El caso de Hanier Hurtado revive el 'calvario' de los desaparecidos en Cali

Noviembre 10, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El caso de Hanier Hurtado revive el 'calvario' de los desaparecidos en Cali

Hanier Hurtado desapareció el pasado 30 de octubre al sur de Cali.

Ya se completan once días desde la desaparición del joven estudiante de sexto semestre de medicina en la Universidad del Valle de Cali. También buscan a Jesús Duque.

El domingo 30 de octubre del 2016 es una fecha que martiriza a la familia Hurtado. Aquel día, Hanier, de 24 años, compartió un almuerzo con sus padres en Palmira, luego viajó hacia Cali, guardó su moto en el apartamento donde vive con unas amigas y salió a eso de las 11 p.m., pero nunca regresó. Simplemente desapareció.

El joven estudiante de sexto semestre de medicina en la Universidad del Valle de Cali y miembro del movimiento político Marcha Patriótica, fue visto por última vez en la Calle 6 con 35, Avenida Roosevelt. Minutos antes de su desaparición, Hanier le entregó varias cartas a una de sus amigas donde relataba que estaba siendo víctima de amenazas y atentados, según cuenta su familia. 

“Él había tenido un accidente hace un mes y en una de esas cartas dice que ese hecho fue provocado por alguien. También explica que estaba bajo amenazas”, afirma Jairo Hurtado, padre de Hanier, quien agrega que el joven nunca contó en su casa lo que le estaba ocurriendo.  

Lea también: ¿Por qué en Cali se desaparece una persona todos los días?

“Nos enteramos que le estaba pasando eso ya cuando desapareció. Estamos viviendo un calvario por esta situación; tuve que dejar mi trabajo para iniciar  la búsqueda de mi hijo, y todo esto representa más problemas porque no tenemos la mejor condición económica para aportar a su hallazgo”, agrega Jairo.

[[nid:592682;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/11/desaparecidos_valle.jpg;full;{}]]

Las tres compañeras con las que Hanier compartía apartamento en el barrio San Fernando tampoco saben por qué el joven salió a esa hora, ni cuál era su rumbo. “Hemos solicitado a las autoridades que nos dejen ver las cámaras de los alrededores para conocer si alguien lo estaba esperando o él caminaba solo”, explica Leonardo Moreno Arroyo, tío de Hanier.

“Él es un muchacho  tranquilo, no le gusta salir de rumba, ni nada de esas cosas. Es muy introvertido”, añade Leonardo. 

Los familiares de Hanier presumen que su desaparición puede estar asociada con temas políticos, porque el joven además de pertenecer a Marcha Patriótica, hace parte de la Federación de Estudiantes Universitarios. 

Aunque las autoridades anunciaron planes de búsqueda para dar con el paradero del joven universitario, advirtieron que el número de desaparecidos en el Valle del Cauca es alto y no hay capacidad para dedicarse a un caso en especial. 

De acuerdo con el Sistema de Información Red de Desaparecidos y Cadáveres en el Valle del Cauca hay registro de 10.424 desapariciones, de las cuales 2051 personas han aparecido  vivas y 680 muertas.

Esa entidad también desvela que de la suma de desaparecidos en el Valle, 8032 son  hombres y 2392, mujeres. En Colombia, de  19.415 desapariciones registradas desde el año 2012 hasta hoy, 11540 son de hombres y 7875 de mujeres.

La Personería de Cali señala que anualmente se presentan en la ciudad entre 401 y 420 reportes por desapariciones.

También buscan a Jesús Duque 

Desde el 19 de septiembre la familia de Jesús Duque de 55 años,  lo busca en todos los rincones de Cali. Este fabricante de zapatos habría salido de su casa a entregar un pedido de calzado al barrio Antonio Nariño. 

En ese lugar fue la última que lo vieron hacia las 6:20 p.m. Quien tenga información, puede comunicarse al 3175646667. 

Sin noticias

En la gran mayoría de casos de desapariciones de personas en Colombia, los  familiares y las autoridades no logran finalmente qué fue lo  que aconteció. En Cali, dos historias muestran cómo una persona desaparece sin dejar rastro alguno.  El primero se remonta al jueves 17 de febrero del 2011, cuando la ambientalista  Sandra Viviana Cuéllar, salió a la recta Cali - Palmira a la altura del barrio Floralia para abordar un bus intermunicipal con destino a la Villa de las Palmas para reunirse con un docente de la Universidad Nacional. Desde ese día su familia no la volvió a ver. La joven apasionada por la naturaleza y las luchas ambientales nunca regresó a su casa. El segundo caso ocurrió el 4 de marzo de este año, con  María Teresa Valdés Tróchez, funcionaria de la Secretaría de Hacienda de Cali y antigua jefe de archivo de Sicali. La desaparición de esta mujer, según sus familiares, se produjo en un viaje que ella tenía programado hacia Popayán. María Teresa tampoco retornó a su hogar. 
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad