Ejército reitera que en la Operación Camaleón no hubo bajas en ningún bando

Junio 25, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

El suboficial Edward Milciades Guzmán, quien falleció en Neiva, no hizo parte del comando que realizó la operación, sino del anillo de seguridad que se estableció después para cercar a los guerrilleros de las Farc. Fue víctima de un francotirador de la guerrilla, en un río del Guaviare.

El Comandante de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla de León, reiteró este viernes que en la operación ‘Camaleón’, donde fueron rescatados el general Luis Mendieta, el coronel Enrique Murillo y el sargento Arbey Delgado secuestrados por las Farc hace 12 años, no murió ningún miembro de las Fuerzas Armadas."Eso no es cierto, no murió nadie en la operación ‘Camaleón’, ni por parte de las Farc, que nosotros tengamos conocimiento, y por supuesto tampoco en las Fuerzas Armadas" , aseguró el general Padilla.El militar fallecido es cabo tercero Edward Milciades Guzmán Barón, quien murió al ser atacado por un francotirador de las Farc en San José del Guaviare. El uniformado de la Infantería de Marina integró uno de los anillos de seguridad de la Operación Camaleón, pero no hizo parte del operativo de inteligencia. El cuerpo era velado ayer en su casa de Neiva.La muerte del uniformado se produjo cuando se transportaba con sus compañeros en una ‘piraña’ por las aguas del río en San José del Guaviare, el jueves 17 de junio.El cabo Edward Milciades Guzmán Barón fue herido de un balazo en la cabeza. "Tenía un tiro en el ojo y le salió atrás de la cabeza" , dijo su madre Evita Guzmán en medio del llanto.Según familiares, el uniformado participó con sus compañeros en uno de los anillos de seguridad para que el comando especial rescatara a los uniformados en la operación ‘Camaleón’. "Los mandaron a cuidar la zona para encerrar a los guerrilleros que estaban en el campamento con los secuestrados y que huyeron" , manifestó su hermano Esteban.Guzmán, de 29 años y 11 de ellos en la Infantería de Marina, fue trasladado al Hospital de Villavicencio, donde murió en la madrugada del miércoles anterior. "Me dejaron entrar a la UCI, lo encontré entubado" , señaló Evita, quien viajó el pasado viernes, una vez le dijeron que su hijo estaba herido.Recordó que la última vez que habló con el militar fue un día antes de la Operación Camaleón. "El jueves me llamó, estuvimos hablando y me dijo que no me volvía a llamar porque lo sacaban para una parte lejos. Estaba tranquilo. La más reciente visita de Edward a la casa, en el barrio Guillermo Liévano de la Comuna Ocho, fue el pasado mayo. En esa época dos hombres a bordo de una motocicleta atentaron contra el uniformado que se encontraba sentado en el taxi de su hermano frente a la vivienda. " Le dispararon de frente, gracias a Dios logró esquivar el tiro. Estaba con la familia", indicó Esteban.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad