“El Gobierno no adelanta negociaciones con las Farc”: Mininterior

“El Gobierno no adelanta negociaciones con las Farc”: Mininterior

Enero 16, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“El Gobierno no adelanta negociaciones con las Farc”: Mininterior

Durante los frustrados diálogos del Caguán aparece Rodrigo Londoño, alias Timochenko (último a la derecha) acompañado de miembros del secretariado de las Farc, como alias Mono Jojoy y Tiro Fijo, ya desaparecidos.

El Ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, negó este domingo que se esté planeando algún tipo de acuerdo secreto con esta guerrilla. ¿Estaría cerca la paz?

En medio de los rumores que se tejían frente a una supuesta negociación secreta entre las Farc y el Gobierno Nacional, el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, descartó ayer esta posibilidad, al sentenciar que “no se está adelantando en este momento algún tipo de negociaciones con ninguna organización”. El titular de la cartera, mediante un comunicado, recordó que el presidente Juan Manuel Santos ha señalado que “en el futuro, cuando las condiciones lo permitan y haya la certeza de que les asiste a las Farc el deseo de desmovilizarse, con hechos ciertos, considerará abrirle paso a este proceso, antes no”.Al expresar su escepticismo sobre la voluntad de paz de esta guerrilla, el Ministro fue enfático al declarar que el Gobierno “no va a caer en la trampa de debilitar las acciones que tienen el propósito de desarticular a ese grupo subversivo”. En los últimos días algunos analistas habían declarado que habían insistentes voces que hablaban de algún tipo de comunicación entre el Gobierno y las Farc, que se habría iniciado, incluso, siendo ‘Cano’ jefe.Fantasma del CaguánLa carta del martes de ‘Timochenko’, máximo jefe de las Farc, al presidente Juan Manuel Santos en la que propone retomar la agenda del Caguán como un primer paso de negociación para reabrir un proceso de paz, sembró de nuevo la esperanza en muchos sectores sobre una eventual salida negociada al conflicto armado en Colombia.No obstante, la respuesta de Santos en su cuenta de Twitter le bajó el tono a esa posibilidad al afirmar que “no queremos más retórica, el país pide hechos claros de paz; que se olviden de un nuevo Caguán”.A decir de algunos analistas, los términos en que está escrita la misiva son diferentes a los que utilizaban sus antecesores, no exigen la liberación de extraditados líderes de la Farc como Simón Trinidad o ‘Sonia’ que hacían improbable abordar un proceso de diálogo, sino que ponen sobre la mesa el examen a una serie de temas de actualidad que resultan más realistas.Así lo hizo notar el mismo ex presidente de la República, Andrés Pastrana Arango, quien señaló que “‘Timochenko’ no lleva dos meses al frente de las Farc y creo que ya ha enviado tres comunicaciones a la opinión pública. Hay un cambio en el lenguaje frente a los comunicados de ‘Tiro Fijo’ o ‘Alfonso Cano’ y ellos reconocen que se avanzó en el proceso del Caguán”.En efecto, en otro tono, esta vez el máximo jefe de las Farc afirma que “nos interesa tratar en una hipotética mesa de conversaciones, de cara al país, las privatizaciones, la desregulación, la libertad absoluta de comercio e inversión, la depredación ambiental, la democracia de mercado, la doctrina militar”.Sin embargo, Pastrana se mostró de acuerdo con la posición de Santos en el sentido de que el Gobierno no se podrá sentar a hablar con ellos “mientras la guerrilla no le haga un gesto a los colombianos y ese gesto es la devolución de todos los secuestrados, todos los soldados, policías y todos los civiles y un gesto adicional que es comenzar a erradicar a través de un acuerdo con el gobierno el secuestro en Colombia y el cese al fuego y de hostilidades".“Estamos de acuerdo en que no más caguanes, fracasamos en la zona de distensión del Caguán, y después de eso lo que nunca debió existir es otra zona de distensión que fue la que el ex presidente Uribe hizo en El Ralito”, dijo Pastrana.Sin embargo, el ex comisionado de Paz Daniel García Peña estimó que es positivo que las Farc insistan en un diálogo, pero consideró que la propuesta “es poco realista en los términos en los que ellos lo plantean”. Para García-Peña, las Farc no parecen ser conscientes de los cambios que se han dado en los últimos diez años, tanto en la situación de la guerra “por los golpes que han sufrido” como en “la pérdida de apoyo y legitimidad política”.El ex comisionado consideró que el Gobierno y las Farc se encuentran en una etapa de “prenegociación”, por lo que “estudiando la teoría de resolución de conflictos, es natural que las partes, pongan sus cartas sobre la mesa de una manera maximalista”.Por otra parte, el ex comisionado Camilo Gómez, llamó la atención en el sentido de que si se van a reiniciar las negociaciones y a retomar la agenda que quedó pendiente en el Caguán, como lo dice ‘Timochenko’ en su comunicado, hay que recordar que las conversaciones quedaron en un compromiso de cese al fuego y suspensión del secuestro.De hecho, Pastrana indicó que “lo que pasó en esa oportunidad (en el Caguán) es que al interior de las Farc había división y cuando se rompe el proceso era cuando se iba sentar en forma definitiva a firmar un acuerdo -creo yo- para erradicar el secuestro en Colombia y avanzar en el tema del cese de hostilidades”. En criterio de otro ex comisionado de paz que pidió no mencionar su nombre, en la hora actual “lo conveniente sería que el gobierno nacional le prestara atención a esas declaraciones (de ‘Timochenko’) que son mucho más serias y más maduras que las declaraciones anteriores, porque plantean una negociación y eso es clave”.La fuente recordó que “en un conflicto complejo que busca la solución, la situación aconseja que cada que hay pronunciamiento de una parte la otra parte debe tratar de aproximarse para buscar acuerdos y entendimientos y el gobierno eso no lo ha hecho y está desechando esa posibilidad, con lo cual está perdiendo los principios y puntos de vista de la negociación”.En contraste hay otras veces escépticas frente al pronunciamiento de las Farc, como la del ex senador Luis Eladio Pérez, quien estuvo secuestrado por ese grupo guerrillero durante siete años.Pérez sostuvo a la agencia AP que “la propuesta de las Farc me parece estúpida, al pensar que el pueblo colombiano va aceptar un nuevo Caguán cuando ni siquiera han liberado a los secuestrados ni mucho menos han planteado la posibilidad de una cesación de hostilidades”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad