El terrorismo, negocio con muchos tentáculos

Mayo 08, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Por Alda Mera
El terrorismo, negocio con muchos tentáculos

Un billón de dólares manejaban en 2002 las Farc, según un informe del Ministerio de Defensa de 2007. La cifra se redujo en 2005 a US$0,7 billones y en 2007 a 0,4 billones.

De muchas arcas se alimenta el pulpo terrorista en el planeta. Narcotráfico, principal fuente de financiación.

Contrabando de diamantes en África. Aportes de los jeques del petróleo en Medio Oriente. Tráfico de heroína en Afganistán o de cocaína en Colombia. Secuestro y extorsiones aquí o en España. Todos alimentan al pulpo del terrorismo mundial. Al Qaeda, el grupo islámico cuyo líder Osama bin Laden fue muerto por Estados Unidos el pasado 1 de mayo, es una organización con buen músculo financiero, gracias a la fortuna de Osama bin Laden, estimada en US$300 millones por la revista Forbes en el 2010, y por el apoyo que recibe de algunos gobiernos árabes.Además, estos grupos extremistas islámicos reciben aportes de musulmanes que “están convencidos de que su pelea es válida y envían las ganancias de sus negocios desde diferentes partes del mundo”, dice John Marulanda, consultor internacional en seguridad y defensa.Para León Valencia, director de la Corporación Arco Iris, “las riquezas de los grupos islámicos provienen del mismo petróleo, ya que los grandes magnates de este negocio aportan a los grupos musulmanes y muchos de ellos están vinculados al terrorismo internacional”.Luego de Al Qaeda, señala Marulanda, se cree que el grupo terrorista más fuerte en recursos es las Farc, “porque su fuente de financiación, el narcotráfico, es un negocio multimillonario hasta el punto que dejaron de ser guerrilleros y se volvieron unos narcotraficantes cualquiera”. Otro buen porcentaje de recursos se los dan la extorsión y el secuestro y otros negocios ilegales como el contrabando de gasolina y el cobro de vacunas. “En la guerrilla colombiana, todos esos recursos son utilizados en la guerra, pero entre los paramilitares se vuelven una fuente de acumulación de riqueza de los jefes y de sus aliados en la sociedad”, dice Valencia.El analista internacionalista Enrique Serrano señala que además del tráfico de drogas y de armas, estos negocios se complementan con el lavado de dinero, en especial, en los países petroleros. “Pero cabe decir que un grupo radical con dos suicidas y una sola granada pueden realizar un atentado grave. Eso significa que el terrorismo no necesita grandes sumas, al menos en todos los casos”, explica.Y da como ejemplo que los autores del 9/11 en las Torres Gemelas no eran dueños de los aviones, sino que con algunas armas y poca plata, causaron el atentado terrorista más letal de la historia.Jorge Alberto Restrepo, analista de la Universidad Javeriana, dice que “financiar redes terroristas es relativamente barato. No es algo de millones porque no son grupos armados fijos, sino operados por voluntarios con entrenamiento militar. Y sus atentados son realizados por suicidas de estrato alto, como Bin Laden”.Vea segunda Parte

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad