El Valle del Cauca tendrá nuevo modelo de reclusión para menores infractores

El Valle del Cauca tendrá nuevo modelo de reclusión para menores infractores

Mayo 14, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá
El Valle del Cauca tendrá nuevo modelo de reclusión para menores infractores

El alto consejero Francisco Lloreda estuvo en Tuluá presentando el proyecto.

Se invertirán $20 mil millones en Valle del Lili y Buen Pastor; además se reforzarán centros transitorios de la región con un presupuesto de $2 mil millones.

Un nuevo modelo de reclusión para menores infractores es la nueva apuesta de las autoridades nacionales y regionales para mejorar el Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes en el departamento.Se trata de una estrategia que incluye una inversión de $20 mil millones en los centros del menor infractor Valle del Lili y Buen Pastor, ubicados en Cali, que busca transformar su infraestructura y su esquema de atención de los adolescentes.El anuncio lo hizo el martes en Tuluá el alto consejero para la Convivencia y Seguridad Ciudadana, Francisco José Lloreda, quien explicó que, ante la falta de un lote para construir un nuevo centro de reclusión, los recursos se invertirán en la capital del Valle, donde, además, se construirán módulos para menores de otros municipios de la región. “El proyecto, que se ejecutará en un plazo máximo de dos años, pretende fortalecer el Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes en el departamento”, indicó Lloreda.El cronograma de trabajo establece que en los próximos dos meses se concretarán los aportes, se formulará el proyecto en todas sus partes y se definirá el mecanismo para la ejecución de esos recursos. Mientras que entre julio y diciembre se realizarán los estudios y los diseños de las obras y la ejecución se llevará a cabo entre del 2015 y diciembre del 2016.Con los dineros, que serán aportados por el Gobierno Nacional ($13 mil millones), la Gobernación del Valle ($8 mil millones) y la Alcaldía de Cali ($1000 millones), se fortalecerán en Valle del Lili los sistemas de seguridad, se construirán nuevos talleres, se hará un coliseo deportivo y una piscina; al tiempo que se habilitarán nuevos cupos.De la misma manera, en el Buen Pastor se mejorarán las condiciones de seguridad, se construirán talleres en convenio con el Sena y se adecuará una cancha.El alto consejero para la Convivencia y Seguridad Ciudadana también explicó que $2 mil millones más se invertirán en la reparación y mantenimiento de los centros transitorios para jóvenes infractores en Cali, Sevilla, Roldanillo, Buga, Buenaventura, Palmira, Cartago y Tuluá.“Tenemos que fortalecer y mejorar también los centros transitorios porque son el punto de entrada de los adolescentes”, expresó Lloreda.En estos centros, donde los menores permanecen durante las 36 horas siguientes a su aprehensión, se mejorarán las condiciones físicas y se ampliarán los servicios de educación, recreación, talleres y alojamientos. “La idea es que los jóvenes puedan permanecer allí por más tiempo y eso nos libere un poco de tener que llevarlos de inmediato a Valle del Lili y Buen Pastor”, afirmó el director regional del ICBF, John Arley Murillo.Entre tanto, el gobernador del Valle, Ubeimar Delgado, indicó que del total de los recursos que aportará el Departamento, $5 mil millones serán para la construcción de un nuevo pabellón en Valle del Lili, donde serán recluidos los jóvenes que infrinjan la ley en otras localidades de la región. “Con ese nuevo módulo tendremos en Valle del Lili 140 nuevos cupos para los jóvenes de los otros municipios”, manifestó. A su vez, el director regional del ICBF añadió que la separación de los jóvenes infractores de Cali con los del resto del Valle es necesaria debido a que “la idiosincrasia de los menores procedentes del centro y norte del Valle es diferente”.El secretario de Gobierno de Cali, Carlos José Holguín, dijo que el problema del joven infractor es muy preocupante porque hay un alto índice de víctimas y victimarios que son menores de edad, “a pesar de que hemos adoptado medidas preventivas como el toque de queda”.Por su parte, Marco Aurelio Zuluaga, director nacional del ICBF, dijo que se espera que este nuevo modelo que se implementará en el Valle para mejorar el sistema de reclusión de menores infractores, se convierta en un proyecto pionero que se copie en todo el país. Sobre los pequeños hurtosDurante el conversatorio ‘Innovación y estrategias para enfrentar el delito empresarial. Hacia dónde vamos’, que se realizó en la capital del país, se concluyó que la prevención y el manejo de los llamados pequeños delitos son claves en la lucha por la seguridad.Para Francisco José Lloreda, alto consejero para la Seguridad y Convivencia, el primer hurto, por pequeño que sea, marca una distinción en lo que se quiere contrarrestar que “no es solo un asunto de la Policía”.Asimismo, es necesario afectar tres circunstancias claves en el delito, no solo al victimario o la víctima, también el espacio, explicó Lloreda.En pro de la seguridad ciudadana, la Alta Consejería ha priorizado varias ciudades en el país, entre ellas Bogotá, Santa Marta, Valledupar, Cúcuta, Barranquilla, Soledad, Cartagena, Montería, Medellín, Manizales, Pereira, Tuluá, Palmira, Buenaventura, Cali, Popayán, Pasto, Neiva, Ibague, Villavicencio, Soacha, Armenia y Tunja.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad