El poder de alias Coco, cabecilla del ELN por quien hay una millonaria recompensa

El poder de alias Coco, cabecilla del ELN por quien hay una millonaria recompensa

Mayo 14, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l Colprensa - Villavicencio

En menos de 15 años pasó de ser combatiente raso a jefe de esa guerrilla. Recientemente la recompensa por su captura se incrementó en un 200 %.

En menos de 15 años, la efectividad de Arley Carvajal Martínez lo disparó de combatiente raso a segundo al mando y jefe financiero del frente 'José David Suárez' del ELN, la estructura de esta guerrilla que todavía mantiene presencia en la zona montañosa de Arauca, Meta y Casanare.

Conocido con los alias de 'Arley' o 'Coco', este araucano, que nació el 9 de marzo de 1985 en Saravena, se convirtió en el objetivo número uno del Ejército y la Policía, luego de que el Ministerio de Defensa, anunció en Yopal que la recompensa por su captura subía de $20 millones a $400 millones.

Pero, ¿por qué Carvajal Martínez ganó tal notoriedad para que el propio ministro Luis Carlos Villegas incrementara en 200% el valor que se ofrecía por su recompensa y ordenó mayores esfuerzos para lograr su captura?

A pesar de su afición a los gallos y las mujeres, 'Coco' se ganó su fama precisamente por la reciedumbre con la población civil de la zona de influencia de los frentes y comisiones donde comenzó a operar.

Lea también: Santos ofreció $1000 millones de recompensa por cabecilla del ELN en Arauca

“Ahí viene ‘el Coco’”, decían los afectados por las amenazas de extorsión en las que se especializó Carvajal Martínez y que le granjearon el respaldo de los comandantes del 'frente de guerra oriental - FGO'.

La efectividad de sus cobros lo convirtió pronto en cabecilla de la comisión 'Killiant' y poco después en el mando máximo de la comisión 'Víctor Manuel Díaz', una estructura de élite encargada de la seguridad de alias 'Antonio', el máximo jefe del frente José David Suárez, de cuya estructura es actualmente el segundo cabecilla.

Según analistas de inteligencia militar, adscritos a la Decimosexta Brigada del Ejército con base en Casanare, por las manos de alias 'Coco' como jefe financiero, pasa el producto de todas las extorsiones que esta máquina militar del ELN produce para esta guerrilla.

En los últimos meses, y ante la declinación de la actividad petrolera en la región, alias 'Coco' remplazó ese 'déficit de recursos' con una estrategia igual de efectiva.

Lea también: ELN se quiere quedar con el botín de las Farc en Cauca, Valle y Nariño

“A él le atribuimos haber implantado la quema de maquinaria de grandes contratistas de obras civiles en Casanare, para presionar el pago de vacunas”, dijo la fuente militar consultada por Colprensa.

En solo ocho meses, más de 16 acciones de ataque a retroexcavadoras, buldóceres y equipo pesado, se reportaron en municipios como Yopal, Trinidad, Aguazul y Recetor, donde se desarrollaban trabajos de pavimentación, apertura de vías o trituración de materiales.

Las acciones, que incluso se reportaron en parqueaderos de Yopal donde hubo quema de vehículos, exasperaron a las empresas contratistas que incluso amenazaron con abandonar los proyectos por dificultades de orden público.

A hombres al mando de 'Coco' se les atribuye también la muerte de dos policías en un ataque en la vereda Altos de Cupiagua (en Aguazul, junio de 2012) y la reciente voladura de un camión, en el sector Plan Brisas, del mismo municipio, que el pasado 26 de febrero causó la muerte a cuatro uniformados.

Escurridizo y desconfiado, el subversivo se movía como 'pez en el agua' en la zona montañosa de Casanare; pero el 1º de octubre de 2015, un operativo militar del Batallón Ramón Nonato Pérez estuvo a punto de producir su captura el cual terminó muy mal para el Ejército: en el intercambio de disparos murió el Comandante de Operaciones del Batallón, mayor Wilson Humberto Gómez Benítez.

En su reacción y escape, por las vías polvorientas de la vereda Visinaca de Tauramena y en medio de la noche, 'Coco' huyó a un paradero hoy desconocido.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad