El amor y el fútbol fueron los talones de Aquiles de ‘El Indio’

Junio 09, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa
El amor  y  el fútbol fueron los talones de Aquiles de ‘El Indio’

A alias 'El Indio' lo recuerda el país porque su nombre se vio vinculado al del exdirector de fiscalías de Antioquia Guillermo León Valencia Cossio, quien retiró al delincuente de una lista de los más buscados por la justicia.

El capo fue capturado cuando llegaba a Brasil con su novia, una modelo paisa. Historia de un hombre que evadió por años a la justicia.

John Freddy Manco Torres, alias El Indio, es un hombre curtido en el mundo del hampa. A sus 39 años de edad ya ha sido miembro de primera línea en algunas de las estructuras delincuenciales más poderosas del país.Su nombre ha sonado en los últimos días porque su captura en Brasil fue noticia mundial: no solo había logrado evadir el cerco de las autoridades por años, sino que se daba una vida de lujos en Europa, mientras sostenía una relación sentimental con una despampanante modelo de 22 años llamada Sara Builes.Su vida tranquila en España llegó al punto en el que vivía en Pozuelo de Alarcón, una de las zonas más lujosas de Madrid, el mismo condominio que habita la figura del fútbol y estrella del Real Madrid Cristiano Ronaldo.Allí, dicen los investigadores de la Policía que le siguieron los pasos desde el 2011, cuando fue visitado por su novia Sara en dos ocasiones. “Los seguimientos los empezamos hace dos años y cuando los iniciamos ellos ya eran novios. Tenían una relación estable”, explicó una fuente de la Policía.Entonces, los investigadores empezaron a seguirle la pista a Sara, reconocida modelo paisa de pasarela y de campañas publicitarias y, en el año 2009, candidata al Reinado de Antioquia. Fuentes de inteligencia, aseguran que en el tiempo de su relación viajaron juntos a Venecia, Roma y París, entre otros destinos. El 22 de mayo pasado, Sara salió de Colombia rumbo a Madrid, donde se encontraba ‘El Indio’.Allí se hospedó en la lujosa vivienda del condominio de Pozuelo de Alarcón y nueve días después partieron rumbo a Brasil. Viajaron en primera clase para ver un partido entre las selecciones de fútbol de Inglaterra y Brasil durante la inaguración del estadio de Maracaná de Río de Janeiro. El partido sería el 2 de junio, pero la captura de El Indio se dio el 31 de mayo, dos días antes del juego.Miembros de la Policía brasilera, alertados por la Interpol colombiana, lo esperaron en el aeropuerto de Río de Janeiro. Los videos del aeropuerto muestran como descienden juntos del avión, él llevando las maletas.En el mismo aeropuerto, Manco Torres fue detenido y se espera que sea deportado a este país. En el momento de su captura llevaba consigo 40.000 dólares. Sin embargo, en ese momento Sara negó tener alguna relación con él y explicó que se encontraban en el mismo avión por casualidad. Horas después, ella fue deportada a Colombia. Una larga historia delincuencialLas autoridades colombianas vinculan a alias El Indio con el grupo ilegal Héroes de Castaño, una derivación de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, que fueran comandadas por Daniel Rendón Herrera, alias Don Mario.Según los datos de la Policía Nacional, ‘El Indio’ llegó a ser uno de los hombres más cercanos a ‘Don Mario’ y durante un buen tiempo fue el testaferro del exparamilitar Jesús Ignacio Roldán Pérez, alias Monoleche.Mientras estuvo asociado a ‘Don Mario’ y ‘Monoleche’, Manco Torres participó en la guerra que emprendieron los grupos de autodefensas en contra de la guerrilla en la zona de Urabá.Según las informaciones recolectadas por las autoridades, ‘El Indio’, al lado del ejército paramilitar conformado por las hoy desmanteladas AUC actuó en las selvas y llanuras de Chocó, Antioquia y Córdoba en una guerra que dejó cientos de muertos y desaparecidos, además de numerosas poblaciones desplazadas. Durante el tiempo que perteneció a las AUC, según las autoridades, participó en el asesinato del militante de la Unión Patriótica (UP) Marco Aurelio Osorio.Y se desmovilizó con este grupo el 12 de septiembre de 2006 en el municipio de Unguía.Además de tener una larga carrera criminal, es un hombre que se ha relacionado con pesos pesados del mundo del narcotráfico y el paramilitarismo. No solo fue cercano a ‘Don Mario’ y ‘Monoleche’, tuvo vínculos con su primo Camilo Torres Martínez, alias Fritanga, quien hoy se encuentra extraditado en Estados Unidos‘El Indio’ tenía además una estrecha amistad con Erickson Vargas Cardona, alias Sebastián, que era el cabecilla de la ‘Oficina de Envigado’ y encargado del microtráfico en el Valle de Aburrá.El poder económico de este hombre llegó al punto que logró que su nombre fuera borrado del organigrama de las bandas criminales en Antioquia.Esto lo habría hecho con la ayuda del exdirector de Fiscalías Guillermo León Valencia Cossio, condenado a 15 años de prisión y de Felipe Sierra, un empresario que también fue condenado por sus nexos con paramilitares.Precisamente esa presunta relación entre ‘El Indio’, Valencia Cossio y Felipe Sierra y su sonada colaboración para delinquir, fue lo que puso al capo en los titulares de la prensa nacional entre 2007 y 2008 y lo hizo un objetivo de alta prioridad para las autoridades.Cuando ‘El Indio’ trabajaba de cerca con ‘Don Mario’ ya era una pieza clave a neutralizar para lograr el desmantelamiento de la estructura criminal de la que era uno de los cabecillas. Pero, luego de su extraña desaparición del organigrama de ‘Don Mario’, orquestada por Valencia Cossio, la persecución en su contra se intensificó.Y de hecho fue detenido, pero en 2008 quedó en libertad y desapareció. Igual que un ilusionista, desvió la atención de las autoridades cambiando su nombre. Salió de Colombia hacia Panamá. Allí consiguió un pasaporte y una visa para ingresar a Europa. Fue entonces cuando se dedicó a vivir una vida de lujos hasta que el fútbol y el amor lo llevaron a la cárcel.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad