El Catatumbo, el refugio de la hoja de coca en Colombia

Agosto 24, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
El Catatumbo, el refugio de la hoja de coca en Colombia

Un total de 4.516 hectáreas de hoja de coca detectó el año pasado la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) en Norte de Santander. Según las autoridades, los cultivos serían responsabilidad de alias Megateo.

El año pasado los cultivos ilícitos en Norte de Santander crecieron un 29%. Campesinos se oponen a la erradicación.

Desde el infinito y por entre las nubes, los ojos de los satélites dejaron al descubierto que Norte de Santander, el Catatumbo y Tibú siguen manchados por el verde intenso de la hoja de coca. Un total de 4.516 hectáreas cubiertas con ese cultivo ilícito en el departamento fueron detectadas el año pasado, como lo estableció el censo dado a conocer por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc). En Colombia, la densidad alcanzó las 47.790 hectáreas, con una disminución del 25% frente a 2011, cuando ese ‘mar verde’ cubría 63.763 hectáreas. Norte de Santander se alzó con varios ‘títulos’ nada honrosos en esta competencia cocalera: figura entre los tres departamentos que en 2012 registraron un aumento en el área coquera. El primero en esa lista es Chocó, con el 37%, al saltar de 2.511 hectáreas en 2011 a 3.429 en 2012. La ‘medalla de plata’ se la colgó el territorio nortesantandereano con un crecimiento del 29% (1.026 hectáreas), pues en 2011 la zona en que estaba la mata medía 3.490 hectáreas. El podio lo cerró Caquetá, al sumar 11% de elevación en la extensión sembrada, que en 2011 fue de 3.327 hectáreas y en 2012 pasó a 3.695. Las frías estadísticas, producto de los sondeos satelitales, concuerdan con la candente realidad que viven los campesinos que pueblan las zonas rurales de municipios del Catatumbo. La Fundación Progresar, en un análisis denominado ‘El Catatumbo entre la guerra, la coca y la pobreza’, recordó la marcha de 1996, cuando cerca de 20.000 campesinos -dedicados en su mayoría a los cultivos de hoja de coca- llegaron hasta Cúcuta, provenientes de Tibú, El Tarra, Convención y Teorama. 17 años después se registró el paro campesino del Catatumbo.En ese lugar de la geografía colombiana, en límites con Venezuela y bañado por el río del mismo nombre, los sembradíos arrojan cuatro cosechas anuales, según contaron los cultivadores. En este aspecto del ciclo de productividad la región catatumbera es sexta, pues en la Orinoquía se recogen 6,2 veces, en Meta-Guaviare hay 5,4 cosechas en los doce meses, en la zona central es de 4,5 y en la Amazonía y Putumayo-Caquetá las tierras producen 4,1 veces anuales. Precisamente, en lugares como Trocha Ganadera, Mica Pela, Monte Adentro, Guadalupe, La India y La Gorgona, en la zona rural de La Gabarra (Tibú) los labriegos no han permitido que los erradicadores tumben las matas de coca. “No vamos a permitir que nos quiten lo que nos está dando de comer, sin que nos den otras alternativas”, dijeron varios campesinos. Por lo que se extrae de los datos de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Norte de Santander quedó como el tercer productor en Colombia de esta hoja que en el país se vende, en promedio, a $2.589 el kilogramo. Según la evaluación que incluyó cifras de fuentes como la Policía Nacional, en 2006 en esta región fronteriza las hectáreas cultivadas eran 488, al año siguiente se multiplicó hasta alcanzar las 1.946, continuando con la tendencia ascendente en 2008 y 2009. En 2010 cayó casi a la mitad pero desde 2011 volvió a moverse a alta velocidad el crecimiento. Lo sucedido el año pasado en territorio nortesantandereano, cuando las hectáreas con hoja de coca alcanzaron las 4.516, para la Onodc significa un crecimiento equivalente “a nueve veces las hectáreas registradas en 2006”. De acuerdo con la evaluación del organismo mundial, Norte de Santander no escapa al hecho de que la mancha coquera cruzó los parques naturales llegando a tener 3.379 hectáreas. El informe revela que en el Catatumbo-Bari se detectaron, al finalizar el año pasado, 155 hectáreas con cultivos de hoja de coca.Hace poco la Policía Metropolitana dijo que hay una alianza entre las Farc, el ELN, el EPL, Megateo y las bandas criminales para manejar el negocio de la droga en Norte de Santander, desde cultivos, producción y comercialización.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad