Empleado de hospital en Tuluá resultó herido durante un fleteo

Julio 03, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá

El conductor de una ambulancia sufrió una fractura en el fémur, causada por un disparo que le propinaron los delincuentes.

Un empleado del Hospital Tomás Uribe Uribe resultó herido en un nuevo caso de fleteo que se registró en las últimas horas en el municipio de Tuluá.La víctima, de 52 años, identificada como Alfonso Zabala, quien se desempeña como conductor de una ambulancia en ese centro asistencial, llegaba a su casa ubicada en la carrera 34 con calle 34 en el barrio Victoria, cuando fue interceptado por los delincuentes.En el forcejeo con los atracadores para evitar que lo despojaran de $2 millones, Zabala fue impactado en la pierna izquierda causándole una fractura en el fémur.Al parecer, los atracadores seguían de cerca a la víctima, quien minutos antes había retirado el dinero de un cajero electrónico ubicado en el centro comercial La Herradura.Es de recordar que el pasado 17 de junio, en un caso similar, un comerciante de 74 años fue asesinado en Tuluá por delincuentes tras oponerse a un atraco.El anciano, a quien los fleteros le propinaron un disparo en el tórax, fue identificado como Óscar López Giraldo. El hecho se registró en la salida de un parqueadero ubicado en la calle 25 con carrera 36, en el barrio Alvernia, un sector residencial de la Villa de Céspedes.Familiares de la víctima indicaron que don Óscar minutos antes había retirado una gruesa suma de dinero de una entidad bancaria ubicada en ese mismo centro comercial.Lo que se pudo establecer es que López Giraldo tomó un taxi y se trasladó hasta el otro extremo de la ciudad en donde había dejado parqueado su vehículo particular, un automóvil Chevrolet de placas MDY-517 de Sabaneta.En el momento en que el septuagenario se disponía abordar su vehículo irrumpieron dos hombres que se movilizaban en una motocicleta Yamaha RX-115 de color negro.En el forcejeo, los delincuentes le propinaron un disparo al parecer con un revólver calibre 38 largo. Gravemente herido, el anciano fue trasladado hasta la clínica San Francisco, a donde llegó sin signos vitales.La Policía informó que los fleteros se apoderaron de un paquete en donde el señor López llevaba el dinero que había acabado de retirar del banco.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad