El secuestro, un flagelo que ha afectado a 39.058 colombianos

El secuestro, un flagelo que ha afectado a 39.058 colombianos

Noviembre 21, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El secuestro, un flagelo que ha afectado a 39.058 colombianos

1074 secuestrados fueron víctimas de amenazas o tortura en Colombia.

Radiografía de 40 años de plagios en el país, realizada por el Centro Nacional de Memoria Histórica.

Colombia, una sociedad secuestrada: 39.058 plagiados entre 1970 y 2010. Años como en el 2000 en el que diariamente nueve personas eran plagiadas. Un delito que se convirtió en un negocio de $12,2 billones. Estas cifras hacen parte de la radiografía del secuestro en el país realizada por el Centro Nacional de Memoria Histórica.“El secuestro podría ser visto como una extensión, en nuestro tiempo, de la esclavitud: se priva al individuo de su libertad en contra de su voluntad y se condiciona la misma a un intercambio, a una transacción -económica o no- pero siempre dirigida a la consecución de un beneficio que prima sobre la vida humana”, se expresa en el informe de 240 páginas presentado ayer en Bogotá.En este se explica que el flagelo ha “trastocado la existencia de 39.058 personas en Colombia en los últimos cuarenta años. La magnitud de lo padecido y la evolución del secuestro en el marco del conflicto armado, resaltando como argumento central que este delito es una forma de violencia asociada a otras que hacen parte del conflicto, la cual ha sido utilizada por todos los actores involucrados por motivos tanto políticos como económicos”.Asimismo, Cali es una de las ciudades más afectadas por los plagios. En la capital vallecuacana han sido secuestradas 1.341 personas. La mayoría de estos fueron cometidos por el ELN y las redes criminales.“El fenómeno del secuestro, a pesar de haber golpeado 1.004 municipios del país, ha tenido un impacto diferenciado a nivel regional, y por ello se puede afirmar que un 50 % de los secuestros cometidos en Colombia entre 1970 y 2010 se concentran en 56 de los 1.102 municipios del país”, se explica.Y de esos municipios los más afectados han sido “Bogotá, Medellín y Cali –las principales ciudades del país-, que concentran el 15 % de los secuestros, mientras que les siguen ciudades intermedias como Valledupar, Villavicencio y Bucaramanga”.Asimismo, se indica que “en Villavicencio, Bogotá y Medellín, las redes criminales ocupan el primer lugar en número de secuestros. En el caso de Cali, estas redes compiten por el primer puesto con el ELN. Las Farc, por su parte, no se vislumbran como la organización que más secuestra en ninguna de las principales ciudades”.Sin embargo, aunque las Farc no ha cometido la mayor cantidad de plagios en estas ciudades, en las cifras generales sí es la autora de la mayoría de los casos. En el estudio se conocen los presuntos autores de 26.115 de los casos y esta guerrilla es la causante de 9.447.“Las Farc se convierten en el principal perpetrador de secuestros en Colombia y la lógica en la cual este grupo armado ilegal ha instituido la práctica del secuestro como fuente de recursos económicos, pero también como mecanismo de presión política, en particular durante negociaciones de paz”, se dice en el análisis.“El secuestro es utilizado por las guerrillas –en particular las Farc- no solo como una estrategia de financiamiento económico y de presión política, sino también como una herramienta en función de su estructura militar. En efecto, la práctica del secuestro les permite adoptar dinámicas de entrenamiento y movilidad permanente, lo cual fortalece su capacidad logística y consolida su estructura de mando”.1. Inicio 1970-1989 (2.253 plagios)“Cuando apareció el secuestro como fenómeno al interior de la sociedad colombiana, en las décadas de los años 70 y 80, se presentaban en promedio 113 casos al año. Ya para ese entonces la guerrilla se convirtió en el principal autor. En este periodo, esta actividad era perpetrada principalmente por el M-19, que en dicho momento histórico combinaba las motivaciones políticas y propagandísticas con fines económicos”. En esta época aparecen también los plagios de los narcotraficantes y del ELN.2. Escalamiento 1990 - 1995 (4.353)“Se presentó un aumento del 93% en el número de secuestros en comparación con la etapa de inicios. En este periodo, los grupos guerrilleros, particularmente las Farc y el ELN, aprovecharon el marco de oportunidad para crecer y fortalecerse a nivel militar y político, incrementando la comisiónde secuestros, casi todos extorsivos, y además entraron a formar parte del complejo entramado que constituye la infraestructura del negocio del narcotráfico en el país, que funcionó como un mecanismo efectivo en su estrategia expansiva”.3. Masificación 1996 - 2000 (13.548)“En esta etapa se da cuenta del recrudecimiento del conflicto armado y de una profunda crisis del Estado. (...) El incremento se explica por las llamadas “pescas milagrosas”. Los grupos armados ilegales masificaron el delito y se especializaron en la custodia. La otra razón es por el control territorial que obtuvo las Farc en medio de las negociaciones de paz con el gobierno de Andrés Pastrana, y el uso del secuestro como herramienta de presión política”. Durante los diálogos del Caguán, entre 1998 y 2002, las Farc cometieron 5.351 secuestros.4. Contención 2001 - 2005 “Este periodo refleja el efecto que la reacción del Estado tuvo sobre el fenómeno del secuestro, pues se presentó un declive en su volumen anual de ocurrencia, que pasó de un promedio de 2.709 anuales entre 1996 y 2000 a 2.442 en el primer lustro del siglo XXI. La principal razón de este declive fue el impacto que tuvo la política de Seguridad Democrática en la disminución de los diferentes tipos de violencia. Sin embargo, este periodo registró el mayor número de secuestros por parte de los grupos paramilitares”.5. Reacomodo 2006 - 2010“Este periodo reflejó la reconfi guración del conflicto interno, las redes criminales se constituyeron como organizaciones con una estructura jerárquica y una motivación principalmente económica, convirtiéndose hoy en un nuevo reto para el Estado colombiano. En la fase de Reacomodamiento se visibilizaron mucho más estas redes criminales, que operan básicamente en las grandes ciudades y zonas urbanas. Su consolidación como actores preponderantes en la dinámica del secuestro”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad