"El Estado llegó tarde a esta zona del Pacífico": Alcaldesa de Quibdó

Noviembre 21, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Laura Marcela Hincapié S. | Enviada Especial al Chocó

"Lo que duele es que esto (secuestro del General) haya ocurrido con una persona que entendió que más allá del combate, de toda esta fuerza militar, era necesario comprometerse con la transformación de la región”: Zulia Mena, alcaldesa de Quibdó

La alcaldesa de Quibdó, Zulia Mena, habla del temor que hay en el corregimiento de Las Mercedes tras el secuestro del general Alzate. Reclama más atención.

Zulia Mena sabe que hoy su municipio es centro de atención en el país. Eso lo confirma cada vez que prende el televisor para ver las noticias o revisa los periódicos y aparece Quibdó escrito con letras mayúsculas. Pero esa atención antes de beneficiar a la capital del Chocó, ha traído un impacto negativo para la comunidad, porque -explica- solo se habla del sitio donde secuestraron al general Rubén Darío Alzate, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Titán, pero las carencias de este pueblo siguen invisibles. El jueves, mientras coordinaba reuniones y atendía llamadas de medios nacionales e internacionales, Zulia Mena habló con El País. Tras el secuestro del general Alzate, en el corregimiento Las Mercedes, de Quibdó, se han incrementado los operativos militares, ¿cómo está la comunidad de esta zona?En estos territorios las comunidades desarrollan sus artes y oficios y viven de lo que les da el río, la selva y así se sostienen. Ellos viven de la pesca, de la agricultura, del aprovechamiento forestal. Pero, debido al secuestro del general Alzate y al impacto que ha generado esta situación, tienen temor y no pueden seguir desarrollando sus actividades normales, entonces hay dificultades en la alimentación y el acceso a otros servicios. En esas visitas que usted ha realizado a la zona, ¿qué temores le han manifestado los habitantes, teniendo en cuenta que de un día para otro pasaron de ser invisibles a convertirse en el centro de atención de todo un país?Exactamente, ahora ellos son el centro de atención y su mayor preocupación es no poder seguir desarrollando sus labores cotidianas y por eso tener que desplazarse, como en 1999, cuando les tocó venir aquí a la capital más de un año; en esa época ellos tuvieron muchos problemas, lo poquito que tenían lo perdieron y eso es algo que todavía tienen en la mente. Entonces, toda esta atención, antes de beneficiarlos, los perjudica...Sí, porque esta comunidad hoy no es foco de atención para que el país conozca todas esas condiciones que necesitan mejorarse con urgencia, sino que siempre se dice lo mismo: esta es la comunidad donde secuestraron al General. Así que todo esto ha traído un impacto negativo.¿Hoy están pasando hambre los habitantes de Las Mercedes?Sí, ellos están aguantando hambre porque no pueden ir a buscar su comida por la presencia militar. ¿Eso quiere decir que el Ejército, con todos estos operativos, los ha puesto en riesgo?En este momento no están directamente dentro del corregimiento Las Mercedes, porque así se lo pedimos al Ejército para que la comunidad no esté en tanto riesgo. ¿Teme que se presente un nuevo desplazamiento?Ellos tienen claro que hasta la última deben resistir en el territorio y por eso las instituciones los estamos apoyando para que puedan permanecer en la zona, esperamos que no se presente ningún desplazamiento.Además de esas dificultades humanitarias, esta comunidad hoy dice sentirse estigmatizada, pues en un comienzo el Ministro de Defensa dijo que los guerrilleros que secuestraron al general Alzate salieron de las casas de Las Mercedes...Sí, cualquier comunidad se molesta con esas declaraciones porque no es gratuito vincular a la población civil de uno y otro lado.¿Fue muy imprudente el Ministro?Sí, esas cosas no se deben decir porque ya se ha demostrado que en este país las comunidades son presas de su situación, porque están en el medio del conflicto. Como Alcaldesa, ¿le duele que hayan tenido que secuestrar a un general del Ejército para que el país se acordara de que existe Quibdó?Sí, realmente eso fue lo que pasó. Pero lo que a mí más me duele es que esto haya ocurrido con una persona que entendió que más allá del combate, de toda esta fuerza militar, era necesario comprometerse con la transformación de la región, por los mismos talentos que hay en la zona, por ese deseo que tiene la gente de salir adelante. El general Alzate recorrió el Chocó muchas veces para conocer por dentro cuál es la situación real. ¿Y lo recorría muchas veces de civil?Sí, él a muchas reuniones acudía de civil porque la población se sentía más cómoda.Pero, ¿no cree que en este caso sí fue imprudente al llegar de civil y sin escoltas a una zona casi que manejada por las Farc?Pues sí se sabe que hay puntos en los que hay una presencia de las Farc muy marcada, pero yo en eso no quisiera meterme. No quisiera decir si hubo imprudencia o no. ¿Qué tan cercana era la relación del general Alzate con la comunidad, porque en Las Mercedes la gente dice que no sabía que él iba para allá y algunos ni siquiera lo conocían?Es que su trabajo era en todo el Chocó. Yo conocí al general Alzate cuando llegó a Quibdó y el Presidente vino y participó en una ceremonia aquí enfrente del río Atrato. Él desde ese momento se involucró con la sociedad civil y tuvo mucha cercanía con las instituciones, para que el Chocó pudiera mejorar su situación de abandono, de olvido, de tantas carencias. Entonces, a través del Departamento se inició el proceso de construcción de una Agenda Integral hasta el 2038, para proyectar el desarrollo del Chocó en diferentes campos, en infraestructura, economía, desarrollo social. Parte de esos planes que lideraba el general Alzate era llevar electricidad a corregimientos de Quibdó, entre esos, Las Mercedes, ¿qué tan avanzado iba ese proyecto?Sí, este es uno de los temas más sensibles, porque hoy hay muchas comunidades que están en las orillas de los ríos que no disfrutan del servicio de energía. Aquí solo están interconectadas, las que están en la carretera, pero más del 70 % de las comunidades no tienen energía. Hoy todavía viven con lámparas de petróleo y velas, entonces eso es muy difícil porque si no hay energía, las posibilidades de desarrollo son más escasas. Por eso se estaba trabajando mucho en ese proyecto. Usted, me imagino, en esta coyuntura ha aprovechado para recordarles a las autoridades locales que en el Chocó, además del secuestro del general y dos de sus acompañantes, hay temas críticos como que en pleno Siglo XXI la comunidad tenga que seguir alumbrando con velas...Sí, yo siempre aprovecho para recordarles eso, porque esas carencias indican que tenemos que seguir trabajando por la paz, para que haya inversión y justicia social. Nosotros no nos podemos sentar a llorar y hacernos las víctimas, sino que tenemos que trabajar para superar esos problemas. Porque no es solo el tema de la energía, también están las dificultades del alcantarillado y de basura. Y si en el casco urbano hay problemas, en la zona rural es peor.Alcaldesa, ¿las Farc están controlando el Chocó?Realmente el Estado llegó tarde a esta zona del Pacífico porque el vacío que había dejado ya estaba copado por otras fuerzas, debido a la situación de abandono. Hoy en este territorio hay presencia no solo de las Farc, sino de otras fuerzas; pero eso no es de ahora ni de hace cuatro o seis años, eso es algo histórico que ha sido conocido en el país. ¿El Estado llegó tarde y, además, lo hizo solo con una presencia militar y no social?En gran parte sí. Por eso hemos tenido tantos desplazamientos. Nosotros tenemos claro que al Chocó hay que ponerle atención para generar más desarrollo y oportunidades de vida. Entonces es cierto que hechos como los que están ocurriendo ahora deben aprovecharse para visibilizar en esta región su desarrollo.Ya se anunció la liberación del general Alzate, del cabo y la abogada que lo acompañaban. Si mañana los dejan en libertad, ¿el Estado y el país se volverán a olvidar de Chocó?El Estado por su misma situación de centralismo abandona muchas regiones, pero nosotros no podemos permitir que se olviden de asumir la responsabilidad que tienen de que nuestra región sea visible.Pero además de la responsabilidad del Estado, también está el compromiso de ustedes como autoridades locales y lo cierto es que la población tampoco ha confiado en esas gestiones por tanta corrupción.En las instituciones públicas hay que tener mucha claridad de lo que se hace porque a veces la política es muy clientelista y en regiones como el Chocó, donde más del 90 % de todo lo que se hace depende del Estado, el manejo se hace muy complejo. Yo tengo claro que la Alcaldía es solo una coyuntura para mi, porque realmente mi trabajo con la comunidad es permanente.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad