El Valle del Cauca fue el tercer departamento con más homicidios en 2010

Agosto 03, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Guaviare y Casanare ocuparon los primeros lugares, según lo reveló el informe Forensis, del Instituto de Medicina Legal.

Cali y el Valle ocupan el tercer lugar en la lista de capitales y departamentos del país con el mayor número de homicidios por cada cien mil habitantes.Así lo reveló ayer el reciente informe del Instituto de Medicina Legal acerca de la violencia que se registró en el país durante el 2010. De acuerdo con el balance, el año pasado en la capital del Valle se presentaron 1.859 muertes, es decir una tasa de 83 fallecimientos por cada cien mil habitantes. Esta cifra sólo fue superada por las capitales San José del Guaviare, que tuvo una tasa de 123 muertes, y Medellín, una de 86 homicidios.Luego de Guaviare y Arauca, el Valle es el departamento del país con la mayor tasa de crímenes: 78 por cada cien mil habitantes. Según el informe, durante el 2010 en la región ocurrieron 3.404 homicidios. Pero estas cifras parecen no sorprender a las autoridades locales y regionales. Para el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, el alto número de homicidios en la ciudad se debe a la presencia del narcotráfico. “No hay otra causa a la situación de violencia que enfrentamos en Cali. Todo se centra en la venta de droga y en la importación de las armas. Pero eso también sucede en Medellín y en otras capitales, porque se trata de un fenómeno trasnacional que desborda a los gobiernos locales”. Sin embargo, el defensor del Pueblo, Andrés Santamaría, recordó que la falta de una política pública de seguridad en la Administración Municipal sí ha contribuído al aumento de la violencia en la capital del Valle.“A mí no me sorprenden estas cifras porque es claro que en la ciudad y en el resto de la región se requiere una estrategia seria para atacar la violencia. Además, hay que mejorar los mecanismos de justicia, pues la impunidad también es un factor que incrementa las tasas de homicidios, debido a que el victimario siente que no va a ser castigado”, declaró Santamaría. El panorama en el resto de municipios del departamento también es crítico: sólo nueve de las 42 localidades del Valle del Cauca registran una tasa por debajo de 50 muertes por cada cien mil habitantes. Es así como en Vijes, Obando, La Victoria, San Pedro, Alcalá, El Águila, Ginebra, Jamundí y Buenaventura, al parecer, la violencia tiene un menor impacto que en el resto de la región. El Dovio registró la tasa de muertes violentas más alta de la región: 233 homicidios por cada cien mil habitantes. Seguido por Roldanillo, con una tasa de 127; Toro, con 124; Versalles, con 116; El Cairo, con 113, y Palmira, con 99. Frente a esta situación, el secretario de Gobierno del Valle, Rodrigo Zamorano, no quiso ahondar en los casos citados, aunque sí reconoció que uno de los propósitos del Gobierno departamental es mejorar estos índices de violencia. “No conozco el último informe de Medicina Legal, pero nuestro balance es que la tasa de homicidios en la región es de 72 muertes por cada cien mil habitantes. Habría que mirar por qué aumentó. Puede ser que el total de la población sea menor al que nosotros tenemos en la actualidad. De todas formas, el compromiso es seguir trabajando en reducir los homicidios, pues es el delito más grave que existe”, declaró. Disminución no convenceAunque el informe de Medicina Legal reveló que en el 2010 hubo 258 crímenes menos que en el 2009, el Instituto de Medicina Legal advirtió que no se trata de una reducción significativa, teniendo en cuenta las campañas que hace el Estado para preservar la vida de los ciudadanos.Y es que las estadísticas siguen preocupando a las autoridades y a la ciudadanía: el año pasado en el territorio nacional se registraron 17.459 muertes violentas. Lo que quiere decir que en el 2010 cada media hora ocurrió un homicidio en el territorio nacional. Del total de estos casos, el 62% corresponde a personas entre los 20 y 39 años. Asimismo, la mayoría de las víctimas son hombres. Según el informe, el domingo sigue siendo el día más violento en el país, con un total de 3.572 crímenes, seguido por el sábado y el viernes, con un balance de 2.859 y 2.341 casos respectivamente. Otra de las conclusiones de la reciente publicación tiene que ver con el aumento de los homicidios en el área urbana. El año pasado el 78% del total de muertes violentas en el país, es decir 13.610, se registraron en las ciudades, un 5% más que en el 2009. Mientras que en la zona rural ocurrieron 3.849 crímenes, un 20% menos que en el 2009.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad