Ecuatoriano que escapó del secuestro atribuye al ELN la muerte de su padre

Septiembre 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | EFE

Un integrante de esa guerrilla escapó de su campamento con Orlando Sigifredo Ibarra Sarmiento, un ciudadano ecuatoriano que había sido secuestrado el 2 de agosto del 2010 en Ipiales.

Este lunes llegó a Bogotá el ciudadano ecuatoriano Orlando Sigifredo Ibarra Sarmiento, que estaba secuestrado desde hace más de dos años por el ELN y recobró la libertad luego de que uno de los guerrilleros que lo custodiaba entró en contacto con unidades de la Armada Nacional.De acuerdo con las primeras informaciones entregadas por Ibarra Sarmiento, un administrador de empresas de 39 años de edad que se encontraba radicado en Colombia desde hace 10 años, su secuestro fue en Ipiales el 2 de agosto de 2010."A la oficina donde yo trabajo llegaron cuatro o cinco tipos encapuchados. Y ahí estaba la camioneta. Fue en cuestión de segundos", recordó. Sarmiento contó que este domingo por la mañana, cuando comenzaban otra marcha rutinaria de un campamento a otro, uno de los guerrilleros que lo cuidaban le hizo la propuesta de fugarse. "Comenzamos a marchar y salió primero un compañero, un enviado de Dios. Íbamos avanzando y avanzando y el resto de tropa (guerrilleros) venía atrás. Y él me dijo: ‘Hermano, ¿usted quiere irse para su casa?’ Yo le dije: ‘Hermano, no me mame gallo, porque usted no lo va a hacer. Usted viene atrás, ¿cómo lo va a hacer?’", dijo el liberado.En seguida, el guerrillero le dijo: "Hermano, hagámosle ahorita", y comenzó a cargar el equipo. "En ese momento, comenzamos a caminar y caminar, hasta llegar a un lugar donde hay señal, porque el hombre cargaba celular, y nos comunicamos al celular que la Armada tiene por Radio Marina en Nariño, una señal que es muy buena que hace llegar hasta los guerrilleros, y en este caso me sirvió a mí porque yo me sabía el número".De acuerdo con el ciudadano ecuatoriano, inmediatamente después de marcar al número llegó la Armada conjuntamente con el Ejército. El encuentro se produjo en la vereda El Tigre, del municipio de Samaniego, Nariño. "Estoy muy agradecido con ellos y con el Ministro de Defensa y, cómo no, con el señor Presidente de la República de Colombia también", dijo emocionado, tras su arribo a las instalaciones del Grupo Aéreo de Transporte y Apoyo Fluvial, en Bogotá.También contó que esa guerrilla asesinó a su padre luego de pagar por el rescate. "Me secuestraron por dinero. A mi padre lo asesinaron el 31 de enero de 2012 luego de que pagó el rescate. Luego siguieron pidiendo más dinero. Esa una gente muy ambiciosa, no por la lucha de los pobres, sino por el dinero", aseveró.La noticia de la muerte de su papá la escuchó el 1 de febrero en una radio ecuatoriana, que sintonizó en ese momento. En total, Ibarra Sarmiento permaneció 770 días secuestrado, y lo movilizaron durante todo ese tiempo por los municipios de Samaniego, Barbacoas y Ricaurte, en Nariño."Durante ese tiempo pude ver la injusticia que cometen los del ELN con los campesinos. Es una injusticia que es muy lastimoso verla. Uno, como ser humano y como hermanos que somos todos, se siente un poco triste, muy apenado. Y a la vez muy feliz porque Dios siempre estuvo conmigo lo 770 días", agregó."El trato fue como a cualquier campesino. Gracias a Dios, yo tuve la oportunidad también de experimentar con mi papá, porque nosotros nacimos en un hogar humilde. El trato, gracias a Dios, a mí no me afectó. Obviamente es encadenado los primeros días, hasta el 5 de julio de 2012. Me iba ganando la confianza de los muchachos y yo era ya como un más de ello", recordó.También dio detalles sobre su encadenamiento: "Los primeros 48 días eran 24 horas. Para bañarme, encadenado; para ir a la higiene, encadenado. Luego ya fue solo en la noche, y luego era cuando salían los mandos que estaban allá. De junio de 2012 para acá ya no me encadenaron, porque estábamos caminando permanente. Cada tres o cuatro días nos movilizábamos hasta tres y diez horas”."Me facilitaron un radio donde podía escuchar los noticieros, tenía unos cuadernos y unos libros, y lo más importante: la sagrada Biblia que logré conseguir, una viejita que estaba botada en un campamento", concluyó Ibarra Sarmiento.El escapeLa Armada Nacional explicó que la puesta en libertad de este extranjero se logró luego de que un integrante del grupo insurgente aceptó la propuesta que le hicieron miembros de esta fuerza, para que facilitara la fuga de Ibarra y se presentará con él ante las tropas.El guerrillero, cuya identidad no ha sido facilitada, accedió al plan y escapó con el secuestrado el domingo por la mañana, agregó la fuente, que indicó que ambos caminaron hasta encontrar un contingente de la infantería de marina. El subversivo entregó a las autoridades un fusil AK-47, cuatro proveedores calibre 7.62, 105 proyectiles del mismo calibre, una granada de mano y una mina antipersonal con 250 gramos de explosivo R1.Las autoridades no informaron de la suma de dinero que los insurgentes exigían como rescate por la puesta en libertad de Ibarra, quien en unas declaraciones previas a la prensa dijo que el soldado le preguntó que si quería escapar del cautiverio y le ofreció ayuda.Canciller de Ecuador espera regreso a Ecuador de ciudadano liberadoEl canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, dijo que espera que Orlando Sigifredo Ibarra Sarmiento sea trasladado lo "más pronto posible" a su país, tras dos años de secuestro en Colombia.Patiño dijo este lunes a la prensa que "la muy buena noticia" sobre Ibarra se la dio a conocer ayer su colega colombiana, María ngela Holguín. "Esto nos llenó de mucha satisfacción, era una angustia que vivía la familia, el Ecuador también, por lo que estaba viviendo este ciudadano ecuatoriano", comentó el titular de la diplomacia ecuatoriana.Señaló que esperan que Ibarra sea entregado al embajador para que "inmediatamente pueda venir a Ecuador" y apuntó que se le darán las facilidades necesarias, entre ellas, atención médica y la posibilidad de un pronto reencuentro con su familia. "Trataremos de que lo más pronto posible esté acá en nuestro país", reiteró el canciller al agradecer al Gobierno colombiano por entregar a Ibarra.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad