El proceso que podría enfrentar la mujer que ofreció a su hijo en venta en internet

Marzo 25, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Abogados afirman que se habría configurado el delito de adopción irregular. Especialistas en temas de mujer piden mayores garantías para las madres cabezas de familia.

Un proceso judicial por el posible delito de adopción irregular debería enfrentar la mujer que ofreció en venta a su hijo a través de una página de internet en Cali. 

 Según informó el director del Bienestar Familiar, ICBF, regional Valle, Jhon Arley Murillo, la mujer de 27 años declaró ante la Defensora de Familia, aceptando su intención de vender a su hijo, que tiene dos meses de gestación. 

“La defensora  recibió la declaración de la joven  con el fin de aclarar lo sucedido y garantizar los derechos de la bebé que se está gestando, así como de los dos hijos de 10 y 16 años que tiene la mujer”, indicó Murillo.  

El funcionario aclaró también que interpondrá la denuncia ante la Fiscalía por los hechos, con el fin de que la entidad determine cuál es el delito que se configura e inicie el proceso a que haya lugar. 

Fuentes de la Fiscalía indicaron que aún no han recibido la denuncia por parte del ICBF y que, por tanto,  no se ha iniciado proceso legal y no se ha determinado el posible delito en el cual la mujer habría incurrido. 

 Sin embargo, para el abogado Elmer Montaña, exfiscal de la casa de Justicia de Aguablanca, el delito cometido por la madre sería el de adopción irregular, contemplado en el artículo 232 del Código Penal, que es castigado con penas de cárcel de entre los 16 y los 90 meses. 

 “El artículo prevé la comisión del delito para quien promueva o realice la adopción del menor sin cumplir los requisitos legales correspondientes, que es lo que sucede en este caso. No se puede hablar de trata de personas, porque eso tiene otras implicaciones, ligadas a temas de explotación o esclavitud. En este caso, se trata de la venta de un menor a una persona que lo acogería. Algo como una adopción, pero que no cumple los requisitos exigidos por la ley”, afirmó el abogado.

La mujer, según indicó el ICBF, es madre soltera que trabajaba en una empresa de textiles de la ciudad de la cual había sido despedida hace algunas semanas y, además, tenía la condición de víctima.

 De acuerdo con la entidad, había llegado como desplazada desde Docordó, Chocó, en el 2013, y en 2014 recibió la atención a las víctimas del conflicto por parte de la Unidad de Víctimas. La mujer aún se encuentra en su residencia en donde la Policía del cuadrante presta vigilancia para salvaguardar su seguridad. Asimismo, informó el ICBF, tanto la mujer como sus dos hijos, fueron incluidos en un plan de esa entidad para garantizarles su alimentación.

 Iván Gómez, representante legal de OLX, la página web en la cual fue publicado el clasificado de venta del bebé, advirtió que esa firma tiene políticas estrictas para las publicaciones y que en este caso se presentó un error interno de procedimiento, pues “nosotros prohibimos cualquier anuncio que atente contra la integridad de las personas”.  

 Para Ximena Norato, directora de la agencia Pandi, una organización dedicada a temas de niñez y desarrollo social, más allá de los detalles judiciales y  de la reprobación moral que ha suscitado, el caso debe propiciar un análisis sobre la situación que viven muchas mujeres cabezas de familia en el país.

 “Aquí, más allá de decir que esta señora es o no una buena mujer, lo que hay que hacer es pensar en las condiciones en las que vive. Se trata de una desplazada de la violencia, llegada a Cali desde Chocó, que vive en condiciones de vulnerabilidad y que había sido despedida de su trabajo. Eso no la justifica, pero si el país es capaz de juzgarla por ese acto, por qué no se dice nada del hombre que la embarazó y la abandonó, o del estado mismo que, según el artículo 41 del código de infancia, debe garantizar alimentación a todos los menores en condiciones de vulnerabilidad. Aquí lo que hay que analizar es por qué una mujer es capaz de llegar a ese extremo”, dijo  Norato. 

 De acuerdo con Estadísticas de la encuesta Nacional de Demografía y Salud, citadas por Norato, en Colombia son abandonados en promedio tres niños a diario y el 32 % de los hogares están compuestos por madres solteras. “Esas cifras indican que hay una crisis general de la infancia y de la maternidad en el país. No se tiene políticas eficaces de control de la natalidad, entonces nos estamos llenando de niños no deseados que luego son maltratados por sus propias familias. El año pasado murieron 27 niños a manos de sus familiares”, afirma la experta. 

En el Valle del Cauca, de acuerdo con el Icbf, se presentaron un total de 78 casos de niños abandonados en 2014, de ellos 38 estaban entre los 0 y 6 años; 13 entre los 6 y 12 años, y 27 entre los 12 y 18 años.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad