"El escepticismo nos ayuda a mantener los pies en la tierra": De la Calle

"El escepticismo nos ayuda a mantener los pies en la tierra": De la Calle

Diciembre 10, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa

El jefe de la delegación del Gobierno Nacional para el proceso de paz con las Farc, Humberto de la Calle.

La afirmación del jefe de la delegación del Gobierno Nacional para el proceso de paz con las Farc fue hecha durante el foro 'Entre Transición y Restauración: Desafíos para la sociedad colombiana en el posconflicto'.

El jefe de la comisión negociadora de paz del Gobierno ante las Farc, Humberto De la Calle, afirmó durante un foro que “el escepticismo es bueno para evitar triunfalismos en el proceso de paz”, pero aclaró que “no se puede dejar que obstaculice la consecución del fin último que es el acuerdo”. Esta afirmación la hizo durante el foro 'Entre Transición y Restauración: Desafíos para la sociedad colombiana en el posconflicto', organizado por el Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría Olózaga y la fundación Konrad Adenauer - KAS. Allí, el jefe negociador recordó a los asistentes que "el acuerdo de paz con las guerrillas es solo el primer paso hacia la construcción de una paz estable y duradera" y que ésta "puede tomar más de una década", por lo que se "necesita el trabajo de todas las instituciones del Estado y de la misma ciudadanía para lograr este objetivo". Tras aclarar que sólo puede hablar de lo que ya se ha mencionado públicamente desde La Habana (Cuba), por respeto a la confidencialidad de la mesa, De la Calle explicó que las víctimas son el eje central de todo lo que se discute con las Farc y que "el Gobierno no está para tenderle la mano al terrorismo sino para buscar que éstas sean reconocidas". Para ello, se necesita un mecanismo de Justicia Transicional el cual –dijo- "no implica en lo más mínimo que haya impunidad ni que ésta sea una versión 'light' de la justicia". Por eso aclaró que aún no se tiene una fórmula perfecta para esto, sino que esto ha sido un proceso en construcción en todos los países donde se ha aplicado. De la Calle también reiteró que la justicia transicional existe para salvaguardar los derechos fundamentales de las víctimas pero priorizando los de víctimas, evitando que el conflicto se perpetúe o que se repitan los hechos victimizantes y expresó que “lo más importante de la justicia transicional es el Nunca Más”. Sobre el primer punto de la agenda, que hablaba sobre la política agraria, De la Calle reconoció el atraso que aún existe en Colombia en ese tema. Según él, “el hecho de que en pleno siglo XXI aún exista una guerrilla con reclamaciones agrícolas muestra el rezago que tenemos en ese tema”. Desafíos de la justicia transicional en ColombiaClara Rojas, directora de la Fundación País Libre, quien fue víctima del secuestro por parte de las Farc, estando cautiva durante siete años, afirmó durante el evento que “más importante que la dejación de armas, es la entrega de las armas”. Según ella, no hay garantías de no repetición “si las Farc se quedan con las armas en el armario y las vuelven a sacar cuando quieran”. Sobre la justicia transicional, Rojas afirma que lo más importante es conocer la verdad de lo que ha ocurrido en el conflicto, especialmente sobre las personas desaparecidas. Según ella, “en todo el mundo, cuando en un conflicto existen desaparecidos, éstos son los más difíciles de encontrar, pues quien los desaparece se encarga de borrar toda huella de su existencia”.Por esta razón, Rojas conminó a los actores armados a que si se convoca una comisión de la verdad, “informen lo que le ha ocurrido a cada una de las personas desaparecidas en el conflicto y, de ser el caso, la ubicación de sus restos mortales”. Otro desafío de la justicia transicional es encontrar la verdad sobre los máximos responsables de los hechos victimizantes. Según la jefe de la dirección de justicia transicional del Ministerio de Justicia, Catalina Díaz, el deseo más frecuente de las víctimas del conflicto es conocer porqué los convirtieron en víctimas. Según ella, “para ellos no importa quién está detrás del arma o quién tiró del gatillo, a ellos les importa es porqué los amenazaron o mataron a sus familiares y quién fue la persona que estuvo detrás de la orden, especialmente cuando existen conexiones políticas”. La directora también señala como desafío el conocimiento de la verdad sobre los crímenes de género en el conflicto, especialmente los que involucran violencia sexual contra las mujeres. Esto es importante según ella, porque “suelen ser esas víctimas silenciosas a las que nadie reconoce y a las que más miedo les da denunciar”. Por último, la directora de Justicia Transicional afirmó que luego de la firma de un acuerdo de paz se debe conformar una comisión de la verdad con énfasis en las regiones, especialmente las más afectadas por el conflicto armado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad