El fin de 'los Culimochos', pescadores del Pacífico que se convirtieron en narcos

El fin de 'los Culimochos', pescadores del Pacífico que se convirtieron en narcos

Febrero 12, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El fin de 'los Culimochos', pescadores del Pacífico que se convirtieron en narcos

Pese a haber estado detenido por narcotráfico, Fabio Obando tenía una pistola nueve milímetros y un revólver con salvoconductos, aunque estaban vencidos.

La Policía capturó a 16 personas señaladas de ser los últimos miembros de este clan del Pacífico.

En la década de los 90 ‘los Culimochos’ eran diez familias de pescadores oriundas de los municipios de El Charco e Iscuandé, Nariño. Con la llegada del narcotráfico a la región, los Tolosa, Carabalí, Reina, Salcedo, Portocarrero, Narváez y Obando empezaron a usar sus lanchas para transportar droga. De la mano, primero, de Joaquín Rayo Montaño (detenido en Brasil en el 2006 y cuya relación con el futbolista Freddy Rincón llevó a este último a afrontar líos judiciales en Panamá) y, luego, de Wílber Alirio Varela, alias Jabón, se convirtieron en un clan considerado uno de los mayores transportistas de droga del Pacífico.La semana pasada la Dijín de la Policía realizó una operación en la que capturó a 16 presuntos miembros de esta organización, entre ellos los hermanos Fabio y William Obando González, quienes, según las autoridades, se habían convertido en los jefes de este clan.La investigación empezó hace dos años, tiempo después de que Fabio Obando saliera de la cárcel luego de cumplir una pena por narcotráfico. Este hombre, cuñado del extraditado capo de Buenaventura Wenceslado Caicedo Mosquera, alias W, fue señalado por el CTI de la Fiscalía y la Policía de ser el jefe de seguridad de Caicedo. En el operativo fueron detenidas 16 personas en Bogotá, Cali, Popayán, Jamundí, Buenaventura y Buga.La caída de ‘los Culimochos’Entre el 2003 y el 2004, estas familias se trasladaron desde Nariño hasta Buenaventura, donde consolidaron su emporio. “Trabajaban junto con Wenceslado Caicedo y le transportaban la droga a Wílber Varela del Cartel del Norte del Valle. Incluso mandaban sus propios cargamentos. Cada vez se hicieron más poderosos, pues tenían las rutas por el Pacífico con lanchas rápidas y semisumergibles”, explicó una fuente de la Fiscalía.Al ser detenido Wenceslado Caicedo, en el 2005, ‘los Culimochos’ empezaron a delinquir independientes, pero las autoridades empezaron a tenerlos en la mira. Un informe de la Policía reveló que empezaron a transportar droga con ‘los Comba’ -Javier Antonio y Luis Enrique Calle Serna, capos del Cartel del Norte del Valle y jefes de ‘los Rastrojos’-.Precisamente, en el 2008 las autoridades los sindican de presuntamente haber enviado un semisumergible con 5,8 toneladas de coca, decomisado en Oaxaca, México, el cual había salido desde Cabo Manglares, ubicado en la desembocadura del río Mira, en el Pacífico colombiano. Los operativos contra este clan llevaron tras las rejas a varios de los miembros de las familias Estupiñán y Narváez. Aparte de las capturas, esta organización se enfrentó con ‘los Comba’ porque, según fuentes de inteligencia, le quedaron mal en un cargamento de cocaína. La confrontación se inició en Buenaventura, por los que ‘los Culimochos’, llegaron en el 2009 a Cali, agrega la fuente, y se instalaron en el barrio El Retiro, en el oriente de la ciudad. Precisamente, en ese enfrentamiento ‘los Comba’ ordenaron una masacre cuando se realizaba un entierro en el Cementerio Central. Cinco miembros de la familia Tolosa Carabalí fallecieron y un primo de los Obando resultó herido, en diciembre del 2009.Pero ese sólo fue un capítulo de esa guerra. Los informantes de la Fiscalía y la Policía han revelado que varios de los Narváez fueron desaparecidos. Aunque no ha sido encontrada en la información se referían a una finca en Rozo, donde estaban enterrados los cuerpos de los Narváez, quienes fueron desaparecidos junto con dos exjugadores de fútbol.Con la muerte y captura de la mayoría de los miembros de esta agrupación, los hermanos Obando, informó la Policía, asumieron el control de la agrupación. “Al salir de la cárcel Fabio reagrupó a varios de sus antiguos hombres y retomó las rutas de su cuñado Wenceslado Caicedo”, reveló uno de los investigadores de la Policía.Para sacar la droga del país “primero se habrían aliado con la banda criminal ‘los Rastrojos’ y al mismo tiempo habrían cancelado un porcentaje de dinero a “los Urabeños” para acopiar todos sus cargamentos en el departamento del Chocó, en los municipios de Nuquí y Coquí”, señaló un informe de la Policía.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad