Empresario fue condenado por la muerte de su esposa

Noviembre 29, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa

Juzgado halló responsable al barranquillero Samuel Viñas por el homicidio de su esposa, la diseñadora Clarena Acosta.

Luigui Reyes Núnez, juez Tercero Penal del Circuito de Barranquilla, le impuso la pena de 45 años y 10 meses de prisión a Samuel Enrique Viñas Abomohor, al hallarlo culpable de los delitos de homicidio agravado y porte ilegal de arma de fuego.Como se recordará, Viñas Abomohor fue acusado de dar muerte a su ex esposa Clarena Acosta Gómez, propinándole dos disparos en la cabeza, en hechos que ocurrieron el 1 de enero del presente año, en hechos ocurridos en la residencia donde vía la occisa.El 2 de agosto de 2010 se inició el juicio contra el empresario Samuel Viñas Abomohor y el pasado sábado 20 de noviembre, el Juez Tercero Penal con Funciones de Conocimiento dio a conocer que el fallo contra el acusado es condenatorio, donde se le acusó por el delito de homicidio agravado en concurso por porte ilegal de arma, por la muerte de su ex esposa Clarena Acosta.Del total de la condena dada a conocer en el tercer piso, sala 2, del Centro Cívico de Barranquilla, 490 meses son por el homicidio agravado de su ex esposa Clarena Acosta, y 60 meses por el porte ilegal de armas.En su análisis del caso, Reyes concluyó que las pruebas dentro del proceso vislumbraron la actitud castrante, dominante, arrolladora y explosiva del acusado.También estimó que la defensa de Viñas no demostró que el asesinato que cometió fue producto de trastornos y, por el contrario, los dictámenes de sus psiquiatras fueron confusos, “pues una persona no puede ser celosa y, al mismo tiempo, compartir a su mujer con otros hombres” .Agregó que el plan de Viñas Abomohor fue mentir y simular aspectos psíquicos que, ante la pena a la que se veía abocado, le significarían beneficios jurídicos. “Durante el juicio oral se evidenció una violencia de género” .De igual manera Reyes se refirió a los empleados del empresario, de quienes aseguró que “tienen seriamente comprometido su deber con la Justicia de decir la verdad y sólo la verdad, al haber tenido aumentos de sueldos, entre otros incentivos” .Luego de conocer el dictamen del juez, el empresario Viñas permaneció tranquilo y se unió en un fuerte abrazo con sus hijos Samuel David y Laura, al igual que a su padre, quienes estuvieron en la audiencia.Los defensores apelaron la decisión, la cual será resuelta en la sala penal del Tribunal Superior de Barranquilla, a partir de este martes y hasta el próximo lunes.Napoleón Ricardo, abogado de la familia, anunció el inicio de los trámites para lograr la reparación integral de la familia de la víctima, por mil millones de pesos.Enfrentamiento con el juezSamuel Viñas tuvo un altercado con el juez Reyes previo a la lectura de sentencia. El empresario le alegó que se le habían violado sus derechos y que el togado estaba violando la Ley.Pero refutó diciendo que las declaraciones que deba dar las debe plantear dentro de la apelación que pueda interponer su defensa.Uno de los abogados de Viñas Abomohor, Nodier Agudelo, estimó importante escuchar lo que su apoderado quiere manifestar. Pero el togado se mantuvo en su decisión.“Usted quiere hacer las cosas a su libre albedrío. Usted no puede pasarse la Ley por el forro” , le dijo Viñas al juez Reyes, quien conminó al condenado a medir sus palabras o, de lo contrario, ordenaría a los guardias del Inpec que lo retiraran de la sala. “Es una falta de respeto lo que todos acaban de presenciar” , sostuvo Reyes.“Usted también me está faltando el respeto” , replicó Viñas Abomohor. Y agregó: “Lo que no quiere es que no se desnuden los errores que cometió” .El Juez terminó la discusión insistiendo en que “no voy a referirme a otras cosas sino a la lectura de sentencia” .

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad