El comercio, otra posible víctima de la paranoia que sufren los caleños

Abril 16, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
El comercio, otra posible víctima de la paranoia que sufren los caleños

El comandante de la Tercera División del Ejército (izq.) y el comandante de la Policía Valle escucharon a los comerciantes esta semana.

Para comerciantes, taxistas, dueños de restaurantes, bares y discotecas la inseguridad los tiene tiene semiparalizados desde hace algunos meses por cuenta del aumento de la violencia en la ciudad.

El miedo cuesta. Y no es una metáfora: de verdad cuesta, a veces dinero. Para comerciantes, taxistas, dueños de restaurantes, bares y discotecas esa paranoia que tiene semiparalizados a muchos caleños desde hace algunos meses por cuenta del aumento de la violencia en la ciudad significa menos ventas, menos clientes y, desde luego menos dinero. Si bien Alejandro Vásquez, presidente de la Asociación de Establecimientos Nocturnos de Diversión, Asonod, dice que no hay una baja sustancial en el número de clientes, sí habla de alarma entre quienes frecuentan establecimientos nocturnos, que han manifestado que no quieren ir a algunas zonas del sur y norte de la ciudad porque supuestamente, bandas organizadas, dotadas con armas largas, realizan robos masivos.Un sondeo realizado por El País.com, en el que se le preguntó a los caleños qué hábitos han cambiado por miedo (ver gráfico superior) y que fue respondido por 1.400 personas, indicó que un 28% de los consultados ha dejado de ir a sitios de rumba por temer que algo les pueda suceder en la noche. Las cifras del Observatorio Social del Municipio, sin embargo, demuestran que la mayor cantidad de hurtos y homicidios que se presentaron entre enero y marzo del 2011 fueron en horas de la tarde (41%). Los hechos violentos de la noche sumaron un 21%.Vásquez hace una reflexión: no hay suficiente pie de fuerza en las noches y las madrugadas, horarios en los que hay personas en las calles. Eso también genera una sensación de inseguridad que se ve reflejada en las cajas registradoras. Él teme que de continuar esta situación de miedo generalizado, los 20.000 empleos directos que genera el comercio nocturno se puedan ver afectados en el corto plazo. Para la presidenta de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, Rosa Jaluf de Castro, la paranoia también ha puesto en jaque a comerciantes diurnos. “Muchos dueños de establecimientos han dicho que sufren el acoso de los ladrones y que cuando los clientes se dan cuenta de eso no quieren volver, aunque se haya tratado de casos aislados. Es necesario que las autoridades refuercen la vigilancia porque no es lo mismo que a un negocio lo vigile un guarda con un bolillo a que lo cuide un policía con años de experiencia”.Las palabras de Rosa Jaluf son reforzadas por Jorge Escalante, dueño de un restaurante en Granada y representante de Paseo Granada, que aglutina algunos de los establecimientos gastronómicos de esa zona. Escalante afirma que el miedo de los caleños se ha generalizado a tal punto que, sólo el sábado pasado, su clientela se disminuyó un 50%, algo que no le había ocurrido en más de tres años. ¿Qué pasó ese día? ¿Qué rumor corrió en la calle?El comerciante dice que no se pueden ignorar los casos de inseguridad en la ciudad pero insiste en que la situación, desde su perspectiva, no ha empeorado al nivel que muchas personas quieren verlo.“Han ocurrido cosas, pero es más la paranoia que lo que en realidad ocurre. Hay varios correos y mensajes de BlackBerry que hablan de atracos masivos en Granada que nunca ocurrieron y eso aterra a la gente que cree que está en una zona de guerra cuando no es cierto”.Sin embargo, Martha Peña, presidenta de la Junta Administradora Local de Granada, dice que la comuna 2, de la que hace parte ese barrio, se ha convertido en un foco de acción de los delincuentes debido a la falta de presencia policial. Ella explica que desde diciembre el número de uniformados adscritos a esa zona, que se compone de 27 barrios con 118.000 habitantes, es de 33: 40 menos que el año anterior. “No es posible que un sector que tiene zonas bancarias, gastronómicas, comerciales, la Terminal de Transporte y el CAM no tenga atención suficiente. La capacidad de reacción de las autoridades es casi nula”, afirmó la líder comunal.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad