En 15 comunas de Cali bajaron los homicidios

Enero 06, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Autoridades resaltan que asesinatos por pandillas disminuyeron, pero subieron las venganzas. Balance.

Con una disminución del 6 % las autoridades de Cali resaltaron que la ciudad continuó con la tendencia a la baja en los homicidios. Mientras en 2015 se presentaron 1378 casos, el pasado la cifra fue de 1292,  es decir, 86 menos. Lea también: El mapa de la muerte: 15 años de homicidios en Cali

Según el informe revelado por el Observatorio Social de la Alcaldía, en quince de las 22 comunas bajaron los casos. Entre estas se encuentran las comunas 6, 14, 15,  16 y 20, que están intervenidas. Las autoridades resaltaron que en la Comuna 20 (la zona de Siloé) se dio la mayor reducción pasando de  118 a 84 casos, un 29 % menos.

 Asimismo, el principal móvil de los asesinatos fue la venganza, que ocasionó 502 muertes en 2016. Esta cifra tuvo un incremento de un 39 %. En cambio, los homicidios por  problemas de pandillas disminuyeron de 445 a 203, un 54 %.

Para  la secretaria de Seguridad y Justicia, Laura Lugo Marín, “venimos con una reducción significativa. La mayor reducción  es gracias al trabajo que se hace con 34 pandillas”.

El Tratamiento Integral a Pandillas, TIP es un programa para  700 integrantes de estos grupos y, según la Policía,  incluye el trabajo con el entorno familiar de los jóvenes. “Es un proceso de restitución de derechos que involucra atención psicosocial y en salud, revinculación al sistema educativo formal, oferta laboral, educación para el trabajo, ciudadanía y una variada oferta cultural y deportiva”, indicaron.

Por su parte, el comandante de la Policía, general Nelson Ramírez, quien participó ayer en un consejo de seguridad, resaltó que “dejamos a Cali con muy buenos resultados especialmente en indicadores de homicidios. Es la tendencia que se mantiene a la baja para que finalmente logre acercarse a la media nacional”.

Recalcó que lo importante es continuar la batalla contra el crimen organizado, en especial contra el tráfico de estupefacientes y las oficinas de cobro.

Al consejo asistió el general Hugo Casas, quien será el nuevo comandante de la Policía Metropolitana a partir de las próximas semanas. “El derrotero que debemos seguir es continuar trabajando con la Fiscalía, con todas las instituciones y qué mejor que lo que mostraba el Alcalde del trabajo social con pandillas. Me parece que ese es el mejor derrotero”, afirmó el comandante entrante.

Para líderes sociales del Distrito de Aguablanca la situación en algunos sectores ha mejorado.  En 2016 los barrios con más asesinatos fueron Potrero Grande, Manuela Beltrán, Mojica y Siloé. Y aunque estos sectores siguen siendo los más violentos, en estos también se presentó una disminución.

 “Si se ha sentido que los homicidios bajan, pero sigue siendo preocupante la violencia en estas zonas y los adolescentes metidos en la delincuencia. Es que ya pandillas casi no hay sino que son pelados que se dedican al sicariato y son contratados por el crimen organizado. Es que muchos de ellos cuentan que tienen patrón, que les da un arma y moto”, explicó un líder de Aguablanca.

Más cifras Según el reporte del Observatorio Social de la Violencia de la Alcaldía,  las lesiones personales aumentaron en un 5 %.  Mientras que en el 2015 ocurrieron  5717 casos, el año pasado la cifra fue de 6023, 306 hechos más. En un homicidio  la víctima fue abusada sexualmente, agregó el informe. 115 de los homicidios  se presentaron por microtráfico, un 9 % más que los ocurridos por este móvil en 2015. Y 152 personas   fallecieron en riñas en el 2016.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad