El asesino de Yuri Vanesa López la maltrató durante un año por celos

Abril 11, 2017 - 04:03 p.m. Por:
Redacción de El País 
Feminicidio en Cali

Yuri Vanesa López Quijano trabajaba en una empresa de telefonía celular en Cali. En ese sitio conoció al hombre que acabó con su vida. 

Foto: cortesía para El País

La muerte de Yuri Vanesa López Quijano, a manos de su expareja sentimental el domingo pasado en Cali, es una cifra más en la lista de feminicidios en el país. Para su familia, en cambio, es una situación difícil de creer. 

Ese domingo, 9 de abril, la mujer de 29 años salió de su casa con ropa deportiva y se despidió de toda su familia. El último mensaje de Yuri que ellos escucharon fue: "Voy a la ciclovía, no me demoro". 

Pero la verdad no fue esa, no solo se demoró en llegar, sino que nunca regresó. Ese mismo día en la tarde, Rodrigo Camacho Barrios decidió atacarla a puñal hasta causarle la muerte. La razón parece calcada de otros casos similares: el hombre simplemente arremetió contra Yuri porque ella le había manifestado no querer seguir con él. 

El crimen fue reportado por la Policía a las 4:36 p.m. de ese fatídico domingo a la familia López Quijano, que llegó hasta la Calle 39 número 20-17 del barrio Atanasio Giradot, oriente de Cali, donde reposaba el cuerpo de Yuri. En ese lugar residía el agresor, quien luego de acabar con la vida de esta mujer huyó y luego llamó a las autoridades para reportar el hecho. 

"Yuri conoció a ese tipo en el trabajo, duraron un año de novios, pero ella le terminó porque él era muy celoso. Luego volvieron y se fueron a vivir juntos, pero ella volvió a dejarlo porque comenzó a pegarle y amenazarla de muerte", dijo Martha López, tía de la víctima. 

Desde esa separación, según los familiares de Yuri, ella no volvió con él; por el contrario, lo denunció ante la Fiscalía por maltrato. Nada de esto bastó, López Quijano continúo su persecución hasta el domingo cuando cumplió todas sus amenazas. 

El denuncio de Yuri, de quien se sabe trabajaba en una empresa de celulares y no tenía hijos, quedó archivado en el largo expediente que hay en la Fiscalía de Cali por casos similares de violencia intrafamiliar. 

Y es que según cifras del ente investigador, mensualmente en Cali se interponen alrededor de 420 denuncias por maltrato intrafamiliar, aunque muchas de ellas son retiradas a los días por las mismas personas que las ponen. 

Según la Fiscalía, en el Distrito de Aguablanca se realizan la mayoría de capturas por estos casos. En estos primeros cuatro meses del 2017, en Cali se han efectuado 28 aprehensiones por violencia contra la mujer, tan solo cinco de los asegurados purgan una condena en la cárcel. 

En el caso del atacante de Yuri, el Juez 27 Penal Municipal de control de garantías de Cali le dictó, este martes, medida de aseguramiento en establecimiento carcelario. 

El hombre podría enfrentar una condena de 41 años, según lo estipulado en la Ley 1761 del 2015 y ratificado en junio del 2016, donde se reglamenta que "quien causare la muerte a una mujer, por su condición de ser mujer o por motivos de su identidad de género incurrirá en prisión de 250 meses a 500".

Aunque la Ley ya empezó a actuar y, muy probablemente, el agresor, de 41 años, pase décadas en la cárcel, para la familia de Yuri nada de eso es suficiente y tratan de encontrarle una explicación a este feminicidio. 

"No entendemos ella cómo terminó en la casa de él. Seguramente se la llevó con engaños o la amenazó porque esa era su costumbre", agregó Martha. 

Por su parte, Carolina Quijano, asesora para la Equidad de Género de la Alcaldía de Cali , explicó que este tipo de hechos se presentan porque "en esta sociedad hay una tendencia a cosificar a la mujer, es decir que es tratada como un objeto y por ende tiene un dueño". 

De igual manera, complementó que antes de llegar al feminicidio, la violencia contra la mujer pasa por una etapas, que tienen como inicio el maltrato sicológico. 

"En lo que va corrido de este año hemos atendido 150 casos para procesos de atención desde las áreas sicosocial y jurídica. Además de eso, entendiendo que hay un tema cultura que incide en la violencia contra la mujer, en la Casa Matria -lugar donde se les hace seguimiento a mujeres maltratadas- tenemos unos equipos de empoderamiento económico y judicial para atender estos requerimiento", agregó. 

La familia de Yuri, luchará porque la condena de Rodrigo Camacho Barrios sea ejemplar y el asesinato de esta mujer no repose en los archivos de los juzgados como sí lo hacen alrededor de 27 feminicidios, ocurridos en Cali en los últimos 16 meses. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad