Dos policías murieron en emboscada del ELN en el Cauca

Mayo 05, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Popayán

Los guerrilleros atacaron a los uniformados y les quitaron sus pertenencias.

Dos agentes de la Policía Nacional, adcritos al municipio de Santa Rosa, en la Baja Botacaucana, perecieron en una emboscada de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional, ELN, cuando se movilizaban en una motocicleta por una carretera de Bolívar, al sur del Cauca.El patrullero Pedro Felipe Ríos Higuita, de 21 años, y el subintendente Jefferson Yepez Higuita, de 19, recibieron disparos de revólver y fusil en distintas partes partes del cuerpo y fallecieron cuando eran llevados al hospital de Bolívar.El coronel Edgar Aparicio Joya, subcomandante de la Policía Cauca, reportó que los subversivos les hurtaron a los uniformados una remesa en dinero que ellos llevaban para Santa Rosa.Los cadáveres fueron remitidos a la morgue de Bolívar, donde luego de practicada la necropsia de rigor les fueron entregados a los familiares que los sepultarán en la ciudad de Manizales de donde eran oriundos.Hostigmiento y combates en InzáDe otra parte, momentos de pánico vivieron durante tres horas y media los habitantes del corregimiento de San Andrés de Pisimbalá, al oriente del departamento donde en la tarde del miércoles y parte de la madrugada del jueves, se registró un hostigamiento de subversivos del Sexto Frente de las Farc, pero luego se presentó un combate con el Ejército en la salida hacia la cabecera municipal de Inzá, desconociéndose si hubo muertos o heridos.En el territorio se vive un clima de terror desde febrero del año pasado, luego de que las autoridades indígenas determinaron tomarse el colegio agrícola una vez que el Gobierno Nacional los autorizó para el manejo de la educación.El jueves, en la misma zona, un funcionario de una empresa de ingenieros que trabaja en la pavimentación de la carretera entre La Plata, en el Huila y Totoró, en el Cauca, fue asesinado al parecer por milicianos de la guerrilla.Néstor Estrada Vallejo, de 35 años, natural de La Peña, Nariño, recibió tres impactos de arma de fuego en el rostro y cuatro en el pecho, porque se habría negado a suministrar les el nombre y el paradero del ingeniero residente del proyecto.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad