblea en la cual se juzgará a los homicidas de Daniel Coicué y Manuel Antonio Tumiñá, los dos miembros de la guardia indígena asesinados por las Farc el miércoles pasado.La asamblea se realizad después de una misa solemne que sirvió de preparativo al juicio.Esneider Gómez, gobernador del Cabildo Indígena de Toribío, explicó que durante el juicio presenta el informe de la investigación, y una vez se lee, la comunidad decide la sanción a aplicarse.Entre los castigos están el fuete, el cepo, trabajos forzados y hasta la expulsión de nuestro territorio.También se puede decidir enviarlos a la cárcel, en el caso de ello su pena se cumplirá en la cárcel San Isidro de Popayán, que maneja el Inpec, y donde existe un pabellón especial para los indígenas. Los dos guardias fueron agredidos por guerrilleros de las Farc cuando intentaron desmontar unas vallas de su territorio. Eran pancartas conmemorativas al aniversario de la muerte del jefe de las Farc, Alfonso Cano.El miércoles la propia guardia capturó a siete guerrilleros, integrantes de su propia étnia, quienes están acusados de matar a los dos comuneros.Gabriel Paví, consejero mayor de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, explica que las amenazas de los grupos ilegales se han intensificado.En menos de 20 días, cuatro guardias han sido asesinados. El 22 de noviembre murió en Caloto el comunero Fabio José Alegría Dagua, atacado por hombres armados. Y el viernes asesinaron a otro guardia en Caloto. Se trató de José Libardo Pacho, de 26 años de edad. Una de las versiones señala que al parecer trataron de robarle la motocicleta.Paví agrega que a estos casos se suman cuatro homicidios a maestros indígenas de Toribío, Miranda y el resguardo Canoas. Estos crímenes fueron cometidos, según los líderes indígenas, por la guerrilla, debido a que "los profesores hacían parte del proceso de conunidades". Un mes antes, la banda criminal los ‘Rastrojos’ amenazó a líderes de Suárez.Manuel Antonio Tumiñá, de 42 años, pertenecía a la Guardia Indígena desde hacía diez años. No tenía hijos, pero su familia dice que sus dos sobrinos eran su adoración.Daniel Coicué, de 63 años, era integrante del resguardo de San Francisco y tenía dos hijos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad