El Sargento Luis Alberto Erazo entrega detalles sobre cómo logró salvar su vida

Noviembre 28, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa | Elpais.com.co

En sus primeras declaraciones con los medios de comunicación, el sargento Erazo le dijo a 'Timochenko' que las Fuerzas Militares lo encontrarán "hasta en los infiernos".

“La guerrilla siempre nos había dicho que en caso de un combate con el Ejército corriéramos hacia el lado de ellos, pero a mí se me olvidó eso y salí en sentido contrario. Por eso me salvé”, así explicó el sargento Luis Alberto Erazo la forma en que huyó de la muerte en las selvas del Caquetá durante los hechos en los que cuatro uniformados que estaban secuestrados fueron asesinados por las Farc."A dos o tres metros, estaban tres guardias. Luego una escuadra de reacción, más los comandantes... Llevábamos apenas un día en ese campamento. Llegamos el día anterior a las 2 de la tarde y como a las 6 nos encadenaron", relató en Caracol Radio el sargento."Busco mis cosas en el equipo, agarro una toalla para empacarla cuando escucho los primeros disparos, uno, dos, tres... se vinieron en ráfaga, en una de esas siento que me dan en la cara, en el cuello y arranco a correr hacia el lado oriental porque veo que el centinela sale y en esas me caigo y corro hacia un caño", narró Erazo a los medios de comunicación.Erazo, quien permanece interno en el hospital Central de la Policía, dijo que mientras permaneció escondido en la selva se vio en la necesidad de cubrirse las heridas del cuello y la cara para evitar que los mosquitos propios de esa región le invadieran las lesiones que tuvo luego de los combates en los que fueron fusilados el coronel Edgar Yesid Duarte, el mayor Elkin Hernández Rivas, el intendente jefe de la Policía Álvaro Moreno, todo integrantes de la Policía. Y junto a ellos, el sargento del Ejército José Libio Martínez.“Empiezo a subir y dos guerrilleros estuvieron a punto de alcanzarme, me les pierdo y me escondo por ahí hasta las 5:00 p.m. me quedó solo y tomo buscando el río Caquetá. Luego vi a unos soldados que tenían unas motosierras y les dije que era policía”, recordó el sargento Erazo en diálogo con Caracol Radio.Confesó que cuando las tropas del Ejército lo rescataron en la zona sintió guayabo, pues sus compañeros quedaron en medio de la selva. "Se le arruga a uno el corazón. Siento que Dios me ha dado una nueva oportunidad". Además dijo que a través de un transitor, se dio cuenta de la operación en que dieron de baja a alias 'Alfonso Cano'. Recordó que en un día ellos madrugaban y después del desayuno iniciaban las caminatas y cuando llegaban al campamento se ponían a escribir. "Manteníamos encadenados día y noche, así nos bañamos, estabámos así de 6:00 a.m. a 6:00 p.m., eso dependía de los comandantes. Escribíamos cartas en cantidad". Con respecto al nuevo jefe de esa guerrilla, alias ‘Timochenko’, dijo que “la Fuerza Pública llega hasta los infiernos y allá le van a caer”.Sobre el operativo donde integrantes del frente 66 de las Farc asesinaron a los uniformados, quienes llevaban más de 10 años de secuestro, el ministro de la Defensa Juan Carlos Pinzón reiteró que no se trató de un rescate militar fallido sino de una operación de búsqueda y localización.Cabe mencionar que los cuerpos de los cuatro uniformados asesinados por las Farc llegaron este domingo en la noche a Bogotá. A esta hora, las autoridades realizan los debidos análisis forenses y se espera que en el transcurso del día sean entregados a sus familiares para darles sepultura.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad