El homicidio del profesor caleño que produjo la captura del subcomandante de la Policía de Bogotá

Agosto 09, 2017 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País 
Audiencia a Policías

Audiencia de imputación de cargos.

Colprensa

En Cali se sorprendieron al conocer la captura del coronel William Eduardo Sánchez, subcomandante de la Policía de Bogotá, por el delito de adulteración de escena, tras los homicidios del profesor Francisco Javier Ocampo Cepeda y del patrullero de la Policía Olmer Franco, ocurridos en el 2013.

El oficial estuvo por más de cuatro años en la capital vallecaucana, donde lo recuerdan como “tropero, jodido y muy operativo”.

A esta ciudad llegó como teniente coronel para ocupar el cargo de Comandante del Distrito 1 (Fray Damián), en el 2012. Al año siguiente fue trasladado al Distrito 4, en el Distrito de Aguablanca, una de las zonas con más homicidios.

Precisamente, cuando era comandante en ese sector fue que ocurrió la muerte del profesor. En esa ocasión, el teniente coronel William Sánchez aseguró a los medios de comunicación que el patrullero Franco había sido asesinado cuando un grupo de jóvenes no se dejaron requisar por varios uniformados y sacaron armas de fuego y se enfrentaron a tiros a los agentes. “El patrullero murió luego de ser llevado a un hospital del sur de la ciudad y el delincuente que le disparó fue dado de baja en el enfrentamiento”, dijo Sánchez.

Lea aquí: 'El profe 'Pacho', un hombre de paz que sigue exigiendo justicia a cuatro años de su muerte'.

Sin embargo, el supuesto delincuente fue identificado como el profesor Francisco Javier Ocampo, reconocido por su trabajo con jóvenes en los colegios Antonio José Camacho, Lacordaire y El Hispano. La familia del docente denunció que ese domingo 4 de agosto él, junto con un hijo y un amigo de este, salieron a trotar desde el barrio El Guabal (donde vivían) hasta Pance.

La cuñada del docente relató que ese día “iban por la Simón Bolívar, por Cañaverales, cuando les salieron unos hombres armados. Entonces todos salieron a correr. Mi sobrino y el amigo salieron para un lado y mi cuñado se metió como hacia el polideportivo María Isabel Urrutia”.

“Mi sobrino regresó a la casa muy asustado, pero de él no se sabía nada. Yo vi las noticias al mediodía y pensé que era un homónimo solo cuando llamaron de la Fiscalía supe que era él. No puedo creerlo. No sabemos qué pasó. Como van a decir que tenía una pistola, si salió solo con un celular de $40.000 e iba en pantaloneta”.

Lea también: Legalizan captura de los 13 policías involucrados en crimen de profesor

Las declaraciones del coronel Sánchez fueron ratificadas por el entonces comandante de la Metropolitana, general Fabio Alejandro Castañeda, quien insistió en que “en el sitio donde ocurrieron los hechos se encontró un maletín con una serie de elementos personales y un volante amenazante contra un comerciante de la zona. Una cosa es lo que piense la familia con suposiciones y otra la que diga la investigación. La investigación dice que él llevaba un arma en su poder”, agregó Castañeda.

Sin embargo, cuatro año después, un fiscal de la Unidad de Derechos Humanos solicitó la captura de trece policías por estos hechos.
El Juzgado 37 con función de Control de Garantías legalizó la captura de los uniformados. Entre los investigados se encuentran el mayor Óscar Alberto Rojas, el coronel William Eduardo Sánchez Roa, el teniente coronel Carlos Andrés Mora Cerón y el capitán Bruno Yesid Lozano Bohórquez.

Según las autoridades, los oficiales habrían participado en la adulteración de la escena para presuntamente incriminar al docente asesinado.

A los oficiales les imputarán los delitos de alteración de la escena y encubrimiento. Asimismo, a los ocho patrulleros los sindican de homicidio agravado.

Quién es el coronel Sánchez

William Sánchez tiene un largo recorrido en la Policía. Antes de llegar a Cali había sido comandante de la Policía de Caldas, en 2008, y de Vaupés, en 2010.

Coronel William Eduardo Sánchez.

Coronel William Eduardo Sánchez.

Colprensa

En el 2012, asumió el cargo de Comandante del Distrito 1, luego estuvo un tiempo corto en el 3 ( El Lido) y luego en el 4 (Aguablanca). Tras recorrer los diferentes distritos, en los que la Policía está dividida en la capital vallecaucana, el coronel Sánchez fue nombrado como comandante operativo de la Metropolitana.

“Trabajó con el general Hoover Penilla y lograron iniciar la reducción de los homicidios. Él era muy jodido, le tenían miedo y respeto porque eso cuando se presentaba un homicidio ponía a voltear a los patrullas de la zona. Hacía salir a la gente de las estaciones”, relató un policía.

Otro uniformado que trabajó para el coronel Sánchez recordó que muchas veces los operadores del 123 se estresaban cuando tenían que reportarle un homicidio porque él se enojaba. “Era muy exigente, pero le funcionaba y estaba muy pendiente de la parte operativa, de estar haciendo planes constantes, aunque también se preocupaba por darles el descanso a los policías. Los incentivos para los policías que dieran resultados eran sus descansos y él se los respetaba”, agregó.

En el 2015, su jefe, el general Penilla fue designado como comandante de la Metropolitana de Bogotá y lo nombró subcomandante. En la capital del país es reconocido por realizar la ofensiva en el Bronx.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad